avatar_default

Enlace Judío México e Israel – El 31 de julio de 1986 falleció a los 86 años Chiune Sugihara, ex diplomático japonés que en un mes de 1940 emitió las suficientes visas de tránsito para permitir que aproximadamente 6 mil judíos escaparan de la Europa ocupada por los nazis.

Su historia es la de alguien que, enfrentado con una realidad que encontraba inaceptable, dejó de lado su carrera, familia y reputación, todas cualidades altamente valoradas en Japón, para hacer lo correcto.

Chiune (Sempo) Sugihara, nacido el 1 de enero de 1900, fue el primer diplomático japonés enviado a Lituania.

Llegó a Kaunas, Lituania, con su familia en agosto de 1939, inmediatamente después los nazis invadieron Polonia, lo que llevó a que miles de judíos polacos huyeran hacia este país.

Como Sugihara hablaba ruso con fluidez, los japoneses lo enviaron a Kovno, la capital de Lituania, en noviembre de 1939. Había aprendido el idioma de emigrantes rusos durante 16 años en Harbin, Manchuria.

Armado solo con vagas instrucciones de Tokio, el hombre decidió, en consulta con su mujer, comenzar a distribuir visas de tránsito japonés a los judíos que se amotinaban afuera del consulado de su país.

No paró hasta que quitaron a la embajada de ahí y hasta ese momento había emitido 2 mil 139 visas, cada una podía servir a toda una familia. Sin embargo, muchos no pudieron salir del país.

Sugihara se fue de Lituania a principios de septiembre de 1940. Los japoneses lo trasladaron a Praga en Bohemia y luego a Bucarest, Rumania, aliado de Alemania, donde se quedó hasta el final de la guerra.

De vuelta en Japón, tras la guerra, Chiune Sugihara nunca fue oficialmente condecorado por sus acciones, sino que fue forzado a renunciar del servicio extranjero por cortes presupuestarios.

Sugihara tuvo varios trabajos después de la guerra, entre ellos uno para una empresa industrial japonesa en Moscú desde 1960 hasta 1975.

Poco antes de su muerte, Yad Vashem, la Autoridad Nacional para el Recuerdo de los Mártires y Héroes del Holocausto en Israel, declaró a Sugihara “Justo entre las naciones” por su ayuda a los refugiados en Lituania durante la Segunda Guerra Mundial.

Yad Vashem confirió el título en 1984, y honró al antiguo cónsul japonés con una ceremonia en Jerusalén en enero de 1985.

Con información de Enciclopedia del Holocausto.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo