avatar_default

Enlace Judío México e Israel – El agua en la luna puede ser más abundante y accesible de lo que se pensaba, lo que podría ser una buena noticia para los futuros astronautas, reconocen especialistas de la NASA.

Paul Hayne, de la Universidad de Colorado, Boulder, y su equipo utilizaron imágenes de la cámara y mediciones de temperatura tomadas por el Lunar Reconnaissance Orbiter de la NASA para mapear regiones frías y permanentemente en sombra en la luna, que se cree que son los lugares más propensos a contener hielo debido a su falta de exposición a la luz solar.

Si bien ha habido mucha evidencia de la presencia de agua en la luna, anteriormente se pensaba que estas “trampas frías” estaban restringidas a cráteres profundos de kilómetros de ancho.

Sin embargo, el equipo descubrió que también hay micro trampas frías, áreas en la escala de metro y milímetro que están permanentemente en sombra y, por lo tanto, podrían contener hielo más accesible.

En total, los investigadores estiman que las trampas frías ocupan unos 40 mil kilómetros cuadrados, o aproximadamente el 0.1% de la superficie de la luna.

“Estamos viendo millones y miles de millones de estas trampas frías a escalas que no se habían visto antes”, comentó Hayne sobre el hallazgo en el satélite natural de la tierra.

“Eso presenta una oportunidad para extraer hielo con mucha más facilidad. Creemos que esto es revolucionario en términos de lo que será posible para los astronautas en la luna”, agregó.

Un estudio separado también ha confirmado la presencia de hielo de agua (H2O) en lugar de hidroxilo (OH), que las observaciones anteriores no pudieron distinguir, de acuerdo con lo publicado por New Scientist.

Casey Honniball, del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Maryland, y sus colegas utilizaron el telescopio SOFIA de la agencia, que está montado en un avión para obtener una vista más clara de la atmósfera de la Tierra, para detectar una firma espectral que es exclusiva del agua.

“Grité de emoción”, reconoció Honniball.

Honniball dice que las lecturas son consistentes con la presencia de moléculas de agua individuales incorporadas en granos dentro de la superficie lunar. “Se espera que esta forma de agua se extienda por la superficie”, señaló.

“El agua es fundamental para la vida humana, pero su lanzamiento al espacio es caro”, comentó Honniball.

“Encontrar agua en la luna puede significar que podemos utilizar el agua que está allí en lugar de llevarla con nosotros”, agregó.

Pero aún no está claro qué tan estable es el agua en esta forma durante largos períodos, dice William Bottke del Southwest Research Institute en Colorado.

“Los astronautas también pueden tener grandes dificultades para extraer esta agua”, reconoció.

“Por ejemplo, para llenar una botella, los astronautas pueden necesitar procesar miles de kilogramos de rocas”, concluyó.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo