avatar_default

Enlace Judío México e Israel – El principal promotor del voto republicano en México, Larry Rubin, quien es judío, habló en exclusiva sobre por qué, desde su perspectiva,  Sobre la fórmula demócrata, dijo que esta representa un “retroceso total” para el destino del país norteamericano. 

 

 

“Ante estas condiciones, necesitas a alguien que conoce dónde está Estados Unidos al día de hoy, que está alerta y también que es un empresario que sabe cómo levantar nuevamente los negocios en Estados Unidos, y esto, definitivamente es Trump” dijo, en entrevista para Enlace Judío, Larry Rubin, presidente de The American Society, que representa al Partido Republicano en México.

“Joe Biden lleva 47 años en gobierno, 47 años y eso es lo único de lo que ha vivido, del gobierno. Y la realidad es que el presidente Trump, en poco tiempo, prácticamente en 47 meses le pudo dar la vuelta a Estados Unidos de una forma singular. Sí le tocó la pandemia y ha sido un caos para el mundo entero (…) pero también hay que reconocerle que el presidente Trump le ha metido cientos de millones de dólares a las empresas en investigación y desarrollo, ha fondeado empresas farmacéuticas para que investiguen y desarrollen la próxima vacuna, el próximo tratamiento del Covid.”

Rubin destacó la actuación de Trump en materia económica, y recordó que el actual presidente de Estados Unidos, que en menos de un mes se enfrentará en las urnas al demócrata Joe Biden, “ha invertido dinero público, a través del Small Business Administration, que es la agencia que se dedica a prestar y a estructurar para las empresas y PyMES, y ahí les ha dado cientos de millones de dólares para apoyo para salir en esta época.”

Admitió que Trump ha realizado comentarios “duros, a veces crudos hacia diferentes países, México lo ha vivido. Es su estilo, el estilo no lo puedes cambiar”, pero Trump es, dijo, un presidente estratega y de acción, que ha realizado grandes acciones en la relación con México.

“Con Barak Obama y Joe Biden, el fracaso de la relación México-Estados Unidos fue contundente. El ignorar a México fue evidente. Lo vimos primero con Felipe Calderón y Barak Obama y Joe Biden, en donde no hubo progreso en lo absoluto, lo único que hubo significativo fue una intromisión a la soberanía de México con un proyecto fallido llamado “Rápido y Furioso”, a manos del fiscal general, reportándole a Joe Biden y Barak Obama (…).

Resaltó como un triunfo de Trump el haberse dado cuenta de que el antiguo Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá se había vuelto obsoleto y haber impulsado y conseguido la firma del T-MEC, que convierte a este país, dijo, en el principal socio comercial de Estados Unidos, por encima de China y Canadá.

También se refirió al tema migratorio, uno de los más polémicos de la administración del actual presidente de Estados Unidos. “El presidente que más (personas) deportó en la historia de Estados Unidos fue Barak Obama y Joe Biden. Claro, lo hicieron de una forma sigilosa, callada, sin decir mucho…”, en cambio, “el presidente Trump logró firmar un acuerdo migratorio histórico con México para controlar los grandes volúmenes de personas indocumentadas que cruzaban la frontera México-Estados Unidos”. Lo hizo al hablar del problema frontalmente y, al hacerlo, también benefició a México, por donde pasan cientos de miles de migrantes provenientes de Centroamérica.

Acción decisiva de Trump por Israel

Sobre el papel que Trump ha jugado en la compleja dinámica de Medio Oriente y, concretamente, en la relación de Israel con Estados Unidos y con sus vecinos árabes, Rubin dijo que “no ha habido un presidente en la era moderna ni de Israel ni de Estados Unidos que haya hecho tanto por el pueblo de Israel, y la verdad es que nosotros (los judíos) no sentimos muy agradecidos que Israel ha estado en el mapa constantemente, que ha tenido el apoyo total de Estados Unidos, y gracias a esa intervención de Estados Unidos se logra abrir los espacios para que Israel pueda tener otra vez ese diálogo con sus vecinos, lejanos y cercanos, y creo que es vital porque Israel ha sido, desde su fundación reciente, en los 40, un país en peligro (…)”.

Volvió a criticar la actuación de la administración Obama en materia internacional y dijo que la relación entre Israel y Estados Unidos fue “fría” durante dicha gestión, haciendo hincapié en el nombre de Biden como parte del gobierno. Dijo que, si Trump se reelige, se puede esperar de él una acción decidida para fortalecer las relaciones con Israel. Además, se dijo seguro de que “el país más grande del mundo árabe, Arabia Saudita,  pronto abrirá el diálogo también con Israel, lo que será un parteaguas muy importante.”

Respecto a en qué sentido afectó a las aspiraciones políticas de Trump el hecho de haber contraído covid-19, Rubin dijo que, antes que nada, esto mostró que Trump es humano, que “se puede enfermar y le pueden pasar las desgracias que le pueden pasar a cualquiera (…). Afortunadamente, sí, él ha tenido el mejor tratamiento médico, él ha tenido las mejores medicinas, sí —es el presidente de Estados Unidos, no esperaríamos nada menos—, pero creo que ha sido una gran enseñanza, como él lo dijo, para él, y para él estar decidido a seguir apoyando a las empresas farmacéuticas, en seguir apoyando a que la economía se siga abriendo porque la pandemia sería mucho peor si estuviera todo cerrado”.

El voto postal

Sobre la oposición del presidente Trump a que el voto por correo cobre una gran relevancia en este proceso electoral, Rubin dijo que “se pueden dar muchos intentos de fraude. La realidad es que el correo no está garantizado que no sea manipulado en el camino al destinatario. Se hizo una encuesta en Estados Unidos y la mayoría de los americanos no mandarían ni mil dólares por el correo porque no le tienen la confianza”, por eso, dijo, el presidente Trump ha llamado a la población a acudir a las urnas el próximo 3 de noviembre.

Se dijo confiado en que, ya se por voto postal o de la manera tradicional, el voto mayoritario le favorecerá al actual presidente pues, dijo, la gente se dará cuenta de todo lo que ha hecho Trump, “incluso antes de la pandemia”.

Larry Rubin también habló sobre Kamala Harris, quien aspira a la Vicepresidencia de Estados Unidos y que es vista como una mujer políticamente orientada hacia la izquierda. Recordó que ella fue una de las 10 congresistas que se opusieron a la firma del T-MEC. “En contra del futuro económico de toda la región. Claro está que no le importa México pero si le importara Estados Unidos, como dice ahora que le importa, ¿por qué votaría contra un tratado que es tan importante para el mismo Estados Unidos?”, cuestionó.

Dijo que se trata de “un peligro enorme, no nada más por el tema socialista, que de por sí es muy preocupante, sino por el tema de que no apoya el comercio, no le interesa el comercio con México, no le interesa México (…), definitivamente Kamala Harris es un retroceso total para Estados Unidos.”

A pregunta expresa de que si Trump admitirá su derrota en caso que esta ocurra, Rubin dijo que Trump no va a perder, y que lo único que exige es que las elecciones sean justas, democráticas, legales y ordenadas. “La oposición ya ha creado este mito de que Trump va a tratar de desestabilizar a Estados Unidos y eso es lo más alejado de la realidad. Si algo hemos visto en Donald Trump es a alguien decidido a apoyar a Estados Unidos, decidido a apoyar el crecimiento de la Unión Americana, y decidido a la ley y el orden.”

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo