avatar_default

Enlace Judío México e Israel – El liderazgo palestino se ha posicionado en contra del nuevo acuerdo de normalización de relaciones diplomáticas entre Israel y Sudán anunciado este viernes.

En un comunicado, la presidencia de la Autoridad Palestina condenó la normalización de relaciones entre Israel y Sudán, asegurando que contradice las decisiones de las cumbres árabes y la Iniciativa de Paz Árabe, informó la agencia palestina Wafa.

“La presidencia reafirma su aseveración de que nadie tiene derecho a hablar por el pueblo palestino y su causa”, se señaló en el mensaje.

Las Autoridad Palestina en seguida sostuvo que el único camino para la paz debe estar basado en el derecho internacional y el fin de la “ocupación israelí en el territorio del Estado de Palestina” que dé como resultado un Estado independiente con Jerusalén oriental como su capital.

“El liderazgo palestino tomará las decisiones necesarias para proteger los intereses/derechos del pueblo palestino”, agregó.

Un alto funcionario de la Organización para la Liberación de Palestina describió al acuerdo como una “nueva puñalada por la espalda” para los palestinos al acuerdo entre Israel y Sudán.

“La unión de Sudán con otros que normalizaron los lazos con el Estado de ocupación israelí representa una nueva puñalada por la espalda al pueblo palestino y una traición a la justa causa palestina”, dijo Wasel Abu Youssef a la agencia Reuters.

Abu Youssef dijo que la decisión del país africano de seguir los pasos de Emiratos Árabes Unidos y Baréin “no sacudirá la fe de los palestinos en su causa y en continuar con su lucha”

En esta línea, el vocero de Hamás, el grupo terrorista que gobierna la Franja de Gaza, afirmó a Reuters que con esta decisión Sudán ha tomado “la dirección incorrecta”.

El grupo terorrista Yihad Islámica Palestina se unió a las condenas en contra del acuerdo, llamándolo “una traición a Palestina” y una “amenaza” para el futuro de Sudán, reportaron medios palestinos.

La Yihad Islámica Palestina acusó al gobierno de Sudán de dar un “regalo gratuito” a Israel y pagarlo con el sustento financiero de su población empobrecida, con el fin de satisfacer al gobierno de Trump.

Por su parte, la legisladora árabe israelí Aida Touma-Sliman, miembro de la alianza electoral Lista Conjunta en la Knéset, condenó fuertemente en un mensaje de Twitter el nuevo acuerdo de normalización de relaciones entre Israel y Sudán.

“Netanyahu y Trump están liderando un cartel criminal regional: si no andan vendiendo armas, andan chantajeando a países para ir adelante con la normalización, como ocurrió con Sudán. Todo con el objetivo de ayudarles electoralmente”, escribió.

“Tal acuerdo entre Israel y un país distante no avanzará la paz o el bienestar de los pueblos de la región. Es un ejemplo más de que los palestinos están siendo echados de cabeza”, agregó.

Solo el “fin de la ocupación” de Israel en Judea y Samaria y el establecimiento de un Estado palestino podrán llevar la paz al Medio Oriente, afirmó la legisladora.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo