avatar_default

Enlace Judío México e Israel – Los ministros del gabinete de coronavirus del gobierno de Israel decidieron en la madrugada de este viernes (tiempo local) permitir la reapertura de sinagogas el domingo, pero los negocios seguirán cerrados al menos una semana más, informó The Times of Israel.

Los ministros también acortaron el plan para reabrir la economía del país de nueve, como originalmente se contemplaba, a solo seis etapas.

La decisión se tomó después de una larga reunión virtual en la que el ministro de Finanzas, Israel Katz, se enfrentó a otros funcionarios, incluido el primer ministro del partido, Benjamín Netanyahu, por la reapertura de los negocios.

Katz y el ministro de Salud de Israel, Yuli Edelstein, habrían votado en contra de la decisión, de acuerdo con reportes. Katz exigió la reapertura de las tiendas el domingo, y Edelstein dijo que el gobierno debería acordar las decisiones de cierre por unanimidad y ceñirse al plan de reapertura que exigía medidas de relajación cada dos semanas.

Se suponía que las sinagogas en Israel permanecerían cerradas hasta el 15 de noviembre, según el plan original de reapertura. El número de devotos se limitará a 10 en el interior y 20 al aire libre.

El gabinete del coronavirus de Israel también decidió que las casas de alquiler para vacaciones pueden reanudar actividades el domingo, pero que solo las familias nucleares pueden permanecer en las casas y que los inquilinos no pueden usar piscinas públicas o comedores comunes.

Las estéticas y salones de belleza de Israel también podrán reabrir los domingos, así como actividades “individuales”, que incluyen lecciones de conducción y entrenamiento físico personal.

La reapertura de las tiendas en las calles solo se llevará a cabo si las tasas de contagio son inferiores a 500 por día. Si los casos diarios permanecen por encima de 500, las tiendas solo volverán a abrir el 15 de noviembre, la fecha establecida en el plan de reapertura inicial.

Es probable que los centros comerciales y las áreas de mercados permanezcan cerrados, de acuerdo con el sitio Ynet.

La decisión de reabrir las tiendas una semana antes fue un compromiso entre el Ministerio de Salud, que quería mantener las tiendas cerradas hasta el 15 de noviembre, y el Ministerio de Finanzas, que quería que reanudaran actividades el domingo.

Katz apeló a Netanyahu durante la reunión para que adelantara las reaperturas de las tiendas, pero el primer ministro se negó. El funcionario terminó por provocar la ira de Netanyahu al tuitear contra el partido Kajol Lavan durante la reunión de los ministros.

Katz tuiteó que había pedido el apoyo de Netanyahu y dijo: “El Ministerio de Salud está actuando de manera opaca y está llevando a cabo una campaña costosa a espaldas de las pequeñas empresas, que comenzaron sus negocios con sus propias manos y ahora están al borde del colapso”.

A Netanyahu se le informó de los tuits durante la discusión y habría respondido al respecto: “Quien tuitee durante una discusión no debería ser miembro de la Knéset”, según Ynet.

Este jueves, Netanyahu rechazó de nuevo las críticas persistentes sobre su manejo de la crisis y defendió la decisión del gobierno de aplicar el segundo confinamiento nacional por COVID-19 en septiembre, diciendo que la medida había salvado vidas.

En una declaración televisada entregada antes de que el gabinete del coronavirus se volviera a reunir para discutir una mayor flexibilización de las medidas de cierre, se negó a comentar sobre su posición con respecto a la reapertura de los negocios.

Pero el primer ministro prometió que volvería a aplicar los confinamientos locales en ciudades que tienen altas tasas de contagio.

“No dudaré en sugerirle al gabinete que cierre una ciudad así”, dijo. “No importa qué segmento de la población sea”.

Al menos 384 nuevos casos de coronavirus se registraron este jueves en Israel, luego de que el miércoles se confirmaran un total de 688.

Con ello, suman 313,114 casos acumulados de coronavirus, mientras que la cifra de muertes llegó a 2,508, y las personas que se han recuperado de la enfermedad son 299,439.

Los contagios activos de coronavirus se han reducido a 11,164, de los que 9,863 están aislados en su domicilio particular y 542 en hoteles, mientras que 759 están hospitalizados.

La mayoría de los pacientes con enfermedad activa se encuentran estables, en tanto que 113 están en estado moderado y 440 están graves, de los que 191 están intubados a ventilación mecánica.

Un total de 34,646 pruebas de detección de coronavirus se realizaron a lo largo del miércoles, con una tasa de positividad del 2.2 por ciento, de acuerdo con el Ministerio de Salud de Israel.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo