avatar_default

(JTA) — Solo una persona ha cumplido oficialmente la tradicional bendición de cumpleaños judía de vivir “hasta los 120”, pero Rosalie Wolpe de Sudáfrica está bien encaminada.

Wolpe celebró su cumpleaños número 111 la semana pasada en su centro de retiro de Ciudad del Cabo, Highlands House Home for Jewish Aged, con una rara videollamada a su hija, Janet, en Australia, informó News 24.

A Wolpe no le gusta usar el teléfono, pero acordó tener una charla de 20 minutos, según el informe. A ella tampoco le gusta el alboroto que viene con las fiestas de cumpleaños, aunque le hicieron dos el día de su cumpleaños el 25 de agosto, según su hijo, David.

El año pasado, un grupo local de mujeres sionistas estaba entre los que festejaban con Wolpe en su casa de retiro, Highlands House Home for the Jewish Aged. Este año, solo los residentes de la casa pudieron asistir en persona, porque la instalación está  debido al coronavirus.

“Lo manejó con gran aplomo”, dijo David Wolpe, de 76 años, sobre la reacción de su madre a las fiestas de cumpleaños, a las que los familiares asistieron virtualmente.

Cuando se le preguntó sobre el secreto de su longevidad en una entrevista de 2017 con el South African Jewish Report, la extendera que nació en 1909 dijo: “Nunca tuve un automóvil. Solía ​​caminar mucho”.

De la traducción (c)Enlace Judío México
Prohibida su reproducción

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo