avatar_default

Enlace Judío México e Israel.- A fin de reactivar la economía, el gobierno recorta permanentemente los aranceles sobre ciertos productos y prolonga el subsidio por desempleo mientras aumenta el déficit presupuestario.

El primer ministro, Benjamin Netanyahu, y el ministro de Finanzas, Israel Katz, dijeron el domingo que se cancelarían los impuestos a la compra de una serie de productos, incluidos artículos electrónicos y ropa, para ayudar a los israelíes a enfrentar financieramente la pandemia, mientras extendían por un mes más los beneficios de desempleo para los israelíes recientemente despedidos, informó The Times of Israel.

En el plan, anunciado en una declaración conjunta, se levantarán los aranceles e impuestos para los siguientes productos: teléfonos celulares, productos electrónicos, ropa, zapatos, electrodomésticos e iluminación, juguetes, cosméticos, productos para bebés y anteojos.

El costo de la exención para las arcas estatales se proyecta en 1.450 millones de NIS, con impuestos sobre la mayoría de los productos que oscilan entre el 12% y el 15%, y aumentan hasta el 30% para algunos equipos de entretenimiento. La medida se produce después del brusco hundimiento del gasto al consumo cuando se propagó el virus en Israel.

El comunicado dijo que la reducción de los impuestos era permanente. Tanto Katz como Netanyahu “recibieron una evaluación efectiva que demostraba que la cancelación temporal de aranceles y los impuestos a la compra conducían a una caída significativa en los precios de los bienes de consumo a lo largo del tiempo, también en comparación con las tendencias en otros países”, dijo.

Además, Netanyahu y Katz acordaron extender la elegibilidad de los israelíes que se encuentran en licencia no remunerada para recibir beneficios estatales de desempleo por otros 35 días, teniendo en cuenta el bloqueo nacional impuesto por el gobierno durante ese período de tiempo.

“El objetivo aquí es impulsar la economía, hacer que las ruedas se muevan, para que sea más fácil para ustedes, ciudadanos de Israel”, dijo Netanyahu en un comunicado.

Katz dijo que “lo más importante” era “extender la elegibilidad de desempleo para los jóvenes, para darles otro mes en el momento en que la economía se cerró. Agregaremos este mes, de modo que cuando agoten su desempleo, recibirán otro mes. Estas son buenas noticias para cientos de miles de israelíes”.

Cientos de miles de israelíes permanecen desempleados debido a la pandemia, la mayoría de ellos con licencia no remunerada y recaudando beneficios estatales. Según el Servicio de Empleo, casi 300,000 han regresado a trabajar desde mediados de abril, cuando la economía comenzó a reanudar la actividad, pero más de 100,000 perdieron sus empleos. El servicio ha dejado de publicitar la tasa de desempleo actualizada desde finales de abril, reportando solo aquellos que se unieron a la fuerza laboral. El sitio de noticias de Ynet el sábado colocó el número de desempleados actualmente en 950,000, por debajo de 1.2 millones en abril.

Según informes del domingo, el déficit presupuestario de Israel aumentó al 6% del PIB en mayo, frente al 4,8% de abril.

La economía de Israel se contrajo un 7,1% en el primer trimestre de 2020 debido a la pandemia de coronavirus, la mayor caída en 20 años, según una estimación basada en datos parciales publicados por la Oficina Central de Estadísticas a fines de mayo. La CBS señaló que la contracción de la economía fue más severa que después de los ataques del 11 de septiembre y el colapso financiero global de 2008.

El área de la economía que experimentó el mayor daño fue el consumo privado: según las cifras, la única área de gasto personal que experimentó un aumento fue en alimentos, bebidas y tabaco, que aumentó un 5,8% en comparación con el primer trimestre anterior. Todas las demás áreas (ropa, artículos para el hogar, automóviles, pequeños artículos eléctricos, muebles y joyas) vieron una disminución en el gasto del consumidor.

Según una encuesta del gobierno a fines de mayo, casi la mitad de los israelíes dicen que están peor financieramente desde la pandemia de coronavirus y más de uno de cada siete temen perder su hogar o dicen que tienen que reducir el consumo de alimentos.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí