avatar_default

Enlace Judío México e Israel.- Hezbolá guardó tres toneladas métricas de nitrato de amonio, el explosivo que se cree que está detrás de la mega explosión en Beirut esta semana, en un almacén en Londres, hasta que el MI5 y la Policía Metropolitana de Londres lo encontraron en 2015.

LAHAV HARKOV

El grupo terrorista libanés Hezbolá también almacenó cientos de kilogramos de nitrato de amonio en el sur de Alemania, que fueron descubiertos a principios de este año.

La explosión de Beirut tuvo lugar en un almacén que contenía 2.750 toneladas de nitrato de amonio que había sido confiscado de un barco.

Los terroristas del grupo Hezbolá respaldado por Irán mantuvieron el explosivo en miles de bolsas de hielo en cuatro propiedades en el noroeste de Londres, según un informe de The Telegraph el año pasado. La táctica del engaño de la bolsa de hielo también se utilizó en Alemania, informa The Jerusalem Post.

The Telegraph cita una fuente diciendo que el nitrato de amonio debía usarse para “terrorismo organizado adecuado” y podría haber causado “mucho daño”.

El MI5 arrestó a un hombre de unos 40 años por presuntamente planear ataques terroristas, pero no encontró evidencia de que los terroristas estuvieran planeando un ataque en el Reino Unido.

Según los informes, un gobierno extranjero informó al MI5 sobre el arsenal de explosivos. KAN informó que el Mossad dio la información al Reino Unido.

“El MI5 trabajó de forma independiente y estrecha con socios internacionales para interrumpir la amenaza de intenciones malignas de Irán y sus representantes en el Reino Unido”, dijo una fuente de inteligencia a The Telegraph.

La Oficina del Primer Ministro no respondió a una pregunta sobre si Israel ayudó al Reino Unido a atrapar a los terroristas.

Sin embargo, Alemania encontró las existencias de explosivos de Hezbolá con la ayuda del Mossad.

Paralelamente a la prohibición de las actividades del grupo terrorista, en abril se llevaron a cabo operaciones y redadas en mezquitas y a residentes vinculados a Hezbolá en toda Alemania.

El Reino Unido prohibió a Hezbolá en 2019, por lo que constituye delito penal apoyar o ser miembro del grupo, castigado con hasta 10 años de prisión.

El entonces secretario del Interior, Savid Javid, dijo que el grupo terrorista libanés “continúa en sus intentos de desestabilizar la frágil situación en Oriente Medio, y ya no podemos distinguir entre su ala militar ya prohibida y el partido político. Por eso, he tomado la decisión de proscribir al grupo en su totalidad”.

La semana pasada, un grupo de parlamentarios del Reino Unido de varios partidos expresó su preocupación de que, en la práctica, el Reino Unido no estuviera aplicando la prohibición de Hezbolá.

La carta enviada al ministro de Seguridad del Reino Unido, James Brokenshire, se produjo después de que dijera, en una respuesta parlamentaria, que el gobierno no recopiló datos sobre la cantidad de personas en el Reino Unido investigadas o acusadas de apoyar a Hezbolá.

Se hizo un llamamiento a las agencias de inteligencia y al Ministerio del Interior que recopilen y revisen periódicamente estadísticas sobre las personas que hayan mostrado la bandera de Hezbolá u otros símbolos de apoyo, y actualicen esos números a la Cámara de los Comunes, con el objeto de evaluar la efectividad de la prohibición.

Benjamin Weinthal contribuyó a este informe.

Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo