avatar_default

Enlace Judío México e Israel.- El enviado israelí ante las Naciones Unidas, el embajador Guilad Erdan, atacó el martes a la ONU por elegir a países ampliamente criticados por sus antecedentes en materia de derechos humanos para su principal organismo encargado de defender los derechos humanos.

JACOB MAGID y AP

El embajador Erdan evita identificar a los miembros más nuevos por su nombre y, en cambio, denuncia el enfoque “obsesivo” del organismo “antisemita” en Israel e insta a las democracias elegidas a dimitir.

China, Rusia, Cuba y Pakistán estaban entre los 15 países que obtuvieron escaños en una votación secreta realizada por la Asamblea General de 193 miembros. Arabia Saudita no logró pasar el corte.

“Las elecciones del Consejo de Derechos Humanos de hoy demuestran una vez más que este consejo no tiene nada que ver con la protección de los derechos humanos y todo lo que tiene que ver con violarlos”, dijo el embajador Erdan en un comunicado en video.

El mes pasado, el enviado a la ONU escribió un artículo de opinión en el diario The Times of Israel en el que afirmaba que el organismo internacional corría el riesgo de “perder su derecho a existir” por su trato injusto al estado judío y predijo que podría ser eliminado a fin de siglo.

La censura del embajador Erdan del martes no identificó a ninguno de los miembros más nuevos del Consejo de Derechos Humanos por su nombre. En cambio, discrepó del historial del Consejo de Derechos Humanos durante la última década y media.

“Desde 2006, el consejo ha adoptado 90 resoluciones condenando a Israel, más que todas las resoluciones contra Siria, Corea del Norte e Irán juntas. El enfoque obsesivo en Israel, junto con su protección de regímenes dictatoriales opresivos, muestra que el Consejo de Derechos Humanos se dedica a blanquear los crímenes de estos países”, dijo el embajador Erdan.

“Hago un llamado a todas las democracias que todavía son miembros del consejo a que renuncien inmediatamente a este vergonzoso y antisemita organismo”.

Israel es el único país con un tema de agenda dedicado en el Consejo, lo que significa que la conducta del estado judío se discute automáticamente en cada sesión.

La administración Trump se retiró del consejo en 2018, en parte por su trato al estado judío.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, mencionó el “sesgo” contra Israel en una declaración del martes en respuesta a la votación.

Dijo que “Estados Unidos ha instado a los estados miembros de la ONU a tomar medidas inmediatas para reformar el Consejo antes de que se vuelva irreparable. Desafortunadamente, esas llamadas no fueron atendidas y hoy la Asamblea General de la ONU eligió una vez más a países con antecedentes abominables en materia de derechos humanos, incluidos China, Rusia y Cuba”.

A principios de este año, la ONU publicó una “lista negra” de 112 empresas que operan en asentamientos israelíes. El catálogo se publicó en respuesta a una resolución del organismo de la ONU UNHRC de 2016 que pedía una “base de datos para todas las empresas involucradas en actividades específicas relacionadas con los asentamientos israelíes en el territorio palestino ocupado”.

vista de una población con casas blancas de 2 o tres pisos con tejados rojoss
Una vista de la localidad israeli de Ariel en Judea y Samaria, 28 de enero de 2020 (AP Photo / Ariel Schalit, via ToI)

En la votación secreta del martes, Rusia y Cuba se postularon sin oposición, mientras que China y Arabia Saudita estaban en una pelea a cinco bandas, la única carrera disputada por escaños en el Consejo de Derechos Humanos.

Pakistán recibió 169 votos, Uzbekistán 164, Nepal 150, China 139 y Arabia Saudita solo 90 votos.

A pesar de los planes de reforma anunciados por Arabia Saudita, Human Rights Watch y otros se opusieron enérgicamente a su candidatura, diciendo que la nación de Medio Oriente continúa apuntando a defensores de los derechos humanos, disidentes y activistas de los derechos de las mujeres, y ha demostrado poca responsabilidad por abusos pasados, incluido el asesinato del columnista del Washington Post y crítico saudí Jamal Khashoggi en el consulado saudí en Estambul hace dos años.

Según el reglamento del Consejo de Derechos Humanos, los escaños se asignan a las regiones para garantizar la representación geográfica.

A excepción del concurso de Asia y el Pacífico, la elección de 15 miembros para el Consejo de Derechos Humanos de 47 miembros se decidió de antemano porque todos los demás grupos regionales tenían listas sin oposición.

El Palacio de las Naciones en Ginebra, Suiza, sede del Consejo de Derechos Humanos de la ONU (CC BY-SA Henry Mühlpfordt / Wikpedia)

Cuatro países obtuvieron cuatro escaños para África: Costa de Marfil, Malawi, Gabón y Senegal. Rusia y Ucrania ganaron los dos escaños de Europa del Este. En el grupo de América Latina y el Caribe, México, Cuba y Bolivia ganaron los tres escaños abiertos. Y Gran Bretaña y Francia ganaron los dos escaños para el grupo de Europa Occidental y otros.

“El hecho de que Arabia Saudita no consiguiera un puesto en el Consejo de Derechos Humanos es un recordatorio de la necesidad de una mayor competencia en las elecciones de la ONU”, dijo el director de la ONU de Human Rights Watch, Louis Charbonneau, después del anuncio de los resultados.

“Si hubiera habido candidatos adicionales, China, Cuba y Rusia podrían haber perdido también”, dijo. “Pero la incorporación de estos países que no lo merecen no evitará que el consejo arroje luz sobre los abusos y defienda a las víctimas. De hecho, al estar en el consejo, estos abusadores estarán directamente en el centro de atención”.

Charbonneau criticó anteriormente a los estados miembros de la ONU, incluidas las naciones occidentales, diciendo: “No quieren competencia … Básicamente, estos son acuerdos secretos que se resuelven entre los grupos regionales”.

La semana pasada, una coalición de grupos de derechos humanos de Europa, Estados Unidos y Canadá pidió a los estados miembros de la ONU que se opusieran a la elección de China, Rusia, Arabia Saudita, Cuba, Pakistán y Uzbekistán, diciendo que sus antecedentes de derechos humanos los hacen “no aptos”.

vista de la sala muy concurrida de los miembros del consejo de espaldas y una imponente pintura en el techo de color azul claro, Al fondo se ve una gran pantalla
Vista general de la 37a sesion del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas el 26 de febrero de 2018 en Ginebra, Suiza. (Foto AFP / Jean-Guy Python via ToI)

“Elegir a estas dictaduras como jueces de derechos humanos de la ONU es como convertir a una banda de pirómanos en la brigada de bomberos”, dijo Hillel Neuer, director ejecutivo de UN Watch.

La organización de derechos con sede en Ginebra publicó un informe conjunto de 30 páginas con la Fundación de Derechos Humanos y el Centro Raoul Wallenberg de Derechos Humanos evaluando a los candidatos para puestos en el consejo. El informe enumera a Bolivia, Costa de Marfil, Nepal, Malawi, México, Senegal y Ucrania, todos ganadores, con credenciales “cuestionables” debido a problemas de derechos humanos y registros de votación de la ONU que necesitan mejoras. Solo otorgó calificaciones de “apto” a Reino Unido y Francia.

Human Rights Watch señaló un llamamiento sin precedentes de 50 expertos de la ONU el 26 de junio para “medidas decisivas para proteger las libertades fundamentales en China”, advirtiendo sobre sus masivas violaciones de derechos en Hong Kong y el Tíbet y contra la etnia uigur en la provincia china de Xinjiang, así como ataques a defensores de derechos, periodistas, abogados y críticos del gobierno. Más de 400 grupos de la sociedad civil de más de 60 países se hicieron eco de su llamado.

De los cuatro ganadores de escaños en el grupo de Asia y el Pacífico, China obtuvo el voto más bajo.

Fotografia del 3 de diciembre de 2018, una torre de vigilancia y una cerca de alambre de puas rodean un centro de detencion en el Parque Industrial Kunshan en Artux, en la region occidental de Xinjiang de China. (AP / Ng Han Guan, archivo, via ToI)

El grupo de derechos humanos dijo que las operaciones militares de Rusia con el gobierno sirio “han matado deliberada o indiscriminadamente a civiles y destruido hospitales y otra infraestructura civil protegida en violación del derecho internacional humanitario”, y señaló el veto de Rusia a las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Siria, incluido el bloqueo de la remisión de Damasco a la Corte Penal Internacional.

El Consejo de Derechos Humanos con sede en Ginebra puede destacar los abusos y tiene monitores especiales que vigilan ciertos países y problemas. También revisa periódicamente los derechos humanos en todos los países miembros de la ONU.

Creado en 2006 para reemplazar una comisión desacreditada debido a los malos antecedentes de derechos de algunos miembros, el nuevo consejo pronto se enfrentó a críticas similares, incluido el hecho de que los abusadores de derechos buscaban escaños para protegerse a sí mismos y a sus aliados.

El portavoz del Consejo de Derechos Humanos, Rolando Gómez, dijo que cuando los miembros recién elegidos tomen sus asientos en enero, 119 de los 193 Estados miembros de la ONU habrán servido en el consejo, lo que refleja su diversidad y le da al consejo “legitimidad al hablar sobre las violaciones de derechos humanos en todos los países”.

“Ningún país tiene un historial perfecto de derechos humanos”, dijo Gómez, y “ningún estado es inmune al escrutinio de su historial de derechos humanos, sea miembro o no”.

“Si un Estado cree que puede ocultar las violaciones de derechos humanos que pudo haber cometido, o escapar de las críticas sentándose en el Consejo de Derechos Humanos, está muy equivocado”, dijo.

Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo