avatar_default

Enlace Judío México e Israel.- Una nueva traducción de la Biblia, llamada Hebrew Heritage Bible Newer Testament por el Dr. Brad H. Young, un erudito capacitado en la Universidad Hebrea que enseñó literatura bíblica durante más de treinta años en la Universidad Oral Roberts en los Estados Unidos, destaca las raíces judías del cristianismo.

SARAH CHEMLA

“En lugar de emplear la técnica de traducción de la Biblia estándar simplemente seleccionando la palabra en inglés más apropiada para el griego”, señaló Young, “hice la pregunta: “¿Cuál es el pensamiento y redacción en hebreo que sustenta el texto griego?”, publica The Jerusalem Post.

Usando este método, su texto reconstruye las fuentes hebreas, el idioma y la mentalidad detrás de la iglesia primitiva y sus documentos fundamentales.

“Con esta traducción de la Biblia, los lectores ahora oirán lo que los oyentes del primer siglo en el antiguo Israel habrían oído porque la traducción saca a la luz el contexto cultural, lingüístico y espiritual judío de Jesús como judío”, dijo Young.

“No es ningún secreto que las escrituras cristianas se han utilizado indebidamente durante siglos para incitar al antisemitismo”, afirmó Tricia Miller, quien tiene un doctorado en Biblia hebrea y actualmente trabaja como analista de investigación senior en el departamento cristiano del Comité para la Exactitud en los Informes y análisis de Oriente Medio (CAMERA).

“Con demasiada frecuencia, los pasajes bíblicos se han sacado de contexto”, dijo. “Las traducciones y los comentarios influyentes a veces omiten las dimensiones judías de los textos antiguos, dejando de lado la fe y las prácticas judías que proporcionaron el contexto para el crecimiento del cristianismo en la Judea y Samaria del primer siglo”.

“A diferencia de otras versiones, esta importante nueva traducción de la Biblia enfatiza el crecimiento del cristianismo en el tiempo y lugar donde nació la fe”, dijo Miller.

La traducción de la Biblia de Young es importante porque los textos cristianos que a menudo se han malinterpretado para promover el antisemitismo y la deslegitimación del Estado de Israel ahora pueden entenderse en su contexto histórico preciso.

“La traducción de la Biblia de Young socava el mal uso antisemita de las escrituras cristianas”, dijo Miller. “En un momento de aumento del antisemitismo, su traducción es un logro especialmente significativo”.

Miller continuó, señalando que muchos académicos todavía usan mal el término “Palestina” al situar a Jesús en el primer siglo. “Pero, por supuesto, el antiguo Israel no se llamaba ‘Palestina’ en la vida de Jesús”, dijo. “Los romanos introdujeron el término cuando derrotaron el levantamiento de Bar Kojba en el siglo II, unos cien años después de la muerte de Jesús”.

Los colonialistas romanos inventaron la palabra “Palestina” para insultar a la población judía nativa con el recuerdo de sus antiguos enemigos, los filisteos, afirmó Miller.

“Mucho después de Jesús, los romanos reemplazaron el nombre ‘Judea’, que obviamente no solo hace referencia a los judíos, sino que también fue el nombre usado durante el ministerio de Jesús”, explicó Miller.

“Los activistas antiisraelíes están explotando esta designación romana tardía para afirmar falsamente que Jesús no era judío sino más bien un ‘palestino’, una designación que no habría tenido ningún significado para un judío del primer siglo como Jesús”, dijo Miller, notando que la mala aplicación de la terminología romana posterior al tiempo de Jesús tiene repercusiones políticas hoy.

“La traducción de la Biblia de la Herencia Hebrea es una profunda reprimenda para quienes ahora intentan negar los orígenes espirituales y culturales de Jesús en sus esfuerzos por socavar el apoyo cristiano al Estado de Israel”.

Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudío

 

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo