avatar_default

Enlace Judío México e Israel – Un 4 de agosto de 1944, Ana Frank y su familia, quienes habían estado escondidos en la Holanda ocupada por los alemanes, fueron encontrados por la Gestapo y transportados a varios campos de concentración.

La familia Frank se había mudado a Holanda a comienzos del régimen de Hitler. Después de la invasión y ocupación de los Países Bajos, los Frank fueron amenazados con la deportación a un campo de trabajos forzados y así pasaron a la clandestinidad.

Pasaron dos años, a partir del 9 de julio de 1942 hasta el 4 de agosto de 1944, escondidos en la parte posterior de un almacén, junto con otros cuatro judíos, viviendo gracias a los alimentos que les suministraban vecinos y amigos.

El 4 de agosto la Gestapo, la policía secreta nazi, descubrió a los Frank y los arrestó. Luego los transportó a los campos de concentración de Auschwitz.

Ana y su hermana, Margot, fueron trasladadas al campo de concentración de Bergen-Belsen, en el norte de Alemania, un mes más tarde. Ana murió de tifus en marzo de 1945, no mucho antes de que el campo fuera liberado por los Aliados.

Otto Frank, su padre, fue encontrado con vida en Auschwitz por las tropas rusas que liberaron los campos.

¿Quién fue Ana Frank?

Annelies Marie Frank, fue una joven judía que plasmó en un diario toda la odisea qué significó para ella y su familia ser judíos en medio de la Segunda Guerra Mundial.

Luego de recibir el diario como regalo, empezó a escribir la historia del famoso relato de supervivencia de ella y su familia, que continuó escribiendo hasta tres días antes de su captura el 4 de agosto de 1944.

Sus anotaciones no sólo describen la vida en las habitaciones secretas en las que se escondía de los nazis su familia y otras cuatro personas, sino que también relatan como una niña tan joven interpretaba todo lo que ocurría a su alrededor y la evolución misma de su percepción de la vida en aquellas condiciones.

De las 8 personas que se escondían en ese lugar, solo sobrevivió el padre de Ana, Otto Frank, quien después publicaría el diario de su hija como testimonio de los horrores nazis.

El padre de Ana, Otto Frank, no sabía de la existencia del diario hasta que una de las personas que les ayudó a esconderse se lo entregó en julio de 1945.

Dos años más tarde, Otto logró publicar el diario. Lo tituló ‘Het Achterhuis’, La casa de atrás, la primera traducción del diario en español fue en abril de 1955, bajo el título “Las habitaciones de atrás”.

Hasta nuestros días el Diario de Ana Frank es uno de los diez libros más leídos en el mundo y está inscrito en el Registro de la Memoria del Mundo de la UNESCO.

Con información de History.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo