avatar_default

Enlace Judío México e Israel – Yovel, una comunidad mesiánica colombiana, fue la ganadora de Sharim Israel, un concurso que tuvo como fin estrechar los vínculos entre Israel y el mundo hispanohablante a través de la música. En exclusiva, conversamos con ellos, con los organizadores y con el ganador del segundo lugar, el argentino Germán Kalinscky.

El pasado 30 de septiembre se llevó a cabo la final del gran concurso Sharim Israel, organizado por la ONG Hatzad Hashení, el Departamento para la diáspora de la Organización Sionista Mundial y B’nai B’rith Panamá. Inspirado por el formato de Eurovisión, el concurso consistía en componer una canción original de hasta tres minutos que expresara el amor a Israel. El objetivo era fortalecer el vínculo entre las comunidades judías y el mundo hispanoparlante. Entre los jueces se encontraba un viejo conocido de la comunidad judía de México, Ari Litvak, el Jazán de Bet El.

Para hablar de este emotivo evento, cuya respuesta rebasó las expectativas de los organizadores, conversamos con Gabriel Ben Tasgal, presidente de Hatzad Hashení, Anabella Jaroslavsky y Rolo Weiner, de la Organización Sionista Mundial, y con los ganadores del concurso.

“Estamos en medio de la pandemia y la gente que ama la música tiene tiempo en casa para dedicara a algo hermoso. Mucha gente ama Israel, judíos y no judíos. De ahí surgió la idea de hacer una competencia con buenos premios que le permita a la gente expresar su amor por Israel”, dice Gabriel Ben Tasgal. “Teníamos terror de que la gente no quisiera participar y no tuviéramos suficientes canciones. Sin embargo, dos semanas antes del cierre del concurso ya había 6 o 7 canciones buenas, una semana antes del cierre había cincuenta canciones buenas y tres días antes no nos daba tiempo para poder bajarlas todas y procesarlas”.

Por eso, “tuvimos que trabajar 24 horas seguidas para poder responder a los participantes y avisarles que recibimos su participación. Superó ampliamente las expectativas.

El principal socio del concurso es la Organización Sionista Mundial y por eso aprovecho para preguntarle a Rolo ¿por qué la Organización se mete en un concurso como este?

Rolo Weiner tomó la palabra, en esta entrevista remota, para responder: “Porque para nosotros, fortalecer la identidad judía, la identificación con Israel de toda persona en el mundo es nuestro objetivo primordial y vimos en esto una oportunidad sin precedentes para lograrlo de manera artística.” Durante la emisión original del evento, hubo hasta 1800 personas conectadas al mismo tiempo, pero 40,000 lo han visto hasta el momento en que se lleva a cabo la presente entrevista.

German Kalinscky, productor musical argentino, fue uno de los participantes del concurso y, de hecho, obtuvo el segundo lugar con su canción “Todos somos Israel”. Antes de que la pandemia interrumpiera el pulso habitual del mundo, se encontraba de gira por toda América presentando un show musical sobre Israel. “Estuvimos en México, con teatro lleno en dos funciones”, recuerda. Dice que el show hace un recorrido por historia y la música de Israel desde el relato bíblico hasta la fundación del moderno Estado de Israel y su actualidad.

Sobre su canción, dice que “es tan difícil para el artista el tema de la distancia. Esto llegó en whatsapp y ya que no pudimos hacer la gira decidimos participar en esto de manera virtual, cada uno desde su casa y cantar juntos una canción. Y el resultado es tan bueno que estamos pensando poner esa canción como el final de nuestro espectáculo.” Al referirse a “Todos somos Israel”, uno de los jueces israelíes dijo durante la transmisión: “Pensé que me iba a aburrir poniéndole puntaje a las canciones y yo creo que una canción como esa puede representar perfectamente a Israel”.

Germán Kalinscky admite que “estamos muy contentos. El feedback del jurado fue inesperado y muy positivo. Soy amigo de Ari Litvak de México y él me decía: “vas a tener una grata sorpresa”. Y así fue. Ahora, cuando se le pide que exprese lo que Israel representa para él, el músico recuerda lo que dijo durante la emisión del concurso: “Para mi Israel es mi casa y cuando lo digo me imagino que todos estamos invitados a esta casa. Por eso se llama “Todos somos Israel”, lo siento así, lo llevo en mi sangre. Pienso que un día todos vamos a estar en Israel”.

Germán Kalinscky habla también del proceso de composición de la pieza. “Es un trabajo de equipo. Con mi mujer que es correctora, ella tiene mucha facilidad para darle letra a las canciones. Nos reunimos para hablar qué es para nosotros Israel y hacer una primera base de letra. Luego una primera base musical, la pasamos a cada uno de los integrantes del equipo, producción y ajustes por al menos un mes de trabajo”.

“Todos queremos estar en Israel”

Entre los círculos evangélicos y cristianos se enseña el amor a Israel. Nuestra comunidad aprendió desde hace muchos años que el amor a Israel debe ser manifiesto y desinteresado. Que al orar por la paz de Jerusalén serán prosperados los que te aman”, dice Sergio David Ríos, miembro de la comunidad mesiánica Jovel y ganador de Sharim Israel, quien junto con Gabriel, su productor, también atiende a esta entrevista grupal.

“El pastor de nuestra comunidad nos dijo: ‘Vamos a manifestar el amor’. ¿Cómo se manifiesta el amor? La conexión con las comunidades judías en Bogotá y en Colombia empezó en el año 2000 en combinación con la Embajada de Israel haciendo un trabajo de Hasbará. El apoyo era un poco tímido, era un trabajo que hacíamos en las Universidades y hablábamos del conflicto Palestino-Israel. Luego pensamos cómo seguir manifestando ese amor. Y ese amor se manifiesta en que somos sionistas y trabajamos con la comunidad judía aquí en Colombia”.

El entusiasmo de estos jóvenes se manifiesta en cada una de las palabras con las que nos platican cómo se involucran con la causa sionista. “A veces tomamos parte en las celebraciones de Yom Haatzmaut, aquí con nuestros grupos musicales y de danza. Generalmente viajamos cada año. Gabriel es el guía turístico exclusivo para nuestra comunidad. Todo lo que suena a Israel nos va a interesar siempre. Hablar de Israel en foros, en colegios, en universidades, hablar bien de Israel”.

Sharim Israel les dio a Sergio y a Gabriel la oportunidad de expresar su amor por Israel de una forma muy especial, “porque había que hacerlo por medio de la música, que es un tremendo lenguaje, con un tremendo impacto. Seguimos escuchando reacciones del concurso de gente que todavía está opinando. Nosotros le pedimos a nuestros amigos y familiares que votaran y haciendo estas cadenas llegamos a todos lados. Les pedimos a los empleados de nuestros negocios, a amigos, y ellos nada que ver con Israel pero después del concurso nos decían: ‘Siento algo por Israel. Quiero ir a Israel. Esa tierra es hermosa'”.

El concurso, además, “fue un alivio en la pandemia porque la gente se ha sentido cohibida y estresada y estas actividades han traído tremenda alegría. Para ver la final del concurso había mucha emoción, como cuando hay finales de partidos de futbol. Había mucha emoción al rededor de esto. Ahora con la música estamos aportando nuestro granito de arena al amor manifiesto. Siempre pensamos en un amor manifiesto y desinteresado. No para obtener beneficios del Estado de Israel sino simplemente porque amamos al pueblo judío”.

Sobre la la canción que Sergio y Gabriel presentaron en el concurso, el primero de ellos nos cuenta un poco sobre el proceso creativo: “nosotros tenemos un grupo de producción musical. Gabriel es productor. Decidimos participar en esta iniciativa y designamos roles. Todos estuvimos de acuerdo de que fuera yo quien escribiera la canción y había que hacerlo de un día para otro porque nosotros empezamos a hacer la canción dos semanas antes, por el 15 de agosto. Me quedé hasta tarde escribiendo cosas. Es muy difícil empezar, ¿cómo le escribes a Israel? Es algo religioso pero también es tecnología, también es agricultura. Era difícil saber por dónde ir. Esa semana era la semana de la parashá de Ekev, y yo leí algunas cosas de esa parashá, de una tierra que fluye leche y miel, tierra de olivos, tierra de piedras, tierra con hierro. Empieza de una forma poética (…). Esos versos me ayudaron a esa primera estrofa”.

Pero en anhelo de estar en Israel sirvió para construir el coro de la canción. “Nosotros siempre queremos ir a Israel, y hablamos de si este año es posible, o será el otro L’Shana Haba’ah B’Yerushalayim y siempre vemos en nuestros círculos ese deseo de estar en Israel. Entonces pensé que eso iba a ser el coro. Todos aquí los que ya hemos ido o lo que van por primera vez, los que han ido diez veces, todos quieren estar en Israel. A mi me pasa que yo veo noticias o algo que tiene que ver con Israel y siento algo en el corazón. Que yo quiero estar allá. Eso es lo que dice el coro: “Yo quiero estar en Israel” y un detalle bonito es que nosotros cuando cerramos y hacemos Havdalá en nuestra comunidad, es una costumbre leer el Salmo 128 y este dice al final “que vivas para ver a los hijos de tus hijos y que veas la paz de Jerusalén. El coro de esta canción dice: “ver la paz de Jerusalén”. Ese es el anhelo que todos tenemos. Celebramos todo lo que está sucediendo en Israel, los acuerdos de paz, nos alegramos por todo lo que está pasando”.

Sobre el futuro de Sharim Israel, Ben Tasgal dijo que en 2021 el concurso se volverá a realizar, “así que el que esté pensando en algo para escribir o componer, sabe que el concurso se volverá a hacer y además en octubre haremos una especie de Óscar para premios de películas, cortos y publicidades llamado los Premios Tiro. Si te gusta el cine habrá una oportunidad para ti en el 2021″.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo