avatar_default

Enlace Judío México e Israel – El jefe del Instituto de Investigación Biológica de Israel, que desarrolla una propuesta para vacuna contra COVID-19, ofreció este martes pormenores del proyecto a la Knéset.

El profesor Shmuel Shapira dijo al Comité de Ciencia y Tecnología de la Knéset que la vacuna israelí estará lista para ensayos en humanos en octubre, aunque no estará lista para las pruebas de fase tres hasta el próximo año, informó el sitio The Times of Israel.

“Desde el primer momento [supe] que [no seríamos] los primeros, y los que nos han superado, los hemos superado en otras cosas”, dijo Shapira. “Creo que nuestro objetivo no es ser los primeros, sino conseguir una buena vacuna para los ciudadanos de Israel”.

“Esperamos que la segunda fase termine hacia fines de año, [para] fines de diciembre”, dijo Shapira. “La tercera fase es mucho más complicada y requiere tiempo”.

A principios de este mes, el ministro de Defensa, Benny Gantz, visitó el instituto y dijo que las pruebas iniciales de la vacuna han sido prometedoras, lo que permitirá los ensayos en humanos en los próximos meses.

Días después, el presidente ruso Vladimir Putin anunció que su país había desarrollado la primera vacuna eficaz contra el coronavirus. Sin embargo, la vacuna ha sido ampliamente descartada como poco confiable porque Rusia no llevó a cabo las pruebas de la fase tres, que implica probar la vacuna en miles de personas y seguir de cerca su eficacia.

Los funcionarios rusos han dicho que la producción a gran escala de la vacuna comenzará en septiembre y que la vacunación masiva podría comenzar ya en octubre.

En junio, el IIBI anunció que había completado con éxito los ensayos de la vacuna contra el coronavirus en roedores.

En un artículo publicado en el sitio web bioRxiv, un repositorio en línea de artículos que aún no han sido revisados ​​por pares, el IIBI dijo que esperaba tener una vacuna terminada en un año, o posiblemente incluso antes.

En el resumen del artículo, los investigadores dijeron que su vacuna, que probaron en hámsteres, “da como resultado una rápida y potente inducción de anticuerpos neutralizantes contra el SARS-CoV-2”, el virus que causa el COVID-19.

A principios de este mes, un asesor de vacunas del gobierno advirtió que no había garantía de que las vacunas que se están desarrollando sean ampliamente efectivas.

Pese a tener en desarrollo la propuesta del IIBI, Israel ha buscado alternativas. En junio firmó un acuerdo con la compañía Moderna para la posible compra de su vacuna contra el coronavirus, una de las que más han sonado a nivel mundial.

El ministro de Salud, Yuli Edelstein, también ha expresado su interés en la vacuna rusa, si resulta ser segura y eficaz.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo