avatar_default

Enlace Judío México e Israel – El 12 de agosto de 1553, el papa Julio III mandó confiscar y quemar todos los ejemplares del Talmud en Italia, en las ciudades bajo su potestad. El decreto se ejecutó el 9 de septiembre de 1553 justo cuando se celebraba Rosh Hashaná.

La decisión del Papa fue un desenlace de la actividad de la familia judía Nasí en Italia, que había desembocado en lo que se llamó “mesianismo práctico” o intento volver a Eretz Israel a fines de la Edad Media europea.

25 años antes había fracasado un plan del rabí Jacob Birav de recrear el Sanedrín o corporación de los sabios de Israel. Nasí era favorito del sultán turco Solimán el Magnífico.

Era el ex marrano de Portugal Juan Migues, que en aquellos tiempos llevaba el nombre hebreo de José Nasí, usando además el titulo honorífico español y portugués de “Don” (dueño).

Marrano es un término que hace referencia a los judíos convertidos de los reinos cristianos de la península ibérica que “judaizaban”, es decir, que seguían observando clandestinamente sus costumbres y su anterior religión.

Entre los expulsados de España en 1492 que fueron convertidos a la fuerza en Portugal en 1497, ocupaban un lugar destacado los hermanos Francisco y Juan Mendes, que dirigían comercios y negocios bancarios en Portugal y Flandes.

Juan Migues estaba emparentado con esta familia y participaba de sus negocios. Cuando muere Francisco se hace cargo de la dirección de la firma su viuda Gracia, en hebreo “Jana”.

Jana era una mujer fiel al judaísmo a pesar de pertenecer oficialmente al catolicismo. Doña Gracia busca la oportunidad de retornar a la fe de sus antepasados, lo hace con cautela y paciencia. Pasaron 16 años hasta que Gracia se transformó en Jana.

Le costó un viaje por todo Europa occidental y casi toda su fortuna, pero logró sus propósitos. Jana como así Juan Migues que era su sobrino y luego yerno, pasaron oficialmente al judaísmo.

En el camino de retorno al judaísmo, Juan luchó contra la Iglesia y con la inquisición, justo en la época que el catolicismo peleaba por su existencia contra la reforma luterana, que separó del papado a gran parte del imperio germano.

Ante esto la iglesia toma una línea reaccionaria, se fundan las órdenes de los jesuitas en 1534 y teatinos 1542, que persiguen toda desviación, toda herejía y por supuesto a otras creencias.

Finalmente el 9 de septiembre de 1553, justo en Rosh Hashaná son quemados en el Campo de Fiore, 100 folios del Talmud y el 12 del mismo mes se ordena confiscar y quemar todos los ejemplares del Talmud existentes en Italia.

La situación empeora cuando el gran inquisidor Pietro Caraffa, fundador de la orden de los teatinos, se convierte en el papa Pablo IV y renueva todas las disposiciones antijudías que no fueron aplicadas durante el periodo de los papas tolerantes.

Pablo IV ordena encerrar a los judíos en el ghetto de Roma, clausura las sinagogas dejando solo dos en Roma y una en cada ciudad bajo su dominio.

Fuente: Anajnu.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo