avatar_default

(JTA) — Una tormenta en las redes sociales estalló después del anuncio de que la actriz israelí Gal Gadot interpretará a la reina egipcia Cleopatra en una nueva superproducción. Los críticos se quejan de que Gadot no es ni egipcia ni árabe, mientras que otros señalan que Cleopatra no fue realmente árabe.

La periodista paquistaní Sameera Khan criticó el elenco que encabeza Gal Gadot, que se reportó el domingo, en un tuit que ha provocado una amplia discusión en la plataforma.

“¿Qué idiota de Hollywood pensó que sería una buena idea contratar a una actriz israelí como Cleopatra (una muy insípida) en lugar de una actriz árabe impresionante como Nadine Njeim? Y la culpa es tuya, Gal Gadot. Tu país roba tierras árabes y tú les estás robando sus papeles cinematográficos”, escribió Kahn.

Njeim es una actriz libanesa y tunecina que fue elegida Miss Líbano 2004.

La periodista israelí Sarah Tuttle-Singer respondió al tuit de Kahn y escribió: “Apesta cuando una mujer en el poder menosprecia a otra mujer [Gal Gadot] por su apariencia ‘insípida’. Además, Cleopatra no era ni árabe, ni africana, ni israelí. Ella era griega macedonia”.

Cleopatra fue la última monarca del reino ptolemaico de Egipto, que gobernó el país desde el 305 al 30 AEC. Es descendiente de Ptolomeo I Soter, un general griego macedonio.

Siguiendo el debate sobre Gal Gadot, Kahn respondió a Tuttle-Singer diciendo: “Cleopatra era en parte griega y en parte bereber. Eso es lo que sabemos con certeza. Los académicos han estado debatiendo este tema durante siglos”.

Los historiadores no han probado definitivamente el origen étnico o la identidad de la madre de Cleopatra.

Otros usuarios de Twitter acusaron a Gal Gadot de apoyar el “genocidio” por su origen israelí o pidieron que el papel fuera para una actriz negra, porque Egipto es parte de África.

La película de Cleopatra será dirigida por Patty Jenkins, quien también ha dirigido las películas de Wonder Woman con Gal Gadot, la segunda de las cuales se estrenará en cines en Navidad.

En su anuncio de la película, Gal Gadot dijo que la película de Cleopatra contaría la historia de la reina “por primera vez a través de los ojos de las mujeres, tanto detrás como delante de la cámara”.

El esposo de Gal Gadot, Yaron Varsano, y la productora Pilot Wave de la pareja también participarán en el proyecto. Universal, Warner Bros, Netflix y Apple también compitieron por los derechos de la película, según reportes.

De la traducción (c)Enlace Judío México
Prohibida su reproducción

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo