avatar_default

Enlace Judío México e Israel.- Israel ha sido aceptado en el Consejo de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y su mandato de tres años comenzó el domingo.

ARYEH SAVIR

Científicos israelíes están desarrollando tecnología para que las plantas genéticamente modificadas crezcan en áreas súper áridas del mundo

El Consejo está compuesto por 49 miembros, de un total de 149 países miembros. Además, a partir de enero de 2021, la embajadora de Israel ante las organizaciones de la ONU en Roma, Yael Rubinstein, será nombrada jefe del grupo europeo de la Organización por un período de seis meses, informó Jewish Press.

La FAO lidera los esfuerzos internacionales para vencer el hambre y mejorar la nutrición y la seguridad alimentaria.

“La membresía de Israel en el Consejo indica el deseo del país de desempeñar un papel importante en el ámbito multilateral en la promoción de cuestiones relacionadas con el desarrollo y la sostenibilidad”, declaró el Ministerio de Relaciones Exteriores.

“Israel podrá contribuir activamente a promover la cooperación en los diversos campos. Israel tiene un conocimiento y una experiencia únicos en el campo de la alimentación y la agricultura y se complace en compartirlo con otros países y organizaciones”.

El director general del Ministerio de Asuntos Exteriores, Alon Usphiz, felicitó a Israel al unirse a “este importante Consejo”.

“Durante su período de membresía, Israel podrá influir en las decisiones de la organización sobre temas que están a la vanguardia de las agendas de muchos países y contribuir con sus capacidades comprobadas en áreas tales como seguridad y protección de los alimentos, agricultura y protección del consumidor, acuicultura, tierra y la gestión de los recursos hídricos, y más, mientras se alcanzan los objetivos de la ONU para 2030”, agregó.

En 2015, las Naciones Unidas describieron su Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que consisten en 17 objetivos para que la comunidad internacional implemente antes de 2030 “para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar la prosperidad para todos”.

“No hay un objetivo más elevado para la diplomacia que contribuir activamente a la mejora de la calidad de vida de las personas en todo el mundo”, afirmó.

Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo