avatar_default

Enlace Judío México e Israel – Los dos siglos comprendidos entre 1350 y 1550 son lo que, en términos generales, suele ser identificado como el Renacimiento. Por supuesto, es una etiqueta arbitraria, pero funcional para entender uno de los momentos más interesantes en la evolución de la filosofía, la ciencia y las artes en Europa. Sobre todo, es el modo más razonable de comprender el proceso de finalización de la Edad Media.

Lo que nos resulta llamativo es que el Renacimiento, se trató de una época muy positiva para las comunidades judías que estaban asentadas en lo que hoy es el territorio italiano, y esto se debe a varios factores que se remontan incluso a las épocas del Imperio Romano.

La renovación de los ideales humanistas se inspiró en la antigüedad greco-latina, pero también fue profundamente impactada por el estudio de las fuentes hebreas. A esto se sumó la invención de la imprenta de tipos móviles por Johannes Guttemberg, hacia 1440, genialidad que provocó que el libro se convirtiera en un artículo accesible para mucha gente, situación que transformó radicalmente la expansión del conocimiento.

Muchos judíos estuvieron directa e intensamente relacionados con este proceso. Destacan Isaac Abrabanel —conocido en la Italia renacentista como León Hebreo— y el compositor Salomone Rossi (el primer “músico clásico” judío).

Irving Gatell nos explica cómo diversos factores confluyeron para que muchas comunidades judías encontraran en la Italia de ese momento un significativo respiro, en medio de una época oscura y trágica, marcada por las persecuciones contra los judíos en España, que entraron a su fase crítica en 1391, y culminaron con el Decreto de Expulsión en 1492.


Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo