avatar_default

Enlace Judío México e Israel.- En 1969 el gobierno de Israel planeó en secreto alentar a los palestinos a trasladarse de Gaza a Paraguay. 

LAHAV HARKOV

Paraguay acordó recibir hasta 60.000 palestinos, según consta en las actas de una reunión de gabinete de 1969 descubierta por el periodista de Kan, Eran Cicurel, esta semana.

El plan fue aprobado el mismo año en que el Mossad dejó de cazar nazis, incluso en Paraguay, donde en ese momento vivían el famoso doctor Josef Mengele y muchos otros nazis, lo que generó sospechas de que ambas políticas estuvieran relacionadas.

El protocolo de 1969 establece que Israel pagaría los costos de viaje de los palestinos que se mudaran a Paraguay y le daría a cada persona $ 100, más $ 33 por persona que fuera al gobierno de Paraguay. Al momento de firmar el acuerdo con Paraguay, Israel pagaría $ 350,000 destinados a cubrir los costos de 10,000 emigrados. La cantidad total que Israel debía pagar era de 33 millones de dólares.

Paraguay acordó otorgar estatus de residencia a hasta 60.000 palestinos, aproximadamente el 10% de la población de Gaza en ese momento, inmediatamente a su llegada, y la ciudadanía en el plazo de cinco años. Israel no estaría comprometido a permitir que los emigrados regresen, aunque el gobierno acordó recibir a algunos de ellos.

El Mossad redactó el trato con el dictador paraguayo Alfredo Stroessner, responsable del asesinato de miles de paraguayos, entre ellos indígenas.

La entonces primera ministra Golda Meir dijo en la reunión: “Tenemos que tomar una decisión y es muy importante que todos estén de acuerdo”.

El entonces jefe del Mossad, Zvi Zamir, dijo que Paraguay estaría dispuesto a aceptar “60.000 árabes musulmanes que no son comunistas según su definición”.

Zamir se refirió a un documento secreto en el que Paraguay solicitaba que Israel cubriera los costos.

“Recomiendo hacerlo, en base a los acuerdos con el gobierno paraguayo, a quien considero bastante confiable”, dijo Zamir.

“Estamos usando las conexiones que tenemos y han resultado útiles … Nuestro representante en el campo se reunió con el presidente”.

Zamir recomendó que si algunos de los palestinos no son absorbidos con éxito en Paraguay o si hay un escándalo sobre el acuerdo, Israel debería aceptarlos de vuelta.

“Si las cosas van tan bien para ellos y pueden pagar los gastos de viaje para regresar, seguramente se quedarán allí”, dijo Meir.

El plan fue un fracaso y solo 30 palestinos se trasladaron a Paraguay. En 1970, dos de ellos mataron a tiros a Edna Pe’er, que trabajaba en la Embajada de Israel en Paraguay, lo que provocó el fin de la operación.

El acuerdo con Paraguay entró en vigor justo cuando Israel dejó de cazar nazis. En 1968, con el permiso del entonces primer ministro Levi Eshkol, Zamir redujo los esfuerzos para encontrar nazis en todo el mundo debido a la falta de presupuesto. Desde 1969, Israel efectivamente ya no buscó nazis en América del Sur.

Se sabía que Paraguay había proporcionado refugio a los oficiales nazis. Kan informó que en 1971, el cazador de nazis Tuvia Friedman exigió que Israel capturara a Mengele, que se sabía que estaba en Paraguay, pero las autoridades no lo hicieron.

En la década de 1980, Beno Varón, que era embajador en Paraguay en el momento del trato, dijo que sabía de un plan para atrapar a Mengele que luego fue cancelado, informó Kan. Varon dijo que cuando informó a Israel sobre el paradero de los criminales de guerra nazis, le dijeron: “Eres un diplomático, no un cazador de nazis”.

Sin embargo, Kan no proporcionó ninguna documentación que demuestre que la desaceleración de la caza de nazis y el plan de emigración palestino estuvieran relacionados.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo