avatar_default

Enlace Judío México e Israel.- Irán denunció el sábado el acuerdo de normalización entre Sudán e Israel, diciendo que era el resultado de que Jartum pagara un “rescate”, mientras Baréin se convertía en el último país árabe en dar la bienvenida al anuncio del acuerdo.

Teherán denuncia el acuerdo entre Jerusalem y su exaliado Jartum, con quien los lazos se enfriaron en 2016; Baréin se une a los Emiratos Árabes Unidos para dar la bienvenida al anuncio de los últimos acuerdos

“Pague suficiente rescate, cierre los ojos a los crímenes contra los palestinos, luego lo sacarán de la lista negra del llamado ‘terrorismo'”, tuiteó el Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán. “Obviamente, la lista es tan falsa como la lucha de Estados Unidos contra el terrorismo. Vergonzoso”.

Sudán fue un aliado incondicional de Irán hasta 2016, ayudando a la República Islámica a contrabandear cohetes y otras armas a los grupos terroristas palestinos en Gaza. Esto llevó a Israel a bombardear repetidamente instalaciones militares en Sudán, según informes extranjeros.

Antes del anuncio del acuerdo de normalización el viernes, el estadounidense Donald Trump firmó una exención para eliminar a Jartum de la lista negra de patrocinadores del terrorismo estatal del Departamento de Estado. El Congreso dispone ahora de 45 días para aprobar la medida.

A principios de semana, Trump anunció su intención de firmar la exención después de que Sudán cumpliera su promesa de entregar 335 millones de dólares para compensar a las víctimas estadounidenses de ataques terroristas pasados ​​y a sus familias. Sudán transfirió los fondos al día siguiente.

El dinero está destinado a las víctimas de los atentados con bomba de 1998 contra las embajadas de Estados Unidos en Kenia y Tanzania por la red al-Qaeda mientras su líder, Osama bin Laden, vivía en Sudán.

La presencia de Sudán en la lista de [países] terroristas, junto con Irán, Corea del Norte y Siria, lo somete a sanciones económicas paralizantes y limita el acceso del empobrecido país al crédito internacional.

Además, un alto funcionario estadounidense dijo el viernes que Sudán se comprometió a designar a Hezbolá, respaldada por Irán, como organización terrorista como parte del acuerdo con Israel. El tema no se mencionó en la declaración conjunta de Israel, Sudán y Estados Unidos publicada por la Casa Blanca sobre el acuerdo de normalización.

Trump anunció el viernes el acuerdo entre Israel y Sudán en la Casa Blanca en una llamada con el primer ministro Benjamin Netanyahu y los líderes de Sudán.

En la llamada, Trump dijo que Teherán también eventualmente firmaría un acuerdo con Jerusalén.

El presidente de Estados Unidos predijo que “en última instancia” Irán posiblemente “se convierta en miembro de todo esto” y se sume al proceso de paz. “Me encantaría ayudar a Irán”, dijo. “Han pasado de [ser] un país rico a un país pobre en un período de tres años. Y me encantaría volver a encarrilarlos”, dijo, enfatizando que simplemente no pueden tener armas nucleares y deben dejar de gritar” Muerte a Israel”.

El acuerdo con Sudán se produjo después de que Israel firmara el mes pasado un acuerdo de normalización con los Emiratos Árabes Unidos y con Baréin.

El sábado por la mañana, Manama acogió con satisfacción el anuncio del acuerdo entre Israel y Sudán.

El Ministerio de Relaciones Exteriores del Reino de Baréin acoge con satisfacción el anuncio de un acuerdo para establecer relaciones entre la República del Sudán y el Estado de Israel, facilitado por Estados Unidos, como un paso histórico adicional hacia el logro de la paz, estabilidad y prosperidad en el Oriente Medio”, dijo el ministerio en un comunicado.

Más temprano en la mañana, los Emiratos Árabes Unidos aplaudieron la decisión de Sudán de normalizar las relaciones.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Emiratos Árabes Unidos dijo que el acuerdo era “un paso importante para impulsar la seguridad y la prosperidad en la región”, según la agencia de noticias estatal emiratí WAM.

Egipto, el primer país en firmar un acuerdo de paz con Israel en 1979, fue uno de los pocos países árabes que elogió públicamente el acuerdo entre Israel y Sudán.

“Doy la bienvenida a los esfuerzos conjuntos de Estados Unidos, Sudán e Israel para normalizar las relaciones entre Sudán e Israel y valoro todos los esfuerzos encaminados a establecer la paz y la estabilidad regionales”, tuiteó el líder egipcio Abdel-Fattah el-Sissi.

El gigante regional Arabia Saudita guardó un notable silencio.

Si bien declara oficialmente que no normalizará los lazos hasta que Israel firme un acuerdo de paz reconocido internacionalmente con los palestinos, Riad ha dado una aprobación tácita a los acuerdos con los Emiratos Árabes Unidos y Baréin y ha permitido que los aviones israelíes utilicen su espacio aéreo.

El liderazgo palestino criticó el acuerdo, como lo hizo con los acuerdos de normalización con los Emiratos Árabes Unidos y Baréin.

El ex presidente sudanés Omar al Bashir, en el centro, conversa con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, a la derecha, mientras el presidente de Yemen, Abdo Rabbo Mansour Hadi, mira mientras se preparan para una sesión de fotos en la cumbre extraordinaria de la Organización de Cooperación Islámica (OCI) sobre cuestiones palestinas Yakarta, Indonesia, lunes 7 de marzo de 2016 (AP Photo / Dita Alangkara via ToI)

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, dijo que “condena y rechaza” el acuerdo entre Israel y Sudán.

“Nadie tiene derecho a hablar en nombre del pueblo palestino y la causa palestina”, dijo el comunicado de la oficina de Abbas.

El grupo terrorista Hamas, que gobierna la Franja de Gaza, también condenó el acuerdo como un “pecado político” que perjudica tanto a palestinos como a sudaneses.

El acuerdo con Sudán incluirá ayuda e inversión de Israel, particularmente en tecnología y agricultura, junto con un mayor alivio de la deuda. Se produce cuando Sudán y su gobierno de transición se tambalean al límite. Miles de personas han protestado en la capital del país, Jartum, y en otras regiones en los últimos días por las terribles condiciones económicas.

Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo