avatar_default

Enlace Judío México e Israel – Tras el anuncio de normalización de relaciones, el gobierno de Sudán aceptó negociar la deportación de un gran número de inmigrantes ilegales de Israel, informó The Jerusalem Post.

El primer ministro Benjamín Netanyahu anunció en la reunión del gabinete que “una delegación de Israel y Sudán se reunirá pronto en Jartum para discutir la colaboración en varias áreas, incluyendo un acuerdo migratorio, que estamos discutiendo”.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Sudán confirmó que los países discutirán acuerdos comerciales y migratorios.

Algunos ministros del gabinete israelí señalaron que Sudán ya había acordado aceptar a los inmigrantes.

“Entiendo que ya han acordado un programa piloto, en un futuro muy cercano, para varios cientos” de sudaneses que serán deportados, dijo a Ynet el ministro de Energía Yuval Steinitz. “Y creo que, después de los cientos… varios miles se irán”

El Ministro de Cooperación Regional Ofir Akunis dijo a la emisora pública israelí Kan que el plan de deportación “es una parte muy importante de la normalización entre los países”.

La Radio del Ejército informó que Netanyahu planea asignar un comité profesional para elaborar planes de deportación de solicitantes de asilo sudaneses.

Miles de inmigrantes ilegales de Sudán llegaron a Israel en los últimos 15 años, y unos 6,200 permanecen en el país.

Según un registro de la Línea de Emergencia para Refugiados e Inmigrantes, la principal ONG israelí que se ocupa de cuestiones relacionadas con los solicitantes de asilo africanos, cerca de 4,400 proceden de áreas de conflicto como Darfur, las montañas Nuba y el Nilo Azul; el Ministerio del Interior concedió “estatuto humanitario” a unos 2,000 inmigrantes de esas regiones.

Akunis afirmó que la cifra de 6.000, citada por las organizaciones de ambos lados del debate no es exacta, argumentando que hay decenas de miles de personas viviendo en el sur de Tel Aviv, Eilat y Haifa.

El ministro sostuvo que los solicitantes de asilo de Darfur pueden ser deportados, porque “la situación es completamente diferente a la que existía cuando la Corte Suprema de Israel tomó decisiones [sobre el asunto]”.

El Centro de Política de Inmigración de Israel, que pide la deportación de los inmigrantes, afirma que más de 5,000 solicitantes de asilo sudaneses regresaron voluntariamente a su país, incluyendo algunos de Darfur.

El centro alega que varios países han deportado a inmigrantes de Darfur en los últimos años, incluyendo Australia, Bélgica, el Reino Unido, Francia e Italia y que actualmente, el conflicto en la región noroccidental de Sudán es mucho menor.

“Por lo tanto, el acuerdo allana el camino para devolver a la gran mayoría de los más de 6,000 ciudadanos sudaneses que se encuentran actualmente en Israel… incluso a aquellos que recibieron un estatus humanitario temporal en el pasado, con la excepción de disidentes especialmente destacados, y esperamos que el gobierno actúe para promover este retorno lo antes posible”, argumentó el director del Centro de Política de Inmigración de Israel, Yonatan Yakobovich.

Sin embargo, la Línea de Emergencia para Refugiados e Inmigrantes consideró que la gran mayoría de los solicitantes de asilo no serán enviados de vuelta a sus países de origen a pesar del proceso de normalización entre Sudán e Israel debido a la continua guerra civil y crímenes de guerra en las regiones de Darfur, las montañas Nuba y el Nilo Azul.

La ONG señaló que 5,119 solicitantes de asilo sudaneses han presentado solicitudes para que se les reconozca como refugiados.

Dijo que esas solicitudes debían examinarse y tramitarse individualmente y que no se podía simplemente ignorar a todo un grupo y enviarlo de regreso a Sudán.

La Línea de Emergencia afirmó que el Estado se había comprometido ante la Corte Suprema de Justicia a no devolver a ningún inmigrante a la región del Sudán si hubiera algún tipo de peligro debido a la inestabilidad y la guerra.

En la reunión del gabinete, Netanyahu dijo que “hasta hace unos años Sudán era un país enemigo que cooperaba con Irán en el contrabando de armas muy peligrosas a Hamás para su uso contra Israel”.

“Este cambio se produce como resultado de nuestra firme postura contra Irán, como resultado de nuestras acciones contra sus actividades y el intento de contrabando a través de Sudán y, por supuesto, como resultado de los cambios internos que tuvieron lugar en Sudán, que acogemos con satisfacción”, declaró.

Netanyahu anunció más tarde que Israel enviará a Sudán 5 millones de dólares en trigo, en un primer acto de amistad entre los países.

“Esperamos una paz cálida y estamos enviando inmediatamente 5 millones de dólares en trigo a nuestros nuevos amigos en Sudán”, escribió Netanyahu. “Israel trabajará estrechamente con EE.UU. para que el envío llegue a Sudán.”

En una entrevista a un periódico sudanés, el ministro de Inteligencia Eli Cohen reveló que planea visitar pronto Jartum con una delegación de empresarios y expertos en agricultura y tecnologías del agua. La oficina del ministro confirmó el reporte y agregó que la misión se encuentra en las primeras etapas de planificación.

Un informe del 15 de octubre del Ministerio de Inteligencia prevé acuerdos en materia de agricultura y desalinización con Sudán. También pide cooperación para evitar que el territorio sudanés sea utilizado por Irán o Hamás.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudíoMéxico

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo