avatar_default

Enlace Judío México e Israel – El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu denunció a los medios locales por lo que considera como cobertura “unilateral” de las protestas antigubernamentales, y los acusó de seguir los pasos de Corea del Norte.

Tras los comentarios del primer ministro alterno y ministro de Defensa, Benny Gantz en la reunión semanal del gabinete, quien se pronunció a favor de permitir las protestas y proteger a los manifestantes, Netanyahu dijo que deplora la violencia “de cualquier lado”, pero luego arremetió contra los medios por su cobertura, informó The Jerusalem Post.

“En nombre de la democracia veo un intento de pisotear la democracia. Hay una distorsión de todas las reglas”, dijo el primer ministro, y criticó el bloqueo de las carreteras por algunos manifestantes, así como las dificultades causadas a algunos barrios, en referencia al barrio Rehavia donde se encuentra la residencia del primer ministro.

“Las manifestaciones son una incubadora de coronavirus. Nadie las restringe ni intenta restringirlas. Están siendo alimentadas especialmente por los medios que se han alistado [a las protestas] de una manera que no puedo recordar”, acusó Netanyahu.

“Los medios no están informando sobre las protestas, sino participando en ellas y alimentándolas. No se trata sólo de los medios que se han sumado, sino que están reclutando a gente para protestar”, continuó el primer ministro.

“Están alimentando las manifestaciones violentas contra las que nadie se pronuncia”, afirmó, citando un incidente en el que un policía resultó herido al detener a un manifestante y requirió cirugía.

“Los medios ignoran la incitación salvaje sin límites, incluyendo amenazas diarias de asesinar al primer ministro y a su familia, y los políticos guardan silencio”, alegó Netanyahu.

“Nunca ha habido una movilización tan distorsionada de los medios. Diría que es similar a la movilización soviética [de los medios], pero ya es más similar a lo que sucede en Corea del Norte”, concluyó.

El líder de la oposición y presidente de Yesh Atid, Yair Lapid, condenó los comentarios del primer ministro. “Las protestas son el derecho fundamental de los ciudadanos en una democracia. Has fracasado en el manejo de la crisis del coronavirus, en el trato de los desempleados y los trabajadores autónomos porque te has ocupado de tus beneficios fiscales y de tus casos penales”, acusó Lapid.

“Estás aislado del público y has perdido su confianza. La única manera de detener estas protestas es que renuncies”.

La diputada Tamar Zandberg de Meretz acusó a Netanyahu de “marchar en dirección a los regímenes oscuros”.

“El primer ministro no pierde la oportunidad de incitar contra la democracia israelí, contra los manifestantes y contra los medios. La protesta pública es la sangre vital de la democracia, los medios que la cubren son una condición básica de la democracia. El primer ministro que ataca estos principios incesantemente sin moderación quiere crear un estado peligroso aquí”.

“El acusado e instigador continúa su campaña de destrucción, odio y difusión de sus mentiras. Las decenas de miles que toman las calles cada semana no son “criaderos del coronavirus” y son excelentes ciudadanos que exigen un buen futuro para el Estado de Israel”, respondió el movimiento de protesta “Banderas Negras”.

El sábado por la noche, el primer ministro arremetió contra los canales 12 y 13 por informar sobre las manifestaciones, comparándolos con la televisión norcoreana.

“Están haciendo un esfuerzo desesperado para lavarle el cerebro al público, con el objetivo de derribar a un fuerte primer ministro de derecha”, escribió Netanyahu en Facebook el sábado por la noche.

“Están dando publicidad gratuita e interminable desde varios puntos en un intento de inflar la importancia y peso de las protestas de la izquierda”, continuó.

“La televisión de Corea del Norte podría aprender de ellos, pero el público no lo compra”, escribió el primer ministro.

Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo