avatar_default

Enlace Judío México e Israel – El Vidui, la ‘confesión’, es el eje de Iom Kipur. Durante el Vidui nos paramos un poco inclinados hacia adelante, con la cabeza baja, nos golpeamos el pecho y confesamos nuestros pecados, lamentando cada uno y comprometiéndonos a no volver a cometerlos. Al hacer esto, limpiamos nuestro bagaje espiritual de los pecados del pasado.

La lista prescrita puede parecer lejana y desactualizada. A continuación les presentamos una traducción práctica y contemporánea de la primera sección del Vidui, que ayudará a que tu confesión sea mucho más significativa.

Ashamnu – Somos culpables, destruimos nuestro sentido de espiritualidad

Nos expusimos a cosas que arruinaron nuestra sensibilidad espiritual
Perdimos el tiempo y el foco interior observando las vidas de los demás en vez de corregir nuestra propia vida
Vimos y compartimos material que no era apropiado
Nos costó encontrar tiempo para las personas y las cosas que más importan en la vida, pero perdimos libremente el tiempo en cosas sin sentido

Bagadnu – Hemos traicionado, fuimos desleales

No dudamos en pedirle a Hashem las cosas que queríamos o que nos faltaban, pero no le agradecimos debidamente por lo que Él ya nos había dado
No notamos las cosas buenas de los demás y, en cambio, proyectamos en ellos nuestras frustraciones internas
No escuchamos a las personas debidamente, en cambio, impusimos nuestras propias interpretaciones decidiendo que eso era lo que la otra persona quiso decir

Gazalnu – Hemos robado

Le robamos a los demás la posibilidad de tener una impresión veraz de nosotros, es decir, ocultamos nuestro ser real
Utilizamos el tiempo de nuestros empleadores para fines personales
Tomamos decisiones para la organización en base a nuestras conveniencias personales
Descartamos los actos engañosos de los demás como algo divertido en vez de confrontarlos

Dibarnu Dofi – Dijimos chismes, hablamos detrás de la espalda de las personas

Dijimos cosas sobre otras personas que nunca diríamos en su cara
Nos apresuramos a menospreciar a otros, sin observar la imagen completa
Nuestros hijos escucharon de nosotros “no” o palabras negativas o críticas mucho más de lo que escucharon “sí” o palabras de aliento y elogio
Disfrutamos al leer o ver a gente que se burlaba o avergonzaba a otros.

Heevinu – Causamos perversión, corrompimos a otros

Dimos prioridad a los deseos a corto plazo y a los valores actuales por sobre la sabiduría Divina y las mitzvot
Influenciamos a otros para que buscaran atajos
No hablamos con los demás lo suficiente sobre asuntos espirituales
Pensamos y hablamos demasiado sobre nosotros mismos
Alentamos a otros a dedicar su tiempo a hacer cosas insignificantes

Vehirshanu – Causamos que otros pequen, difundimos la maldad

¿Acaso el mundo es un mejor lugar porque nosotros estamos en él?
¿Tratamos de corregir a los demás cuando tomaron malas decisiones o cuando hicieron algo malo?
Preferimos no involucrarnos antes que defender lo que es correcto
¿Emitimos energía positiva y optimismo o energía negativa y pesimismo?

Zadnu – pecamos intencionalmente y luego lo racionalizamos

¿Cuándo fue la última vez que realmente cedimos a algo porque eso es lo que Hashem quiere de nosotros?
¿Quién influye en mayor medida sobre nuestras decisiones morales?
¿Nuestro sistema de valores está en sintonía con Hashem y Su Torá?
¿Quiénes son los modelos que seguimos?
Comenzamos proyectos que al principio son emocionantes, pero no asumimos el compromiso de completarlos. Entonces racionalizamos y justificamos por qué los abandonamos
Evitamos tomar decisiones morales valientes declarando que son áreas grises

Jamasnu – extorsionamos, nos aprovechamos de los más débiles

Nos sentimos satisfechos al ver a otras personas como “inferiores” a nosotros
Utilizamos a otras personas para nuestros proyectos o para hacernos favores sin apreciarlos adecuadamente o sin pagarles
Nos esforzamos más con ciertas personas debido a su estatus social
Señalamos a los demás lo que sentimos que son incapaces de lograr, sin prepararlos para que tengan éxito en las áreas en las que pueden sobresalir

Tafalnu shéker – Nos apegamos a la falsedad

Exageramos, tergiversamos o mentimos sobre los eventos
Creímos las perspectivas del mundo distorsionadas de otras personas
Aceptamos rumores o chismes demasiado rápido y los transmitimos a otros
Juzgamos demasiado rápido a las personas sin tratar de entenderlas

Iaatznu rá – Abusamos de la confianza de otros, ofrecimos malos consejos

Nos apresuramos a ofrecer consejos sin pensarlos adecuadamente
No somos suficientemente comprensivos como para alentar a otros a que confíen en nosotros
No ofrecimos asesoramiento imparcial, en especial cuando hubo un conflicto de intereses
Pusimos a otros en una posición en la cual no podían decir “no” a nuestras solicitudes

Kizavnu – Engañamos

Prometimos cosas sólo para calmar a otros
Inflamos cosas que no eran valiosas
Usamos palabras engañosas
Seguimos a la multitud sin importar si lo que hacían era correcto para nosotros
Fuimos selectivamente perezosos, estuvimos demasiado cansados cuando eso nos convenía

Latznu – Nos burlamos y nos reímos de cosas serias

Nos burlamos de cosas significativas para restarles importancia
Despreciamos a otros sin pensarlo
Toleramos una sociedad en la que la forma de salir adelante es “pisotear a los demás”
No siempre estuvimos orgullosos de nuestro judaísmo, estuvimos dispuestos a ocultarlo

Maradnu – Nos rebelamos y desafiamos a Hashem

Sabemos lo que Dios espera de nosotros, pero no planificamos cómo llegar allí
Consideramos a las mitzvot como actividades culturales para sentirnos bien, en vez de entender que son mandatos Divinos para acercarnos a Hashem
Fuimos frívolos en nuestra relación con Hashem

Niatznu – Enojamos a Dios al ignorar Sus mitzvot

Dedicamos mucho tiempo a nuestros cuerpos, pero no suficiente a nuestras almas
No aprovechamos las oportunidades para estudiar Torá cuando se presentaron
No mostramos suficiente reverencia y respeto a las mitzvot

Sararnu – Nos alejamos, ignoramos nuestras responsabilidades

Tratamos de liberarnos de las responsabilidades de la vida
Evitamos aceptar puestos de responsabilidad comunitaria
No nos tomamos el tiempo para desarrollar una visión considerada de las cosas, juzgamos y decidimos con rapidez
Formamos camarillas y nos mantuvimos en nuestro propio círculo social en vez de abrirnos y acercarnos a otros

Avinu – Nos pervertimos

Hicimos cosas que no reflejan nuestros potenciales
Miramos y hablamos de cosas bajas e indignas
Asumimos que nuestra forma de pensar es la correcta
No nos disociamos de personas que publican, discuten o comparten cosas vulgares

Pashanu – Actuamos de forma caprichosa, negamos la validez de las mitzvot

Seleccionamos fragmentos del judaísmo, observamos a medias las partes del judaísmo que nos agradaban
Desarrollamos prioridades conflictivas
No pensamos lo suficiente en nuestros valores

Tzararnu – Provocamos sufrimiento

Causamos dolor a otros y luego nos distanciamos
Vimos que otros sufrían y pasamos de largo sin prestarles atención
No sentimos lo suficiente el dolor de los demás, preferimos enfocarnos en nuestras propias vidas
No dedicamos suficiente tiempo a reflexionar sobre las repercusiones y los efectos en cadena que tienen sobre los demás las decisiones que tomamos

Kishinu Oref – Fuimos obstinados, nos negamos a ver la mano de Hashem

Culpamos a Hashem si las cosas van mal, pero no lo alabamos cuando las cosas van bien
Consideramos la vida diaria como una serie de coincidencias en vez de ver la mano de Dios
Hablamos de los logros de las personas en la historia sin hablar de la participación y del control de Hashem
Permanecimos en nuestra zona de confort, rechazando los intentos de crecer y expandirnos más allá de la misma

Rashanu – Fuimos malvados

No consideramos que tenemos la misión de difundir en el mundo la bondad
A veces no vemos que el mundo tiene una moral Divina objetiva; consideramos que todo es cuestión de elección y conveniencia
Hicimos alarde de nuestros pecados y los publicitamos
Ignoramos nuestros errores en vez de aprender de ellos

Shijatnu – Corrompimos nuestro carácter

Fuimos arrogantes
Dejamos decaer nuestro idealismo
No nos analizamos a nosotros mismos

Tiavnu – Fuimos abominables

Borramos o desdibujamos nuestra autoimagen
Nos enojamos cuando las cosas no salieron como deseábamos
No comprendimos qué cosas impactan negativamente nuestro carácter

Tainu – Nos desviamos, nos alejamos de Hashem

Perdimos de vista nuestras metas y no aceptamos cuando nos criticaron
Limitamos la religión a “días” y “lugares” particulares
No compartimos lo suficiente nuestra religión con los demás

Titaanu – Tú nos dejaste desviarnos

No le pedimos a Hashem ayuda espiritual
No nos sentimos mal de usar nuestro libre albedrío para alejarnos de Hashem
No sentimos que carecíamos de algo cuando ignoramos nuestra relación con Hashem

Traducción original  y fuente: Aishlatino.


Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo