avatar_default

Enlace Judío México e Israel – El partido Yamina de Naftali Bennett dijo el sábado que tiene la intención de reemplazar a Benjamín Netanyahu como primer ministro de Israel, informó el sitio The Times of Israel.

Yamina, que ha cosechado notables preferencias entre los israelíes en los últimos meses, según encuestas electorales, se mantiene en la oposición tras el gobierno de coalición surgido tras las elecciones del pasado mes de marzo.

Si las encuestas estiman al Likud como el partido más votado, que alcanzaría alrededor de 27 de 120 escaños de la Knéset si hubiera nuevas elecciones en este momento en Israel, Yamina le pisaría los talones, alcanzando hasta 24 escaños.

En respuesta a los reportes de un plan de la oposición para reemplazar a Netanyahu sin elecciones presentando una coalición alternativa, Yamina dijo que no apoyaría tal esfuerzo, porque no tenía ningún interés en cambiar una cosa mala por otra.

“Necesitamos ir a las elecciones y reemplazar al gobierno fallido de Netanyahu-Gantz por un gobierno nuevo, amplio y enérgico, dirigido por Naftali Bennett”, señaló el partido Yamina.

El Likud de Netanyahu respondió no atacando a Bennett, sino diciendo que estaba “entristecido y conmocionado por el uso de Bennett del término ‘treif’ para describir al primer ministro”, lamentó el partido gobernante, en alusión a las palabras usadas por su exsocio, un término del judaísmo para animales no Kosher, para referirse al mandatario.

El Likud pidió a Bennett que apoye la unidad y no la “política divisoria”.

Según un informe del Canal 12 publicado el viernes, los partidos de la oposición intentaron atraer a Yamina con la nominación de Moshe Ya’alon de Yesh Atid-Telem, un exministro de Defensa de tendencia de derecha, como primer ministro de Israel, como parte de una campaña de voto de censura en contra de Netanyahu.

Netanyahu el lunes pasado restó importancia al creciente apoyo en las encuestas a Yamina, que se ha producido a expensas del Likud del primer ministro.

“No me preocupan las encuestas. Nunca triunfo en las encuestas, solo en las elecciones”, dijo Netanyahu en un comunicado de su partido Likud.

También fue tras Bennett, quien está en la oposición, por votar a favor de un voto de censura la semana pasada en la Knéset que buscó echar abajo el gobierno de Netanyahu de manera fallida.

“Que decida si es de derecha o no de derecha. Creo que asombró a mucha gente, me asombró a mí”, dijo Netanyahu. “Puedo entender votar a favor de la dispersión de la Knéset, pero ¿votar por [el líder de la oposición en Israel] Yair Lapid como primer ministro?”.

Yamina ha descartado las críticas del Likud a Bennett por respaldar la medida, diciendo que estaba votando para echar abajo al gobierno, no para respaldar a Lapid, el líder del partido centrista Yesh Atid-Telem.

El creciente apoyo a Yamina se ha producido en medio de importantes críticas a Netanyahu por su manejo de la pandemia de COVID-19, con una mayoría de israelíes que desaprueban su actuación y creen que la toma de decisiones está impulsada principalmente por la ríspida política nacional.

Bennett ha tenido durante mucho tiempo una relación polémica con Netanyahu, pero fue parte del bloque religioso de derecha del primer ministro hasta que Yamina quedó fuera del nuevo gobierno cuando se formó en mayo.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo