avatar_default

Enlace Judío México e Israel – Muchas hipótesis se han escrito sobre las 10 tribus perdidas de Israel, pero el presente ensayo es una reflexión interesante, incluso, políticamente.

ALBERTO HALABE BUCAY

Desde que el Pueblo Judío salió de Egipto, dirigidos por Moisés, comenzaron las inconformidades y las luchas de poder, sobre todo por permanecer 40 años en el desierto y ser gobernados monárquicamente sólo por Moisés, por lo que es muy probable, que desde esa época, algunos líderes del Pueblo de Israel hayan decidido separarse y formar otros grupos sociales, que después, incluso, se convirtieron en imperios; tal podría ser el caso de descendientes de las tribus de Efraím o Menashe, que por independizarse,  se hayan alejado  para fundar el Imperio Persa, el cual siempre fue diplomáticamente accesible con el pueblo Judío.

Es interesante también analizar cómo se fundó el Imperio Romano, muy probablemente también por líderes de las tribus de Israel que prefirieron de igual manera independizarse, y por medio de un pacto (brit) diferente, haya surgido más adelante el Imperio Británico, a partir de dicha independencia..

Pero resulta aún más interesante de analizar acerca de las tribus perdidas de Israel lo que pudo haber sucedido durante la época del Rey David, cuando surgieron aún más conflictos y luchas de poder entre judíos líderes de dichas tribus,  y es cuando, quizá, decidieron,  migrar, perderse, y, revelarse, y llegar al Continente Americano, ya sea por el estrecho de Bering, o en barcos, fenicios o persas, por las mismas rutas marítimas que siglos después le fueron reveladas a Cristóbal Colón.

Los seres humanos que habitaban en el Continente Americano antes de su descubrimiento por los españoles tenían la característica tan particular de vivir como tribus, independientes y soberanas, igual como lo hacían las tribus de Israel en Judea, en la época del Rey David; desde los apaches de Norteamérica hasta los incas de Sudamérica; todas ellas, por rebeldía seguramente, fueron a su manera, idólatras, y entre ellas, también hubo luchas de poder y conflictos bélicos, muy parecidos a los que se presentaron después de la muerte del Rey Salomón, hijo de David, en Judea, los más representativos serían entre mexicas y aztecas.

Dichas tribus del Continente Americano, por la misma rebeldía contra sus orígenes, construyeron pirámides muy parecidas a las que habrían construido en Egipto, mantuvieron secretos bíblicos como los que aparecen en el calendario maya y en el texto Popol Vuh, conservaron la cuenta del tiempo en base a las fases lunares como lo representaron en el calendario azteca, y veneraron al animal más despreciable de la Biblia: la víbora, al emplumarla.

Y para entender aún más el presente contexto, de que líderes de tribus de Israel hayan decidido separarse en muchas épocas, para liberarse del yugo imperialista judío, resulta muy interesante analizar cómo, por un lado, unos de ellos buscaron una señal para establecerse, y encontraron a unos bebés gemelos tomando leche de una loba, y otros, por otro lado, con la misma ideología, encontraron un águila, sobre un nopal, devorando a una serpiente.

Nota cultural agregada: Uno de los investigadores más notables sobre las tribus de América y su posible origen judío fue Frédéric de Waldeck en el siglo XIX, se puede encontrar un artículo sobre él publicado en la revista JSTOR y escrito por Carolina Demetris (volúmen 25, número 2, 2009).

 


Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo