avatar_default

Enlace Judío México e Israel.- A través del proyecto “Psicología de la paz”,  los psicólogos de Israel y Emiratos Árabes Unidos se están embarcando en una investigación pionera para encontrar puntos en común entre las dos naciones, publicó The Jerusalem Post.

MELANIE SWAN

Los psicólogos que trabajan en ambos países se unen para utilizar “Psicología de la paz” como medio para promover la unidad regional.

Su proyecto “Psicología de la paz” será uno de los primeros en su campo en reunir a los académicos desde que se anunció la normalización entre los Emiratos Árabes Unidos e Israel el 13 de agosto.

La canadiense Louise Lambert, de la Universidad de los Emiratos Árabes Unidos, y la Dra. Shiri Lavy, de la Universidad de Haifa, dicen que es hora de traer unidad a la región, y qué mejor manera que a través de “Psicología de la paz”.

Los académicos analizarán las fortalezas del carácter de los adultos jóvenes y las formas de desarrollar las habilidades de empleabilidad del siglo XXI.

Lambert anticipa que, a través del proyecto “Psicología de la paz”, encontrarán que los jóvenes comparten muchas de las mismas preocupaciones: el deseo de hacer felices a sus padres; preocuparse por el futuro y por vivir una vida cómoda y segura; encontrar trabajo; y querer agradar.

“Somos mucho más similares de lo que pensamos”, dijo a The Media Line.

Según Lambert, “Psicología de la paz” es una oportunidad para que los Emiratos Árabes Unidos amplíen su misión para convertirse en una “economía del conocimiento”, un principio importante de su visión para diversificarse más allá de su una vez fuerte dependencia del petróleo.

Así como los negocios y las finanzas están demostrando ser un medio crucial para unir a las dos naciones, también puede hacerlo la psicología, y con Israel, el líder de la región en este campo, ella está encantada.

“Personalmente, “Psicología de la paz” me permite abrir realmente nuevos campos de datos y conocimientos”, dijo.

Israel invierte fuertemente en investigación y desarrollo, gastando casi el 5% de su PIB en investigación cada año, según el Banco Mundial. Los Emiratos Árabes Unidos gastan alrededor del 1,3%, que, aunque mucho más bajo, supera a otras naciones árabes, donde el promedio es de alrededor del 0,5%.

Entre las primeras de muchas asociaciones científicas de este tipo que florecen en áreas como la seguridad alimentaria y la salud, Lambert dice que la colaboración en campos como la psicología es fundamental para promover la paz y la tolerancia.

La investigación de “Psicología de la paz” utilizará una herramienta en psicología conocida como la “hipótesis del contacto”, es decir, temas comunes como familias, desafíos de la vida y gustos y disgustos comunes.

“Podemos profundizar en lo que sabemos sobre la naturaleza humana, sobre la psicología de la paz”, dijo.

“Realmente quiero resaltar que realmente no somos tan diferentes”, continuó.

“Compartimos las mismas preocupaciones, y cuando ves esto en números en un tamaño de muestra grande, [y] luego lo publicas, es difícil discutir con los datos publicados. Cuanto más construimos y encontramos estos números, se vuelve cada vez más difícil mantener el concepto de ‘diferencia’”, apuntó.

“Cuando comienzas a hablar con la gente, a escucharlos y reconocer que también les gusta el café, que también tienen hijos, te das cuenta de que el ‘gran monstruo malo’ es simplemente una persona como tú”, explicó.

“Reduce al ‘otro’ a tamaño humano de una manera en la que puedes interactuar y aprender”, dijo. “En términos de [el] desarrollo de relaciones pacíficas, es a través de esto: encontrar proyectos conjuntos de interés mutuo, interactuar, aprender unos de otros”. “Psicología de la paz” es realmente una buena oportunidad.

Es la forma de abrir avenidas, de abrir un camino a la conexión y colaboración humanas.

“Es poderoso para los estudiantes aquí ver a un israelí en la pantalla que realmente solo quiere hacer amigos. El valor de esto es la comprensión del otro de la gente”, dijo.

“Los investigadores pueden tomar una nueva dirección audaz, que puede tener tremendas consecuencias”, agregó. “Como académica, esto es muy emocionante”.

Lavy está de acuerdo en que tales estudios ayudan a reducir los prejuicios y, a su vez, aumentan la disposición positiva, superando los estereotipos negativos y el condicionamiento social. A medida que se reduce el prejuicio contra el otro, aumenta la sensación de unión mientras que disminuye la sensación de amenaza.

“Llevamos mucho tiempo deseando conectarnos con personas de los EAU, y mis alumnos y yo estamos deseando aprender más sobre la cultura [y] las creencias, así como los puntos en común y las diferencias relacionadas con nuestra investigación, como percepciones de felicidad y paz”, dijo a The Media Line.

La comprensión cultural y la construcción de puentes de conocimiento, así como las conexiones interpersonales entre académicos y estudiantes, pueden ayudar a las personas a dar pasos hacia la paz, dice Lavy.

“Estos procesos disminuyen el miedo y aumentan la cercanía. Aunque sea un pequeño paso, es un comienzo”, afirmó.

Tras conocerse que los Emiratos Árabes Unidos e Israel estaban listos para normalizar los lazos, la emiratí Norah Alawadhi se volvió reconocible internacionalmente a partir de una fotografía ahora icónica tomada con el israelí Ronny Gonen con vistas al Burj Khalifa en Dubai, los dos envueltos en sus respectivas banderas.

La foto ha sido compartida por gente como Ivanka Trump y Benjamin Netanyahu, y ahora se la ve como un símbolo de paz.

Los dos amigos han llegado a representar el mensaje de lo común sobre la diferencia.

“Sería muy interesante ver lo que la ciencia puede decirnos a unos de otros y qué tan comunes somos mental [y] emocionalmente”, dijo Alawadhi a The Media Line.

“Cuando se produjeron las conexiones con mis amigos israelíes, inmediatamente resultó muy natural y cómodo, sin esfuerzo”, señaló. “Tenemos mucho más en común de lo que nos separa”.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo