avatar_default

Enlace Judío México e Israel – De entre las reliquias edilicias más antiguas y conservadas de la presencia judía en Sefarad destaca la Sinagoga de Córdoba (también apodada “de Maimónides”, aunque el sabio nació y se crio en la ciudad capital del Califato de Occidente más de un siglo antes), construida en 1315 (5075 del calendario hebreo) en el estilo arquitectónico conocido como mudéjar.

De los edificios que se han mantenido en pie desde entonces, sólo le supera en edad la sinagoga de Santa María la Blanca de Toledo, aunque ésta se transformó en iglesia desde las masacres antijudías de 1391. El tercer templo que se mantiene en pie es la Sinagoga del Tránsito, también en Toledo, que es apenas unas décadas más joven.

La de Córdoba está localizada en el barrio antiguo de la ciudad en la calle llamada justamente Judería y es el segundo monumento más visitado de la antigua capital califal, que en su momento fue una de las urbes más pobladas del planeta, con entre 250 mil y 450 mil habitantes.

En una inscripción en el interior se puede leer la inscripción fundacional “Santuario en miniatura y morada del Testimonio que terminó Ishaq Moheb, hijo del señor Efrein Wadowa el año setenta y cinco. ¡Asimismo vuélvete, oh Dios, y apresúrate a reconstruir Jerusalén!”. Tras el Edicto de Expulsión de los judíos en 1492, se transformó en hospital; en 1588 en ermita en honor de los santos patronos del gremio de zapateros; en 1794 se construyó una bóveda en la sala de oración que albergaba dos altares y el lugar llego a usarse entonces como escuela infantil.

Era 1876, cuando un párroco que realizaba reparaciones descubrió parte de las inscripciones hebreas, lo que llevó al arqueólogo Rafael Romero Barros, padre del famoso pintor cordobés Julio Romero de Torres, a redactar un informe a raíz del cual en 1885 se declaró Monumento Nacional.
Recuperando el esplendor original

Finalmente, y tras un largo historial de reformas para recuperar su aspecto original, fue inaugurada en 1985, con motivo de la celebración del 850 aniversario del nacimiento del mencionado Maimónides.

A finales de 2017 fue cerrada al público durante casi un año para una nueva restauración y desde entonces puede visitarse nuevamente.

Consta de un patio al que se accede desde la calle y que da paso a un vestíbulo seguido de la sala de oración. Del lado oriental del vestíbulo arranca la escalera que lleva hasta la galería de las mujeres con tres balcones.

En 2008 las autoridades de Andalucía adquirieron un solar colindante para crear un centro de interpretación. La sorpresa vino cuando se descubrió allí un mikvé (un baño ritual) de la época en que la sinagoga funcionaba como tal, además de una yeshivá (escuela talmúdica), lo que indica la importancia que tuvo dicho centro religioso. Estas partes aledañas aún no son accesibles al público.

A diferencia de las epigrafías (inscripciones en las paredes) perfectamente conservadas en la Sinagoga del Tránsito, en la de Córdoba están muy deterioradas por las diferentes reformas que atravesó el edificio cuando fue destinado a otros fines.

* El autor es director de Radio Sefarad.


Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo