avatar_default

Enlace Judío México e Israel – Siguiendo con la tendencia a la baja de la epidemia en Israel, al menos 1,133 nuevos casos de coronavirus se registraron este lunes, de acuerdo con su Ministerio de Salud.

Con ello, suman 304,876 casos acumulados de coronavirus en lo que va de la pandemia en el país. El domingo se confirmaron un total de 905 nuevos contagios.

La cifra de muertes se elevó a 2,263, mientras que la de personas que se han recuperado de la enfermedad llegó a 278,394.

Los contagios activos de coronavirus se han reducido a 24,209, de los que 20,750 están aislados en su domicilio particular y 2,334 en hoteles, mientras que 1,125 están hospitalizados.

La mayoría de los pacientes con enfermedad activa se encuentran estables, en tanto que 182 están en estado moderado y 634 están graves, de los que 239 están intubados a ventilación mecánica.

Un informe de un grupo de trabajo militar sobre el coronavirus publicado el lunes por la mañana dijo que, aunque se estaba conteniendo el brote, las tasas de infección aún eran altas en números absolutos, informó el sitio The Times of Israel.

A pesar de la caída de nuevos casos, el comisionado del gobierno de Israel contra la pandemia instó al gobierno a no apresurar la apertura de escuelas, advirtiendo que los estudiantes podrían llevarse el virus a casa e infectar a la población anciana mucho más vulnerable.

“La tasa de contagios entre los niños pequeños es muy alta”, dijo Ronni Gamzu al Comité de Trabajo y Bienestar Social de la Knéset, y agregó que no era realista esperar que los niños limitaran el contacto con familiares mayores.

“Debemos esperar con la apertura del sistema educativo, escuelas primarias y secundarias”, exhortó, “y hacerlo con cuidado, porque al final esos niños y adolescentes tienen interacciones con adultos y ancianos”.

Según el plan por etapas presentado por el Ministerio de Salud de Israel, las escuelas permitirán gradualmente que los estudiantes regresen en función del cumplimiento de los parámetros epidemiológicos.

Los centros preescolares y jardines de infancia abrieron el domingo, y los grados del primero al cuarto están programados para comenzar una vez que Israel logre mantenerse por debajo de los 1,000 contagios por día.

Si bien el plan predice dos semanas entre etapas, Israel ha visto caer precipitadamente las tasas de contagio, lo que ha llevado a pedidos de una reapertura más rápida de escuelas, empresas y actividades públicas después de un mes de confinamiento nacional que logró frenar la propagación del virus.

Según reportes, Gamzu quiere aliviar las restricciones del confinamiento en varias áreas ultraortodoxas que anteriormente estaban marcadas como puntos críticos, a medida que las tasas de contagio de coronavirus han disminuido ahí.

Los ultraortodoxos han visto uno de los sectores más afectados por el COVID-19 en Israel. A principios de octubre, los funcionarios dijeron que el 40 por ciento de los nuevos contagios por coronavirus en esos días estaban entre los ultraortodoxos, aunque constituyen solo aproximadamente el 12 por ciento de la población.

El domingo, muchas escuelas primarias ultraortodoxas, incluso en las zonas con más contagios en Israel, reabrieron para recibir a sus estudiantes, acatando las instrucciones de un prominente rabino y haciendo caso omiso de lo dictado por el gobierno.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo