Enlace Judío México e Israel – El presidente de Israel, Reuven Rivlin hizo un fuerte llamado a la Policía de Israel y a los miembros del Knéset tras los ataques a manifestantes en una protesta contra la violencia policial.

Cinco manifestantes fueron atacados el martes por la noche por un grupo no identificado mientras cientos de personas protestaban cerca de la casa del ministro de Seguridad Pública, Amir Ohana, en Tel Aviv, contra la violencia policial y lo que consideran como intentos de reprimir las crecientes protestas contra el primer ministro Benjamín Netanyahu en las últimas semanas.

Los atacantes, vestidos de negro, lanzaron piedras y atacaron a los manifestantes que marchaban desde el domicilio de Ohana hasta la vía de Ayalón, bloqueando brevemente algunas partes de la misma. De pronto el grupo comenzó a golpearlos sin ninguna provocación de su parte. Algunos testigos dijeron que los atacantes eran activistas de derecha que se colaron en las protestas, mientras que otros dicen que pertenecían a La Familia, una organización extremista de aficionados del equipo de fútbol Beitar Jerusalén.

“Quiero decir claramente, dados los violentos acontecimientos del último día: la muerte de un manifestante que protesta en el Estado de Israel, o el asesinato de un primer ministro israelí no son escenarios imaginarios, advirtió Rivlin, de acuerdo a Arutz Sheva.

“Hemos vivido esta terrible y alarmante realidad. Ay de nosotros si degeneramos a esa realidad otra vez. Ay de nuestra democracia si un hermano toma las armas contra un hermano. La censura y la condena se han vuelto baratas. Cada denuncia es atacada inmediatamente con preguntas de por qué otro evento no fue condenado, y su significado se pierde por completo.

“Grito contra la violencia dirigida a los manifestantes y pido a la policía israelí que persiga a sus autores con toda la fuerza de la ley. Clamo contra los llamamientos a dañar al primer ministro y a su familia y pido a la Policía de Israel que aborde cada amenaza de este tipo con la mayor seriedad. No podemos descartar ninguna amenaza. Nuestra existencia depende de ello. Ahora, inmediatamente, la oposición y la coalición deben hablar y tomar medidas para calmar las cosas y detener la violencia”, apuntó el presidente.

Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico