avatar_default

(JTA) — Un prominente rabino ortodoxo israelí dijo que la ley judía no prohíbe a las personas LGBTQ formar una familia.

El rabino Benny Lau hizo la declaración como parte de un conjunto de pautas para los judíos LGBTQ observantes y sus familias, publicadas el sábado por la noche bajo el título “No es bueno que el hombre esté solo”. Las pautas, publicadas en la página de Facebook de Lau, buscan reconciliar el deseo de dar la bienvenida a los judíos LGBTQ a las comunidades judías dentro de las limitaciones de la ley religiosa.

Según Lau, la ley judía “no prohíbe a los miembros de la comunidad LGBTQ criar hijos y formar una familia”, aunque reconoce que pueden surgir problemas legales judíos para las parejas que utilizan la maternidad subrogada o un donante de esperma para tener hijos.

Lau también disuadió a los familiares de judíos LGBTQ de alentar la terapia de conversión, una práctica desacreditada que busca cambiar la orientación sexual de alguien.

El rabino dijo que quienes se sienten atraídos por miembros del mismo sexo no deberían intentar contraer matrimonio heterosexual si su pareja los rechaza. Y afirmó que las parejas LGBTQ y sus hijos deben ser miembros plenos de la comunidad y que no se debe dañar su dignidad.

Enfatizó en que las pautas no pretenden ser un fallo sobre cuestiones de la ley judía, sino que tienen como objetivo encontrar formas para que los judíos LGBTQ lleven su vida familiar dentro de las comunidades religiosas.

Lau está afiliado al movimiento religioso sionista de Israel, un movimiento ortodoxo que está más integrado en la sociedad israelí que la comunidad ortodoxa jaredí. En el pasado, ha provocado la ira de algunos en su comunidad por sus posiciones progresistas en una variedad de temas, incluida la aceptación LGBTQ.

Al igual que la comunidad ortodoxa moderna en EE. UU., la comunidad religiosa sionista de Israel ha luchado en los últimos años con la tensión entre la prohibición de la Torá sobre las relaciones homosexuales y la mayor aceptación de las personas LGBTQ en el mundo secular. Las pautas son importantes debido a la prominencia de Lau y porque pocos rabinos ortodoxos han estado dispuestos a hablar a favor de la aceptación de las personas LGBTQ.

Las pautas de Lau abordan el tema de las bodas entre personas del mismo sexo, para lo cual dice que no hay “una solución aceptable” con un marco religioso judío. Aún así, dijo que el impulso de casarse y que la relación de uno se afirme públicamente es “comprensible” y no debe ignorarse. Crear una ceremonia alternativa que no intente “imitar” una boda judía tradicional puede reducir la renuencia de los miembros religiosos de la familia a participar, dijo.

Lau fue anteriormente el rabino de la sinagoga Ramban, una prominente congregación ortodoxa en Jerusalén. Es sobrino del ex Gran Rabino de Israel, Yisrael Meir Lau, y primo de David Lau, el actual Gran Rabino de Israel. Su hermano, Amijai Lau-Lavie, es un rabino abiertamente gay que vive en Nueva York.

De la traducción (c)Enlace Judío México
Prohibida su reproducción

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo