avatar_default

Enlace Judío México e Israel – Irving Gatell nos hace una serie de recomendaciones de libros que pueden ayudarte a pasar el tiempo libre que tengas de más, si estás todavía en cuarentena con motivo de la pandemia de COVID-19. Se trata de libros de autores judíos o que, de uno u otro modo, abordan temas relacionados con el Judaísmo, la Historia de Israel o la Biblia.

Primero nos recomienda al gran semiólogo y novelista Umberto Eco, que no era judío, pero que en varios libros recurrió a asuntos relevantes para el pueblo judío.

El primero es La isla del día de antes, una fascinante novela que nos pone frente a las especulaciones teológicas del siglo XVI, sobre el todavía entonces misterioso antípoda meridiano. Asunto en el que resultará muy interesante una complicada discusión sobre el célebre pasaje bíblico del Diluvio.

Sigue Baudolino, una obra ambientada en la Edad Media y en la que Eco explora a fondo cómo era el mercado de supuestas reliquias traídas del Medio Oriente a Europa. Baudolino, un personaje no menos bizarro que las alucinantes experiencias que nos cuenta, es el eje de esta historia en la que un joven raino tiene un papel muy importante.

Finalmente y para concluir con este autor, la recomendación es El cementerio de Praga, una formidable novela cuya trama ocurre a finales del siglo XIX e inicios del XX, y cuyo protagonista es un oscuro falsificador profesional. La obra es, por supuesto, una ficción. Sin embargo, retrata a la perfección el ambiente en el que se exacerbó el antisemitismo europea antes de las dos guerras mundiales. Eco aprovecha las posibilidades de la novela para darnos una cátedra sobre la psicología de la judeofobia de esas épocas, y por ello se vuelve una lectura indispensable para todo aquel que quiera entender qué es y cómo funciona el antisemitismo.

De ahí nos vamos a los autores yiddish y/o ashkenazíes. El que nos sirve como pretexto para empezar nuestra exploración es Sholem Aleichem, que nos regaló una formidable y enternecedora novela llamada América. Contada desde la perspectiva de un niño de apenas 13 años, se trata sobre una familia que, tras la muerte del padre —jazán en una sinagoga en Europa del Este—, se ve obligada a emigrar en busca de mejor suerte en los Estados Unidos. Para ello, el hermano mayor del protagonista, acompañado siempre por su mejor amigo, tiene que enfrentar el complicado reto de construir un nuevo modo de vivir en una tierra que en muchos aspectos les resulta profundamente extraña, pero que en otros ya les es totalmente familiar.

Otra perspectiva de este mismo proceso —la migración de judíos de Europa del Este hacia los Estados Unidos— nos la ofrece el siempre estresante pero genial Franz Kafka en la novela En América, una dramática historia sobre un joven que parece sentenciado a la mala suerte. El protagonista es especialista en tomar pésimas decisiones, y cuando no las toma él, se las impone el destino. De ese modo, el autor nos va ahogando en su típico universo paranoico —kafkiano, sin ir más lejos—. Una novela cruda e incómoda, pero muy representativa de la obra literaria de uno de los escritores más influyentes del siglo XX.

Y para redondear el universo yiddish, la otra recomendación es En el tribunal de mi padre, de Isaac Bashevis Singer (Premio Nobel de Literatura en 1979). Una novela ambientada en un contexto muy similar a la de Aleichem, pero narrada de un modo muy distinto por el grandísimo literato que fue Singer.

Para concluir las recomendaciones y abonar ahora desde el Judaísmo Sefaradí, Irving Gatell nos recomienda dos maravillosas novelas de Angelina Muñiz-Hubermann, querídisima escritora y colaboradora de la APEIM (Asociación de Periodistas y Escritores Israelitas de México).

La primera es El mercader de Tudela, una maravillosa recreación del célebre viaje hacia Medio Oriente realizado por el comerciante judeo-español medieval Benjamín de Tudela, cuya crónica luego fue fundamental como guía y referencia para Marco Polo (la recomendación de Irving es leer El mercader de Tudela junto con Viajes, de Marco Polo, pero también junto con Baudolino, por una serie de puntos en común que hay en los tres libros).

Y para terminar, la recomendación es uno de los últimos trabajos de Angelina Muñiz-Hubermann: Los esperandos: piratas judeo-portugueses… y yo. Así es el título completo. Una fascinante novela alrededor de Samuel Palache, el pirata judeo-portugués radicado en Amsterdam que durante unos 30 años fue el azote de los barcos mercantes españoles. Una obra en la que se conjuga una trama de lo más interesante, con todo el complejo mundo que fue el de los judíos que se habían tenido que exiliar de España después del trágico decreto de 1492.

No estamos seguros de cuánto tiempo más vaya a durar el encierro, así que buenos libros siempre son una excelente compañía.

 


Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí