avatar_default

Enlace Judío México e Israel – El presidente de EE. UU., Donald Trump, anunció este lunes que eliminará a Sudán de la lista del Departamento de Estado de países promotores del terrorismo, una medida vista como un potencial paso hacia un proceso de normalización de lazos entre Israel y el país africano, informó el sitio The Times of Israel.

“¡Una gran noticia! El nuevo gobierno de Sudán, que está haciendo un gran progreso, acordó pagar $335 MILLONES a las víctimas y familias del terrorismo de EE. UU. Una vez depositado, quitaré a Sudán de la lista de Estados Promotores del Terrorismo. ¡Por fin, JUSTICIA para el pueblo estadounidense y un GRAN paso para Sudán!”, escribió Trump en un mensaje de Twitter.

Trump no hizo referencia a nada sobre Israel, pero Washington ha presionado a Sudán para que dé ese paso durante semanas, y reportes han indicado que el gobierno de Trump habría condicionado esta eliminación de la lista negra a cambio de que Jartum vaya adelante con sus lazos oficiales con Israel.

La eliminación de la lista negra también dependería de una indemnización por las víctimas de los atentados con bombas de 1998 contra las embajadas estadounidenses en Kenia y Tanzania, ataques llevados a cabo por el grupo terrorista al Qaeda de Osama bin Laden mientras este vivía en Sudán.

Tras el acuerdo alcanzado entre Israel y Emiratos Árabes Unidos en agosto pasado, Sudán ha sido visto como uno de los países que podrían ir adelante con una medida igual. Hasta el momento, solo Baréin ha decidido normalizar sus lazos con Jerusalén.

Según el sitio Axios, Sudán se encontraría a la espera de una garantía total de Washington de que será removido de la lista negra y de recibir un paquete de ayuda financiera para anunciar oficialmente que comenzará un proceso de normalización de relaciones diplomáticas con Israel.

De esta manera, como ha ocurrido con los casos de Israel con EAU y Baréin, podría llegar eventualmente una llamada telefónica entre el los líderes de Sudán, el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu y Trump que marque el inicio de la normalización.

La designación de Sudán como Estado promotor del terrorismo se remonta a la década de 1990, cuando Sudán acogió brevemente a Bin Laden y otros militantes buscados. También se creía que Sudán había servido como un oleoducto para que Irán suministrara armas a militantes palestinos en la Franja de Gaza.

La presencia de Sudán en la lista de terroristas, junto con Irán, Corea del Norte y Siria, lo somete a sanciones económicas paralizantes y limita el acceso del empobrecido país al crédito internacional.

Minutos después de la publicación de Trump, el primer ministro Abdalla Hamdok, tuiteó su gratitud. “¡Muchas gracias, presidente Trump! Esperamos con mucho interés su notificación oficial al Congreso de revocar la designación de Sudán como Estado promotor del terrorismo, que le ha costado demasiado a Sudán”, escribió.

El líder de facto de Sudán, el teniente general Abdel Fattah al Burhan, hizo lo mismo momentos después y expresó su “profundo agradecimiento” a la administración Trump por reconocer “el cambio histórico que ha tenido lugar en Sudán”.

Sudán está gobernado actualmente por un frágil Consejo de Soberanía de transición dirigido por al Burhan, quien, según los informes, ha apoyado en general los lazos con Israel. Su homólogo civil, Hamdok, sin embargo, no ha demostrado la voluntad para ello.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo