avatar_default

Enlace Judío México e Israel – El jeque Ikrima Sabri, jefe del Consejo Supremo Islámico Palestino, ha pedido un “día de ira” el viernes para protestar contra los “intentos de dañar” al profeta Mahoma.

El llamado del jueves se produjo cuando los palestinos continuaban protestando contra el presidente francés Emmanuel Macron por sus recientes comentarios sobre el Islam.

El 2 de octubre, Macron habló ante una multitud reunida en el suburbio parisino de Bois d’Aulne, donde el maestro Samuel Paty había sido decapitado por un terrorista islamista radical después de que mostrara caricaturas del profeta Mahoma durante una lección sobre libertad de expresión.

“El Islam es una religión que está experimentando una crisis hoy en día en todo el mundo”, dijo Macron, y agregó que había defendido públicamente las caricaturas del profeta y se comprometió a abordar el islamismo extremo en Francia.

En varias protestas en Judea y Samaria (Cisjordania), los palestinos quemaron banderas francesas y pisotearon fotografías de Macron, acusándolo de encabezar una campaña contra el Islam y los musulmanes, de acuerdo a información de The Jerusalem Post.

Sabri, quien también se desempeña como predicador de la mezquita de al-Aqsa, dijo que los musulmanes “rechazan los dibujos ofensivos del profeta Mahoma y expresarán su rechazo a estas transgresiones incivilizadas”.

Las “caricaturas ofensivas contradicen la libertad de expresión y expresión” y tienen la intención de ridiculizar e insultar al profeta, acusó.

Los activistas palestinos planean manifestarse durante las oraciones del viernes en al-Aqsa para protestar contra el trato de Macron y Francia a los musulmanes, dijeron fuentes en Jerusalén oriental.

Mientras tanto, la policía de Jerusalén convocó al jeque Najeh Bkeirat, un alto funcionario de la Wakf, y le entregó una orden que le prohibía entrar al Monte del Templo durante una semana.

Recientemente, la policía ha citado a varios activistas de Jerusalén oriental para interrogarlos sobre sus actividades en la ciudad y en el Monte del Templo.

La llamada de Sabri se produjo cuando los comerciantes palestinos anunciaron un boicot a los productos franceses, y algunos han retirado de la venta los artículos fabricados en Francia.

Según el diario palestino Al-Quds, a principios de esta semana, el mufti palestino de Jerusalén y el director general del Departamento de Wakf se negaron a reunirse con el cónsul general francés en la ciudad a menos que Francia se disculpara.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo