avatar_default

Enlace Judío México e Israel.- Si bien el texto y los detalles del “tratado de paz” que se va a firmar con con EAU aún no se han publicado, la oficina del primer ministro dice que entrará en vigor tras la aprobación de la Knéset. 

JACOB MAGID y RAOUL WOOTLIFF

Mientras los israelíes se preparan para entrar en un bloqueo de tres semanas para frenar la propagación del brote de coronavirus, se informa que unas 700 personas asistirán a la ceremonia del martes en la Casa Blanca, donde el primer ministro Benjamin Netanyahu y los ministros de Relaciones Exteriores de los Emiratos Árabes Unidos y Baréin establecerán relaciones diplomáticas.

Antes de la ceremonia, Netanyahu se reunirá en la Casa Blanca con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien negoció el avance diplomático, según un funcionario israelí que informó a los reporteros que acompañan al primer ministro en Washington.

Los Emiratos Árabes Unidos y Baréin estarán representados en la ceremonia de firma por sus ministros de Relaciones Exteriores, Abdullah bin Zayed Al Nahyan y Abdullatif bin Rashid Al Zayani, respectivamente, informa The Times of Israel.

También se dijo que la administración Trump estaba trabajando para que representantes de otras naciones árabes asistieran a la ceremonia de firma como una señal de apoyo tácito a la creciente tendencia de normalización.

Hablando el lunes en una declaración en video desde Washington, Netanyahu sostenía lo que dijo eran los borradores de los acuerdos con los Emiratos Árabes Unidos y Baréin.

“Hemos trabajado en esto durante muchos años”, dijo Netanyahu el lunes. “El momento llegará mañana. Este es un punto de inflexión enorme en la historia de Israel, así como en la historia de Oriente Medio. Tendrá un gran impacto positivo en todos los israelíes”.

Añadió: “Les prometo, por lo que veo aquí, que hay más países en camino”.

Netanyahu y Trump están programados para sostener una reunión bilateral en la Casa Blanca a las 11 a.m. (6 p.m. hora de Israel), una reunión a cuatro bandas con los ministros de Relaciones Exteriores de Emiratos Árabes Unidos y Baréin que se llevará a cabo poco después.

La ceremonia oficial se realizará a las 12 p.m. (19.00 horas en Israel) en el Jardín Sur de la Casa Blanca, escenario de la firma de los Acuerdos de Oslo con los palestinos el 13 de septiembre de 1993. A esto le seguirán los discursos de los líderes y la ejecución de los himnos nacionales de los países. Luego celebrarán una cena.

Ministro de Relaciones Exteriores de los Emiratos Árabes Unidos, Sheikh Abdullah bin Zayed Al Nahyan. (Foto AP / Alexander Zemlianichenko)

Unas 700 personas estarán en el público, según el Canal 12, que dijo que entre los invitados estaría la ex embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas Nikki Haley, el multimillonario Ron Lauder y el ex primer ministro británico Tony Blair. No estaba claro si estará presente Guilad Erdan, el enviado de Israel a la ONU, que también asumirá el cargo de embajador en Washington.

Si bien aún no se han publicado los textos de los acuerdos, los reporteros oficiales israelíes dijeron que Netanyahu firmará un “tratado de paz” con los Emiratos Árabes Unidos y una “declaración de paz” separada con Baréin.

El primero es un tratado con personalidad jurídica internacional, que debe ser aprobado por el parlamento, mientras que el segundo es simplemente una declaración conjunta que defiende un compromiso con la paz.

El jefe del Consejo de Seguridad Nacional de Israel, Meir Ben-Shabbat (segundo a la derecha), con mascara protectora, se abre paso para abordar el avion mientras se prepara para partir de Abu Dhabi el 1 de septiembre de 2020, al final de una visita sin precedentes sobre la normalizacion de las relaciones entre Israel y los EAU. (NIR ELIAS / POOL / AFP)

Al discutir el acuerdo con los Emiratos Árabes Unidos, el funcionario dijo a los periodistas: “La diferencia entre este acuerdo y los de Jordania o Egipto es que no pone fin a un estado de guerra”.

El funcionario se negó a revelar si el acuerdo incluiría compromisos israelíes con respecto a la cuestión palestina.

“Hay mucha sensibilidad porque estamos hablando de cuatro jugadores aquí, y como tal, los detalles no se darán a conocer de antemano”, dijo el funcionario.

Abdullatif bin Rashid Al-Zayani, entonces secretario general del Consejo de Cooperacion del Golfo, habla durante una conferencia de prensa despues de la cumbre del Consejo de Cooperacion del Golfo en Riad, Arabia Saudita, el 10 de diciembre de 2019 (AP Photo / Amr Nabil).

En respuesta a las críticas de que la Knéset no estaba al tanto de los detalles del acuerdo de normalización con los Emiratos Árabes Unidos antes de su firma, el funcionario dijo: “Este es un procedimiento estándar. Primero firmamos, y luego se lleva ante el gabinete para su aprobación, seguido por la Knéset. Así fue también en el pasado”.

Ambos acuerdos con los Emiratos Árabes Unidos y Baréin que se firmarán el martes mencionan diversas áreas de cooperación planeadas entre los respectivos países, dijo el funcionario.

Si bien el acuerdo de paz con los emiratíes será más detallado que la declaración que Netanyahu firmará con Baréin, todavía hay problemas con respecto a los Emiratos Árabes Unidos que se ultimarán después de la ceremonia del martes, dijo el funcionario. Se discutieron la semana pasada durante la visita de una delegación israelí encabezada por el presidente del Consejo de Seguridad Nacional, Meir Ben Shabbat, en Abu Dhabi.

El ministro de Defensa, Benny Gantz, dijo el lunes a las noticias del Canal 13 que había visto el tratado con los Emiratos Árabes Unidos y que había sido redactado “profesionalmente” por el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Gantz también habló con su homólogo bahreiní, Abdullah bin Hassan al-Nuaimi, antes de la ceremonia y lo invitó a visitar Israel.

El Ministro de Relaciones Exteriores de Barein, Abdullatif bin Rashid Al-Zayani. (Foto AP / Amr Nabil)

Confirmando que Netanyahu se reuniría con Trump, el funcionario israelí dijo que no había reuniones programadas con el candidato presidencial demócrata Joe Biden. “[Netanyahu] está cerrado en Blair House”, dijo el funcionario. “No irá a ningún otro lado”.

La campaña de Biden no respondió de inmediato a la pregunta si el exvicepresidente buscaba reunirse con Netanyahu esta semana.

Cuando se le preguntó el lunes por la mañana si la ceremonia podría haberse pospuesto debido a la pandemia, el ministro del gabinete, Tzaji Hanegbi, dijo a Radio del Ejército: “No se puede posponer ni la paz ni la guerra”.

El asesor de seguridad nacional Meir Ben-Shabbat reunido con su homologo, el asesor de seguridad nacional de los Emiratos Árabes Unidos, el jeque Tahnoun bin Zayed, el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperacion Internacional de los Emiratos Arabes Unidos, el jeque Abdullah bin Zayed, el asesor presidencial principal de los Estados Unidos, Jared Kushner, y el asesor de seguridad nacional de los Estados Unidos, Robert O’Brien, y otros funcionarios, en el palacio del Asesor de Seguridad Nacional de los EAU en Abu Dhabi, el 31 de agosto de 2020 (Amos Ben-Gershom / GPO)

Netanyahu, que es el único representante del gobierno de Israel en el evento, a diferencia de los Emiratos Árabes Unidos y Baréin, que enviarán cada uno hasta ocho ministros, reanudó la planificación del próximo cierre al llegar a Washington el martes por la mañana, dijo su oficina.

“Netanyahu celebró una conferencia telefónica de consulta sobre los preparativos para el cierre con el ministro de Salud Yuli Edelstein, el viceministro de Salud Yoav Kisch, Ben Shabbat, el director de ‘Maguen Israel’, el profesor Ronni Gamzu, el director general del Ministerio de Salud, el profesor Chezy Levy y otros funcionarios”, dijo su oficina en un comunicado que incluía una foto de Netanyahu en su alojamiento de Blair House.

El Primer Ministro Benjamin Netanyahu en su habitacion de hotel en Washington, DC el 14 de septiembre de 2020 (Cortesia: Oficina del Primer Ministro)

El comunicado probablemente fue diseñado para responder a los que lo criticaron por volar a EE. UU. para la ceremonia, con Israel en la cúspide de una gran emergencia de salud y un segundo bloqueo.

En su declaración en video el martes por la noche, Netanyahu dijo: “Incluso mientras estoy involucrado en este importante trabajo diplomático, no olvido ni por un momento que estos son días difíciles para todos nosotros. Logré hablar hoy tanto con el ministro de finanzas como con el ministro de salud, y mañana por la noche, cuando regrese a Israel, continuaremos trabajando juntos para ustedes, los ciudadanos de Israel, para que podamos superar el coronavirus y también traer la paz”.

El primer acuerdo de normalización, entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos, fue anunciado el 13 de agosto por Trump. Según los tres gobiernos en una declaración conjunta, el acuerdo hará que los Emiratos Árabes Unidos establezcan vínculos plenos con Israel, lo que hará que una relación duradera, pero en su mayor parte encubierta, salga a la luz.

El acuerdo entre Israel y Baréin se anunció el viernes, cuando una declaración conjunta emitida por Trump dijo que Baréin e Israel se unirían a la ceremonia del 15 de septiembre y firmarían su propia Declaración de Paz con Israel. Se había visto a Baréin acercarse a Israel en los últimos años, y el año pasado fue sede del lanzamiento del elemento económico del plan de paz israelí-palestino de la administración Trump.

La ceremonia de firma, sin embargo, está todavía a un paso de la ratificación oficial bajo la ley israelí, que expertos legales han dicho que requiere el sello del gabinete y la Knéset para los tratados de paz oficiales.

En respuesta a una petición que pide que se prohíba la entrada en vigor de los acuerdos si no son aprobados por el gabinete o la Knéset, la Oficina del Primer Ministro dijo el lunes que el acuerdo de normalización con los Emiratos Árabes Unidos solo entrará en vigor una vez que sea votado por el parlamento.

“Dada la importancia del acuerdo, el primer ministro tiene la intención de sugerir que el gobierno lo presente a la Knéset”, decía una carta de la PMO, publicada por Walla.

Banderas de Israel y Emiratos (Credito de la foto: Eitan Elhadez-Barak/TPS)

Mientras tanto, la redacción del acuerdo y los detalles incluidos en él aún no se han publicado oficialmente, generando dudas sobre lo que Jerusalem ha acordado.

Durante las últimas semanas, varios medios de comunicación israelíes y estadounidenses han informado que Netanyahu abandonó en privado cualquier oposición a la venta de aviones de combate estadounidenses F-35 a los Emiratos Árabes Unidos.

El domingo, The Times of Israel informó que la administración Trump le dio a los Emiratos Árabes Unidos un compromiso durante las negociaciones de normalización de que Washington no reconocería la anexión israelí de partes de Cisjordania hasta 2024 como muy pronto.

Hablando en una reunión de facciones en la Knéset el lunes, el presidente del partido Meretz, Nitzan Horowitz, dijo que había escuchado de “fuentes autorizadas” que los acuerdos de Israel con los Emiratos Árabes Unidos y Baréin también incluían el compromiso de imponer una moratoria a la construcción de asentamientos.

El líder de Campo Democratico Nitzan Horowitz, en una conferencia de prensa en Tel Aviv, el 12 de agosto de 2019 (Tomer Neuberg / Flash90).

“Estos acuerdos no son ‘paz por paz’”, dijo Horowitz, refiriéndose a la afirmación de Netanyahu de que los acuerdos representan un nuevo paradigma en los esfuerzos de paz de Israel.

“En marcado contraste con las declaraciones de Netanyahu, estos acuerdos, que se firmarán mañana en Washington, han sido condicionados explícitamente al compromiso israelí de prevenir operaciones en los territorios que perjudiquen las posibilidades de alcanzar una solución de dos estados”, dijo el presidente de Meretz. “Está comprobado una vez más, por enésima vez: no hay normalización en Oriente Medio sin un acuerdo israelí sobre una solución de dos estados, y no habrá paz real sin llegar a un acuerdo con los palestinos”.

En respuesta, un portavoz del primer ministro arremetió contra Horowitz, alegando que no tenía información privilegiada sobre el acuerdo ni sus detalles.

“Las fuentes de Horowitz como político son incluso peores que las que tenía como periodista”, dijo el portavoz, identificado solo como una “fuente en el séquito” de Netanyahu.

Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo