avatar_default

Enlace Judío México e Israel –  Todos nosotros compartimos el aire, comida, agua y refugio con pequeñas colonias de microorganismos que incluyen virus, bacterias y hongos. La mayoría de estos microbios minúsculos son inofensivos, pero algunos son patógenos, del tipo que puede enfermarnos como el nuevo coronavirus que causa COVID-19.

¿Qué hace que un virus, como la cepa altamente contagiosa que ahora causa una pandemia mundial, sea diferente de otros gérmenes, como bacterias u hongos? ¿Cómo nos infectan y cómo podemos recuperarnos?

El Dr. Fayyaz Sutterwala, director de Enfermedades Infecciosas en Cedars-Sinai Los Ángeles, reporta que las infecciones a veces son difíciles de diagnosticar. Aunque ciertos microbios pueden causar enfermedades muy específicas, otros pueden infectar cualquier órgano, causar síntomas y respuestas inmunes similares.

“Por ejemplo, las bacterias, los virus y los hongos pueden causar formas ligeramente diferentes de neumonía”, afirma, “Los síntomas son sutilmente diferentes de acuerdo al tipo de microbio que causa la enfermedad. Como médicos, evaluamos para determinar qué pruebas y tratamientos se debe aplicar para cada circunstancia”.

A continuación, explicamos algunas diferencias entre estos gérmenes.

Virus

Formas comunes: los virus causan resfriados y gripes, así como afecciones más graves como el VIH / SIDA, el Ébola y el COVID-19.

¿Cómo nos enferman los virus?

Un virus es el más simple de los gérmenes, no es más que material genético encerrado en proteínas. Los investigadores debaten si un virus está “vivo”.

Por sí solo, un virus no puede lograr nada: necesita ingresar a un ser vivo para realizar su única función, que es replicarse. Cuando un virus ingresa al cuerpo humano, puede secuestrar la maquinaria celular de una persona para producir clones de sí misma, apoderándose de más células y continuar reproduciéndose.

Los virus también son capaces de infectar a cualquier ser vivo, incluidas bacterias y hongos.

Cuando el virus se reproduce más rápido de lo que el sistema inmunitario puede controlar, comienza a destruir a las células y dañar al cuerpo.

Los virus también son el germen más pequeño, por lo que generalmente son los más fáciles de contraer: son tan pequeños que pueden propagarse por el aire al toser o estornudar. Algunos virus también se transmiten por los mosquitos o por fluidos corporales.

Como se trata al virus

Como cada virus es muy diferente, no existe un medicamento para atacar el virus que esté en el cuerpo. Las vacunas brindan protección preventiva contra ciertos virus al entrenar al sistema inmunitario del cuerpo para que reconozca y ataque un virus específico.

Las bacterias

Formas comunes: las bacterias causan intoxicación alimentaria, faringitis estreptocócica e infecciones del tracto urinario, así como infecciones como la tuberculosis.

Como nos enferman las bacterias

Las bacterias son más grandes y complejas que los virus, aunque aún pueden propagarse por el aire. Una bacteria es una célula única, y puede vivir y reproducirse en casi cualquier lugar por sí sola: en el suelo, en el agua y en nuestros cuerpos.

En su mayor parte, vivimos pacíficamente con bacterias: las colonias en nuestros intestinos nos ayudan y fortalecen nuestro sistema inmunológico. Pero al igual que los virus, las bacterias también pueden dañarnos al replicarse rápidamente en nuestros cuerpos y matar células. Algunas bacterias también producen toxinas que pueden matar células y causar una reacción inmune dañina y de gran tamaño.

Como tratar infecciones bacterianas

Se desarrollaron antibióticos de amplio espectro para matar bacterias en nuestros cuerpos y en el suministro de alimentos al inhibir su crecimiento. Las bacterias son extremadamente adaptativas y pueden evolucionar rápidamente para evadir a los antibióticos. Las bacterias comparten sus genes resistentes a los antibióticos entre sí, lo que significa que más cepas generan resistencia a los medicamentos que usamos.

Hongos

Formas comunes: los hongos son responsables de causar afecciones como infecciones por hongos, Coccidioidomicosis y meningitis.

Cómo nos enferman los hongos

Los hongos son organismos más complicados que los virus y las bacterias: son “eucariotas”, lo que significa que tienen células. De los tres patógenos, los hongos son más similares a los animales en su estructura.

Hay dos principales tipos de hongos: ambientales, que son la levadura y el moho que a menudo viven en el suelo y generalmente no causan infección en la mayoría de las personas sanas; y comensales, que viven dentro y dentro de nosotros y generalmente no nos hacen daño.

El hongo comensal puede desempeñar un papel benéfico en nuestra salud.

Ciertos hongos ambientales reproducen “esporas”, partículas que pueden ingresar a nuestro cuerpo a través de los pulmones o la piel. Estos hongos pueden ser especialmente dañinos para las personas con sistemas inmunes debilitados, ya que los hongos pueden propagarse rápidamente y dañar muchos órganos.

Otras infecciones fúngicas pueden ser causadas por un crecimiento excesivo de hongos comensales.

Como tratar las infecciones por hongos

Los hongos son más lentos para mutar, por lo que son más fáciles de detectar con medicamentos antimicóticos que las bacterias con antibióticos.


Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí