avatar_default

Enlace Judío México e Israel – Tishá beAv, nuestro día de Duelo Nacional , comienza esta noche miércoles 29 de julio antes del anochecer. Antes de comenzar el ayuno hacemos la se’udat hamafseqet , la última comida antes del día de ayuno.

Esta es virtualmente «una comida de dolientes» (seudat habra-a) y consiste básicamente en pan, huevos, lentejas y agua.

Lo que hace que esta comida sea especial es :

1. Nos abstenemos de comer dos o mas tipos de comidas diferentes para expresar (e inspirar) un estado de ánimo de austeridad y duelo, al consumir sólo lo necesario para ayunar durante las próximas 24 horas (vegetales crudos y frutas no están restringidos).

2. La costumbre es que para esta comida no nos sentamos a la mesa, sino que cada comensal se sienta en una silla baja o en un almohadón en el piso, como los dolientes en el shib’a (los primeros 7 días de duelo). También nos sentamos separados unos de otros, y así evitamos el zimun, la invitación a participar juntos que se recita antes de birkat hamazon (la oración que se recita luego de una comida con pan) cuando tres o más hombres comen en el mismo lugar.

Debemos dejar de comer unos minutos antes de la puesta del sol. En NY la puesta del sol es hoy a las 8:13 p.m.

Ver aquí los horarios de su ciudad de residencia.

Luego vamos a la sinagoga (vistiendo zapatos que no sean de cuero), y decimos la tefilá de Arbit con una melodía melancólica. Comenzamos recitando ‘al neharot babel (Tehilim 137) que es el salmo de los dolientes por el Bet haMiqdash. En muchas comunidades sefardíes se entona el Shema Israel con una melodía triste, en lugar de los te’amim regulares.

Luego, se lee Meguilat Ejá , el libro de Lamentaciones escrito por el Profeta Yirmiyahu, donde describe la destrucción del primer Templo (586 AEC), la desolación de Yerushalayim, el dolor de los exiliados a Babilonia, la burla de nuestros enemigos al ver nuestra ruina, el hambre, la impotencia, la muerte.

Luego, recitamos las Kinot, que son poemas tristes, elegías, que describen algunas de las tragedias que hemos sufrido a lo largo de nuestra historia.

Al final de las Kinot, sentados en el suelo y con las luces bajas, declaramos con lágrimas de dolor: «Escuchad, oh hermanos de la casa de Israel …. hoy contamos … 1952 años desde la destrucción de nuestro Bet haMiqdash …. «(Según la tradición Sefaradí el segundo Bet haMiqdash fue destruido en el año 68 de la era común).
Quiera HaShem que tengamos un ayuno fácil y significativo.
Y que sea éste el último año que lloramos por nuestro Bet haMiqdash.

AMEN.


Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo