(JTA) — Tony Blinken describió vívidamente el rescate de su padrastro en la era del Holocausto al aceptar este martes su nominación por el presidente electo estadounidense Joe Biden como secretario de Estado.

Blinken, un judío estadounidense, también señaló a otros antepasados ​​judíos que fueron refugiados al comienzo de su discurso de aceptación en Wilmington, Delaware.

Los comentarios sirvieron para señalar el compromiso de la administración entrante de revertir dos políticas distintivas de la presidencia de Donald Trump: la reducción del perfil de EE. UU. en el extranjero y la reducción en el número de refugiados recibidos por el país.

“Para mi familia, como para tantas generaciones de estadounidenses, EE. UU. ha sido literalmente la última mejor esperanza del mundo”, dijo Blinken. “Mi abuelo, Maurice Blinken, huyó de los pogromos en Rusia e hizo una nueva vida en EE. UU. Su hijo, mi padre Donald Blinken, sirvió en la Fuerza Aérea durante la Segunda Guerra Mundial y luego como embajador de EE. UU. Él es mi héroe y modelo a seguir.

“Su esposa, Vera Blinken, huyó de la Hungría comunista cuando era niña y ayudó a las futuras generaciones de refugiados a venir a EE. UU. Mi madre, Judith Pisar, tiende puentes entre EE. UU. y el mundo a través del arte y la cultura. Ella es mi mayor campeona”.

El segundo marido de su madre fue un sobreviviente del Holocausto, escritor y autor de un libro de memorias.

“Y mi difunto padrastro, Samuel Pisar, fue uno de los 900 niños de su escuela en Bialystok, Polonia, pero el único que sobrevivió al Holocausto después de cuatro años en campos de concentración”, dijo Blinken.

“Al final de la guerra, se escapó de una marcha de la muerte hacia los bosques bávaros. Desde su escondite, escuchó el retumbar de un tanque. En lugar de una cruz de hierro, vio una estrella blanca de cinco puntas. Corrió hacia el tanque. Se abrió la trampilla. Un soldado afroamericano lo miró. Cayó de rodillas y dijo las únicas tres palabras que sabía en inglés que su madre le había enseñado: God bless America (Dios bendiga América). El soldado lo llevó al tanque, a América, a la libertad. Eso es lo que somos”.

En la misma ceremonia, Biden presentó a miembros de su gabinete de seguridad nacional, incluido Alejandro Mayorkas, un judío nacido en Cuba que nominó como secretario de Seguridad Nacional.

Mayorkas, cuya madre fue una sobreviviente del Holocausto nacida en Rumania, en sus comentarios de aceptación habló de la huida de sus padres de la Cuba comunista.

“Mi padre y mi madre me trajeron a este país para escapar del comunismo”, dijo. “Apreciaron nuestra democracia y estaban muy orgullosos de convertirse en ciudadanos de los EE. UU.”

De la traducción (c)Enlace Judío México
Prohibida su reproducción

Israel no está solo

En la batalla de la información, estamos al frente
Llegamos a 8 millones de personas al mes
Únete a la defensa del único Estado Judío
Se parte de la Comunidad Enlace Judio

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈