avatar_default

Enlace Judío México e Israel – En un artículo de opinión publicado este viernes en el periódico The Jerusalem Post, el ex ministro de Defensa, Naftali Bennett propone 15 medidas de emergencia para frenar el repunte de la epidemia de COVID-19 en el país, evitar el cierre de empresas y reactivar la economía.

El líder del partido Yamina, que actualmente forma parte de la oposición, critica el desempeño del gobierno y sugiere:

1. Capacitar a 2,500 estudiantes universitarios para llevar a cabo investigaciones epidemiológicas. Eliminar la restricción de que sólo pueden ser realizadas por enfermeras registradas.

“Cualquier persona con un poco de sentido común puede hacer estas investigaciones. Es una pena perder el tiempo de las enfermeras registradas que se necesitan en otros lugares”, escribe Bennett.

2. Abrir el mercado de la producción de pruebas de coronavirus a empresas privadas como MyHeritage, que él mismo ha promovido.

“El gobierno debe decidir lo que está dispuesto a pagar a una empresa privada por las pruebas, y dejar que la magia del mercado privado haga lo suyo. De esta manera, cualquiera que quiera hacerse una prueba puede hacerlo”.

3. Utilizar el método del Instituto Weizmann de Ciencias para realizar 70,000 pruebas diarias.

“Su método ha sido probado y funciona”, afirma Bennett. “Es más barato, más rápido y preciso”.

4. Reabrir los “hoteles de coronavirus”.

Hace cuatro meses, el Ministerio de Defensa abrió 30 hoteles, “que proporcionaron un lugar para ciudadanos seculares, religiosos y árabes que regresaron a Israel desde el exterior”.

5. Establecer un sistema de emergencia para poner fin a la cadena de contagio y designar un director para gestionar la crisis.

“El Ministerio de Salud cuenta con un excelente personal, pero es un organismo regulador”, explica. “Sugiero utilizar a las FDI, pero un organismo civil también funcionaría. Es necesario nombrar un director de proyecto hoy”.

6. Realizar pruebas serológicas estadísticamente válidas.

“Compramos dos millones de pruebas que expirarán pronto. ¡Qué desperdicio!”, exclama. “Estas investigaciones pueden darnos una idea de quién se ha hecho la prueba, dónde vive y cuántas personas en Israel han contraído el virus”.

7. Anuncios públicos congruentes.

“Diferentes organismos publican distintas cifras”, acusa Bennett. “Nombren a una persona a cargo de los anuncios públicos. Contraten a jóvenes “YouTubers” para convencer a niños y adolescentes que cambien su comportamiento. Lo mismo se aplica a las comunidades ultraortodoxas y árabes. Asegúrense de que el mensaje llegue a todos los sectores”.

8. Las palabras que usan marcan una gran diferencia y pueden causar un gran daño.

“Por ejemplo, cuando reportaron esta semana que había un foco de contagio en Tiberias, el anuncio provocó una ola de cancelaciones que perjudicó a cientos de empresas, con pérdidas de millones de shekels. Más tarde, resultó que las cifras estaban infladas y sólo había unos pocos casos individuales. Pero el daño ya estaba hecho, y las reservaciones canceladas no podían ser restauradas”.

9. Establecer un sistema central que maneje toda la información epidemiológica y celular.

“El método que el Shin Bet está usando actualmente se derrumbará bajo la carga”, advierte. “Actualmente, todos los datos están siendo recogidos en hojas de cálculo de Excel o escritos en papel. Esto es básico y simple”.

10. Digan al público exactamente cuál es el plan y cuáles son las condiciones mínimas para poder reabrir el país.

“Los ciudadanos de Israel son maduros. Se les debe hablar de manera adulta y decir la verdad”.

11. Salgan y hablen cara a cara con los desesperados organizadores de campamentos, el sector turístico y gente que trabaja en la industria del entretenimiento.

“Escúchenlos de verdad, comprendan sus necesidades, y luego formulen un plan para cada sector. Lo que funciona para los restaurantes no es necesariamente apropiado para el sector turístico extranjero”.

12. Decisiones valientes.

“Si un determinado sector no tiene posibilidades de recuperarse, díganlo abiertamente, y ofrezcan un año de subsidio de desempleo, incluyendo cursos gratuitos de capacitación profesional”.

13. Establecer un “equipo de solución” y autorizarlo para tomar decisiones urgentes cuando el gabinete no pueda hacerlo.

14. Insta a las dependencias gubernamentales a trabajar las 24 horas del día, incluso en Shabat, ya que se trata de un caso de pikuaj nefesh (salvar vidas).

“Estamos librando una batalla por la salud de nuestros ciudadanos y la supervivencia de nuestra economía. Este no es el momento de tratar asuntos triviales”, dice.

15. Por último, Bennett propone leer el plan preparado por él mismo hace tres semanas sobre cómo enfrentar una segunda ola de contagio e insta a aplicarlo.

Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico

Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí