avatar_default

Enlace Judío México e Israel – Andrés Roemer encabezó el debate, ¿Debemos tolerar a los intolerantes? en su programa De Cabeza, acompañado de Nadine Strossen, Ariel Gelblung y Brendan O’Neill.

Brendan O’Neill, columnista británico y editor de Spiked Online, opinó que la libertad de expresión debe incluir a todo mundo.

“Gente a la que uno ama, a los que nos caen mal, incluso a los odiosos, prejuiciosos y molestos. Y tengo dos motivos por lo que considero que el discurso de odio también es libertad de expresión. El primero, hay muchos puntos de vista morales válidos que se definen actualmente como discurso de odio, por ejemplo está la oposición cristiana al matrimonio entre personas del mismo sexo, con el cual no estoy necesariamente de acuerdo pero reconozco como un punto de vista válido”, comentó.

Nadine Strossen, activista estadounidense de las libertades civiles, y participante de la carta enviada a la revista Harper’s en la que más de 150 escritores, periodistas, académicos y artistas, incluida J.K. Rowling, Noam Chomsky y Margaret Atwood firmaron argumentando que la libertad de expresión sofocada está creando un “clima intolerante” dentro de la sociedad.

Strossen hizo énfasis en que la solida libertad de expresión tiene que estar como antesala del éxito de cualquiera de estos movimientos pro derechos de libre discurso.

“Siempre se ha recurrido a la censura, incluyendo la era de la censura del discurso de odio o contra la desinformación, pues se silencian las mismas voces defensoras de la justicia. La censura es ineficaz en el mejor de los casos y contraproducente en el peor, ya que va migrando hacía el contra discurso y la pérdida de la antidiscriminación”, argumentó.

Por su parte Ariel Gelblung,  miembro fundador del Centro Simon Wiesenthal para América Latina, señaló que para él el discurso de odio no es libertad de expresión.

“No es lo mismo. Se necesitan reglas. No tenemos que ser ingenuos ni orgullosos, tenemos que asumir el hecho de que habrá gente que no tendrá oídos para nosotros, por que piensan que son mejores que nosotros”, señaló.

Finalmente el anfitrión concluyó invitando a la reflexión. “Hoy más que nunca estamos en el tema de la libertad de expresión, en todo el mundo existe esta ideología de lo políticamente correcto y de castigar a quien piensa distinto. ¿Dónde el punto de la palabra se convierte en violencia?”.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo