avatar_default

Enlace Judío México e Israel – Está escrito en el Talmud (Masejet Pesajim 113b): “Dios ama a tres tipos de personas: una de ellas es quien deja pasar lo malo que le hicieron (maabir al midotav), es decir, a quien no es rencoroso, quien no es delicado y sabe perdonar y ceder lo malo que le hicieron”. Ya sea que lo hayan avergonzado, que lo dañaran, humillaran, hablaran mal de él, que lo insultaron, etcétera.

Además, está escrito en el Talmud (Masejet Rosh Hashaná 17a): Kol Hamaabir Al Mitodav, Maabirim Lo Al Kol Peshaav, “La persona que deja pasar las cosas (quien no es rencoroso y sabe perdonar lo malo que le hicieron), Hashem también deja pasar sus pecados”. Y no sólo aquellos pecados cometidos sin querer, sino incluso los que fueron realizados con mala intención (ver Shaaré Kedushá 1, 6).

La explicación es la siguiente: cuenta el Midrash (aparece en el libro Otzar Hamidrashim, Mijá 4): “Dijo Rabá: Todo el que es Maabir Al Midotav, es decir, que deja pasar las cosas y no se fija en cada detalle de lo que le hacen, Hashem le quita todos sus pecados”.

Esto es Midá Kenégued Midá (de la misma manera que uno se comporta, así Hashem se comporta con él), ya que, tal como la persona deja pasar las cosas, Hashem dejará pasar sus pecados, incluso los graves y con mala intención.

A todo el que deja pasar las cosas, Hashem le quita todos sus pecados

 


Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo