avatar_default

Enlace Judío México e Israel –  A causa de COVID-19 los cirujanos cardíacos han reducido hasta un 75% las cirugías electivas del corazón. En tiempos complejos como los que estamos experimentando, los pacientes están retrasando e inclusive cancelando la atención médica cardiológica, esto sin duda representa un problema de salud adicional.

La Dra. Joanna Chikwe, presidenta del Departamento de Cirugía Cardíaca en el Smidt Heart Institute del hospital Cedars Sinai Los Ángeles, ha desarrollado varias investigaciones en el tema de pacientes y atención médica así como la reapertura y protocolos de cirugías cardíacas en los hospitales alrededor del mundo en tiempos de COVID-19.

En tres publicaciones recientes, Chikwe describe cómo “aplanar la curva COVID-19” ha tenido un alto costo en salud para los pacientes con afecciones cardíacas. Chikwe también describe cómo los cirujanos, hospitales y centros de atención ambulatoria pueden reanudar de manera segura el cuidado de pacientes de cirugía cardíaca en la era del virus.

“Los pacientes ahora tienen miedo de ir a los consultorios de sus cardiólogos y a la sala de emergencias, donde las admisiones han disminuido en más del 70% en muchas instituciones”, se evidencia en un artículo de Chikwe en colaboración con la Dra. Christine Albert, presidenta del Departamento de Cardiología en Cedars Sinai Los Ángeles. El artículo fue publicado en Cardiology, una publicación del American College of Cardiology. “No hay forma de saber cuántos pacientes mueren en el hogar por causas cardíacas no relacionadas con COVID-19 porque han retrasado la búsqueda de atención médica”.

El hallazgo de que las admisiones cardíacas han disminuido en más del 70% en muchas instituciones proviene de un artículo publicado en la revista Circulation, del cual Chikwe es autora.

En el estudio, los investigadores encuestaron a 60 centros de cirugía cardíaca en América del Norte y del Sur, Europa, Asia y Australia durante el pico de la pandemia de COVID-19. La encuesta representó a más de 600 cirujanos cardíacos y encontró que la reducción media en el volumen de casos de cirugía cardíaca fue del 50% al 75%, y muchos centros indicaron que sus cirujanos no estaban realizando ninguna cirugía electiva.

Como seguimiento del estudio, del que la Dra. Chikwe fue autora principal de las nuevas recomendaciones publicadas en Annals of Thoracic Surgery que brindan orientación acerca de la reanudación segura de la cirugía cardíaca, la investigación y la educación en medio de COVID-19.

Las recomendaciones fueron desarrolladas por un comité de discusión dentro de un consorcio de investigación cardiovascular que representa a 19 países y un amplio espectro de experiencia en cirugía cardíaca. Los autores recomendaron que la cirugía cardíaca sea uno de los primeros servicios clínicos apoyados para que la atención hospitalaria y ambulatoria electiva pueda reanudarse lo antes posible. Además, todos los pacientes deben ser evaluados para COVID-19 antes de la cirugía.

“Nuestras recomendaciones tienen como objetivo apoyar en la toma de decisiones locales de acuerdo con los requisitos gubernamentales, la prevalencia regional de enfermedades, la capacidad institucional y la ética”, dijo Chikwe.


Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo