avatar_default

Enlace Judío México e Israel – El propósito de la  actividad sexual para todos los seres vivos, animales y vegetales, es la reproducción, para la preservación y el mejoramiento de las especies.

En el ser humano adquiere, junto con la conciencia, otras dimensiones; Es un mandamiento divino, una mercancía, un medio de dominio y control, uno de los ingredientes para la autoestima, para la salud, física y mental y componente muy importante de los lazos afectivos.

Básicamente, es, en la mayoría de los casos, la unión de elementos genéticos de dos individuos, para crear un nuevo ser que compartirá características de ambos.

La variedad de formas para lograr esto es infinita. En los mamíferos, entre los que se incluyen los humanos, generalmente consiste en el depósito por parte del llamado macho, de su material genético (semen), en el cuerpo de la llamada hembra.

Sin embargo, en algunos primates desarrollados, como los chimpancés, gorilas, orangutanes y otros, y de manera muy notoria, en los humanos, este acto se lleva a cabo con diversas variantes, algunas muy sofisticadas.

Estos últimos, los humanos, nosotros, hemos desarrollado una cultura muy extensa con relación al sexo, con prácticas que para algunos grupos son aceptadas y hasta místicas, mientras que para otros son aberrantes e incluso, se consideran como pecados o delitos, que se castigan por la divinidad, por la sociedad o por ambos.

El rango de estas actividades va, desde juegos inocentes hasta prácticas que ponen en peligro la salud y la vida de los ejecutantes.

Estas últimas se conocen como parafilias que significa, preferencia marginales, entre las que se encuentran la zoofilia, la pedofilia, la necrofilia y muchas más.

Sin embargo, hay otras prácticas que son ligeramente diferentes del acto sexual convencional -si hay algo que se pueda llamar así -que añaden una dimensión adicional a las relaciones íntimas.

A esto se le conoce como Sexo Kinky. No recomendamos ni sugerimos ningún tipo de actividad. Esto depende de las preferencias y creencias personales.

La palabra Kinky no existe formalmente en el idioma español y en inglés, es de muy reciente creación. Es un neologismo que se utiliza para definir algo extraño, bizarro, excéntrico, salvaje, etc. y, aunque se puede aplicar, por ejemplo, a algún tipo de peinado, su connotación es prácticamente siempre, con relación al sexo.

El Sexo Kinky es muy difícil de definir, ya que lo que sería normal para una persona, puede parecerle extraño a otra. Es una versión light de lo que se conoce por sus siglas en inglés como BSDM que incluye: Ataduras, Sometimiento, Disciplina, Dominio, Sumisión Sadismo y Masoquismo, en el que se utilizan diversos instrumentos como esposas, cadenas, látigos, ropa de hule y de cuero, etc.

El Sexo Kinky incluye, pero no se limita, a lo siguiente:

Fetichismo: Hay objetos, texturas o materiales que estimulan sexualmente a determinadas personas. Pueden ser, por ejemplo, determinadas partes del cuerpo, los zapatos femeninos, pañuelos de seda, plumas, algún tipo de ropa interior, cuerdas, comidas, etc.

Las clasificaciones principales en las que se puede agrupar el Sexo Kinky son:

1.- FANTASÍAS SEXUALES.

Todos tenemos fantasías sexuales. Esto no es anormal, es resultado del mayor o menor interés que tenemos en nuestra vida sexual. Las fantasías sexuales no tienen que ser cumplidas. Muchas veces, cuando se cumple, resultan decepcionantes. Estas pueden consistir en imaginar tener sexo con una celebridad, o en un lugar público. Su beneficio es que estimulan el deseo y aumentan el placer con la pareja.

2.- JUGUETES SEXUALES.

Hace pocos años, Sex Shops eran lugares sórdidos, escondidos, a los que se entraba con vergüenza y casi de incógnito. Ahora están a la vista de todos, están bien decorados y atendidos y la variedad de productos que venden es inimaginable. En el centro de la Ciudad de México existe un edificio de varios pisos ocupado solamente por decenas de Sex Shops. Esos van desde vibradores sencillos y económicos hasta equipos que incluyen aceites, esencias, disfraces y todo tipo de estimuladores, además de material pornográfico. La sola visita a una de estas tiendas, por la pareja, ya puede ser en sí una experiencia excitante.

3.- JUEGO DE ROLES:

En las fantasías sexuales, podemos imaginarnos estar teniendo sexo con un/una policía, soldado, niñera, maestro. El representar cualquier papel durante la relación íntima es algo que a muchas parejas les resulta muy placentero y divertido, que tiene variantes infinitas.

El objetivo del Sexo Kinky es el de aumentar el interés y el placer, lo que traerá como consecuencia el mejoramiento de la relación de la pareja, al sentirse cómplices, compañeros de aventura.

Sobre todo, el Sexo Kinky, además de placentero, debe ser divertido.

Para esto, es recomendable observar las siguientes “reglas”

1.-El ingrediente fundamental es CONSENTIMIENTO MUTUO. Nada debe ser forzado ni obligado

2.- Para que resulte placentero y seguro, física y emocionalmente, se debe establecer una excelente COMUNICACIÓN

3.- Para llevarlo a cabo, debe existir CONFIANZA

4.- Entre los integrantes de la pareja debe haber ENTENDIMIENTO Y COMPRENSIÓN

5.-Y, por último, cada uno de nosotros es diferente, reacciona a velocidades e intensidades distintas, además de que no se trata de una carrera de velocidad, por lo que es muy importante que de ambos lados haya PACIENCIA.

El Sexo Kinky puede ser benéfico en algunas maneras sorprendentes:

Se ha encontrado que quienes practican algún tipo de Sexo Kinky son:

  • Menos neuróticos
  • Más extrovertidos
  • Más abiertos a experiencias nuevas
  • Mas auto conscientes
  • Menos sensibles al rechazo

También muestran una mayor sensación de bienestar, que puede ser porque; Personas con estas característica son a quienes les atrae el Sexo Kinky, o, el Sexo Kinky ayuda a ganar confianza.

Por ejemplo, las parejas que practican algún tipo de Sexo Kinky tienen menores niveles de la dañina hormona del stress cortisol y reportan sensaciones más intensas de cercanía en la relación e intimidad después de sus juegos sexuales.

Así que, ya que sabemos que está científicamente aprobado, no dejen que taboos socialmente fabricado se interpongan en su camino al placer. El Sexo Kinky es lo que cada quién quiera que sea.

A soltarse el pelo


Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo