avatar_default

Enlace Judío México e Israel – Muchos medicamentos han sido probados para tratar el covid-19. Sin embargo, ninguno ha mostrado ser un tratamiento totalmente efectivo. En entrevista con Carol Perelman, el doctor Francisco Moreno Sánchez advirtió sobre el peligro de automedicarse y usar medicinas que no necesariamente serán útiles para todos los casos e incluso pueden ser nocivas. 

Aunque muchos medicamentos para combatir el covid-19 se encuentran en estudio actualmente, y pese a que algunos de ellos han mostrado algún grado de efectividad para tratar el mal en diversos estados de evolución, estos no deben ser usados por pacientes con síntomas leves, por lo que hay que evitar a toda costa la automedicación.

Así lo opinó el doctor Francisco Moreno Sánchez, jefe de Medicina Interna del Centro Médico ABC, en una nueva entrevista con nuestra colaboradora Carol Perelman, en la que hizo un recuento del estado actual de la epidemia que le toca combatir desde su trinchera, en una institución privada donde ha atendido a decenas o cientos de pacientes.

“Tomar medicinas que están destinadas para un proceso inflamatorio cuando (el paciente) apenas acaba de ser diagnosticado por covid, puede resultar contraproducente”, dijo el especialista, quien se refirió a la dexametazona y dijo que, si se toma fuera de tiempo y sin necesidad, puede hacer que la expresión viral se prolongue en el tiempo.

“No hay medicamentos perfectos para esta enfermedad. Todos los medicamentos tienen efectos colaterales y sus indicaciones tienen que ser muy precisas”, advirtió. También aseguró que los pacientes que no presentan síntomas fuertes y no tienen comorbilidades (obesidad, diabetes, hipertensión y otras enfermedades crónicas) deben ser tratados únicamente con Paracetamol para mitigar los síntomas.

Esto puede resultar frustrante para pacientes que sienten fiebre y dolor de cuerpo y que esperan recibir un tratamiento más complejo. Sin embargo, Moreno Sánchez fue enfático al decir que, en la mayoría de los casos, ese simple tratamiento paliativo debería de ser suficiente para tratar los síntomas. El resto del trabajo, dijo, lo hacen los anticuerpos que todos tenemos.

El doctor Moreno Sánchez habló extensamente, en la entrevista que puedes ver completa en el video que compartimos contigo, sobre los diversos tratamientos que han sido evaluados para enfrentar el covid. Medicamentos como la hidroxicloroquina, la cloroquina, el Remdesivir, la azitromicina y el Oseltamivir han mostrado algunos resultados favorables en diversos estudios clínicos que, sin embargo, no son concluyentes.

Algunos de ellos, de hecho, tienen efectos secundarios adversos que pueden poner en peligro la vida de algunos pacientes. De otros no se puede saber aún su efecto terapéutico pues no han sido sometidos a estudios comparativos de largo aliento, por lo que, al día de hoy, no existe un solo tratamiento que cuente con la aprobación de la OMS como cura específica para el covid-19.

Moreno Sánchez se refirió también a tratamientos antiinflamatorios, al uso de plasma de pacientes recuperados y a otras opciones terapéuticas, pero siempre con las mismas reservas.

Lo que sí recomendó el doctor Moreno Sánchez fue continuar con el uso del cubrebocas y la careta, pues “tenemos que ser solidarios con los demás” y hacer sentir seguros a aquellos con quienes nos encontramos en la calle o en algún lugar público. “Va a ser por un tiempo, no vamos a usar cubrebocas el resto de nuestra vida”, dijo.

También desmintió que el uso del cubrebocas al hacer ejercicio pueda conducir a una intoxicación mortal por bióxido de carbono, dijo que ese “fue un mal mensaje que llegó por ahí y hay que eliminarlo”, y llamó a quienes deseen practicar deportes a usar el cubrebocas aunque para ello deban bajar un poco el ritmo de su ejercicio.

Moreno Sánchez habló sobre la vacuna contra la influenza e hizo un llamado a aplicarla masivamente. Dijo que esto ayuda a proteger a toda la población, pues aunque la vacuna no sea efectiva en el 100% de los casos, si lo es en un 70 u 80% ya contribuye a que la enfermedad no se propague, lo cual será de gran utilidad si se piensa que la epidemia de influenza podría concurrir en el tiempo con la última ola de la epidemia de covid-19 que, se calcula, estaremos enfrentando en México entre septiembre y octubre.

Moreno Sánchez se refirió a la importancia de utilizar el cubrebocas correctamente, y dijo que es muy importante hablar con los niños para explicarles que les tocó vivir una época en la que el cuidado sanitario es muy importante. La sana distancia, el lavado constante de manos y el uso correcto de los artículos de protección personal deberían, entonces, volverse parte de nuestra “nueva normalidad”.

Respecto a si el asma bronquial es o no una complicación para padecer la forma grave del covid-19, Moreno Sánchez dijo que toda infección respiratoria puede desencadenar en los pacientes asmáticos una crisis de broncoespasmo, Sin embargo, si el paciente no tiene un daño pulmonar previo, el asma no tiene por qué agravar su condición en caso de enfermarse de covid-19. Estos pacientes, dijo, solo deben seguir con su tratamiento contra el asma para evitar complicaciones.

En una sesión de más de 40 minutos, el doctor Moreno Sánchez presentó distintas diapositivas que le ayudaron a explicar la complejidad de los ensayos clínicos con diversas sustancias para el tratamiento de esta y otras enfermedades. También habló sobre las vacunas y las distintas fases de prueba que llevan a los científicos a desarrollarlas.

Recordó que un laboratorio calculó que tendrá lista la vacuna en septiembre, lo que sería “un tiempo récord”, dada la complejidad de el desarrollo. Moreno Sánchez se mostró optimista respecto a las perspectivas de contar con una vacuna pronto, pero fue cauteloso para adelantar una fecha probable. Recordó que para combatir otros virus, como el VIH, todavía no existen vacunas.

Habló de los cuatro distintos tipos de vacunas que se encuentran en desarrollo actualmente y dijo que, entre los más de 150 proyectos de desarrollo de vacunas alrededor del mundo, es la de AstraZeneca la que se encuentra en un estado más avanzado, pues ya está en fase 3.

El anuncio por parte de este laboratorio de que tendrá la vacuna lista en septiembre puede incitar una competencia entre todos los desarrolladores para lanzar sus propias vacunas lo más pronto posible. “Hay muchos intereses”, admitió Moreno Sánchez, quien pese a eso ve con buenos ojos la competencia de los científicos del mundo por conseguir la vacuna que nos permita volver a lo que hasta hace poco llamábamos normalidad.

 

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí