avatar_default

Enlace Judío México e Israel – Según una encuesta electoral publicada este domingo por el Canal 13 israelí, si hoy hubiera elecciones en Israel, las condiciones estarían dadas para que el gobierno de más de una década de Benjamín Netanyahu y sus aliados religiosos llegase a su fin.

Acorde a los resultados arrojados por el estudio, el Likud de Netanyahu, pese a que sería el partido más votado, alcanzaría apenas 27 escaños, un descalabro total respecto a los 36 escaños que consiguió en las últimas elecciones del 2 de marzo.

Por el contrario, el partido de derecha Yamina, liderado por Naftali Bennett, un exsocio de Netanyahu en su gobierno, sería el segundo partido más votado y conseguiría 24 escaños, prácticamente cuatro veces lo que consiguió en los pasados comicios.

En las encuestas electorales publicadas en las últimas semanas por medios de Israel, en medio de la constante incertidumbre que sobrevuela al gobierno de coalición de Netanyahu y Benny Gantz, Yamina ha sobresalido en las preferencias electorales.

También concretando una fuerza electoral ascendente se mantendría el partido de centro Yesh Atid de Yair Lapid, exintegrante del partido de centro Kajol Lavan, que alcanzaría 21 escaños.

La alianza de partidos árabes, Lista Conjunta conseguiría 11 escaños, en tanto que el partido de centro Kajol Lavan, el partido de derecha Yisrael Beitenu y el partido religioso Shas alcanzarían 8 escaños.

El partido religioso Yahadut Hatora y el partido de izquierda Meretz alcanzarían apenas 6 escaños.

Fuera de la Knéset se quedarían varios partidos: el histórico partido de izquierda Avoda, el partido de centro-derecha Gesher y los partidos de derecha Derej Eretz y Habait Hayehudi.

Con estos resultados, el bloque de partidos de derecha y religiosos lograría reunir 66 escaños y el bloque de centro izquierda 46 escaños, sin contar a Yisrael Beitenu, la manzana de la discordia de las últimas elecciones.

Sin embargo, si Yamina, Yesh Atid, Yisrael Beitenu y Kajol Lavan decidieran unir fuerzas, podrían formar una coalición de exactamente 61 escaños, los necesarios para formar un gobierno de coalición y sacar del poder a Netanyahu y sus aliados religiosos.

Aunque las preferencias electorales apuntan hacia la posibilidad de este hipotético escenario, la mayoría relativa de los encuestados dejó en claro una cosa: siguen prefiriendo a Netanyahu como primer ministro.

El 36 por ciento dijo que lo prefiere a él como mandatario por encima del 25 por ciento cosechado por Bennet, el 19 por ciento que optó por Lapid y el 15 por ciento que lo hizo por Gantz.

Ante la continua crisis política que acecha a este gobierno, el 48 por ciento de los encuestados afirmó que preferiría que la Knéset se disuelva y el país vaya de nuevo a las urnas, mientras que el 36 por ciento prefiere que esta administración actual siga su curso.

Sobre la actual crisis por el coronavirus, el 64 por ciento afirmó que las restricciones que el gobierno ha tomado han sido impuestas por razones políticas. Sobre la gestión de Netanyahu frente a la pandemia, el 59% dijo no estar satisfecho y el 35 por ciento dijo estar satisfecho o bastante satisfecho.

Si bien el país se encuentra ya en un proceso de reapertura de su economía luego de lograr controlar la pandemia tras un mes de severas restricciones, el 75 por ciento cree que habrá un tercer confinamiento, frente a un 14 por ciento que descarta esta idea.

Otra encuesta publicada por el Canal 12 indicó que el 63 por ciento de los israelíes vería razones políticas detrás de las restricciones tomadas frente a la estrategia de reapertura de la economía de Israel y arrojó que el 59 por ciento ve posible un tercer confinamiento.

Los datos de la encuesta electoral del Canal 12 indicaron los siguientes resultados: el Likud, 27 escaños; Yamina, 22 escaños; Yesh Atid, 17 escaños; Lista Conjunta, 15 escaños; Kajol Lavan, 10 escaños; Shas, 9 escaños, Yisrael Beitenu, 7 escaños; Yahadut Hatora, 7 escaños; y Meretz, 6 escaños.

La encuesta indicó el mismo resultado que la del Canal 13 para Avoda, Habait Hayehudi, Derej Eretz y Gesher: quedarían fuera de la Knéset.

Con estos resultados, con los que no se concretaría la posible alianza para un gobierno sin Netanyahu delineada por la encuesta del Canal 12, el bloque de partidos de derecha y religiosos, sin contar a Yisrael Beitenu, alcanzaría 65 escaños y el bloque de centro-izquierda alcanzaría 48 escaños.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo