avatar_default

Efraim Pavlov – Lynn Petra Alexander (1938-2011) nació en Chicago en el seno de una prominente familia judía (y apasionadamente sionista). Fue aceptada en la Universidad de Chicago cuando tenía sólo 15 años, y se graduó con una licenciatura cuatro años más tarde. Ese mismo año, se casó con Carl Sagan, que estaba en camino de convertirse en un científico de renombre mundial. Más adelante atendió a la Universidad de Wisconsin y obtuvo su maestría en genética y zoología, seguida de un doctorado de la UC Berkeley. En esa época se divorció de Carl Sagan y se casó con otro científico, Thomas Margulis. Aunque también se divorció de él, mantuvo el apellido y hoy en día es más conocida como Lynn Margulis.

En 1966, se convirtió en profesora de biología en la Universidad de Boston y permaneció allí hasta 1988, cuando se convirtió en Profesora Distinguida de Biología y Geociencias en la Universidad de Masachusetts. Su artículo de 1967 “Sobre el origen de las células mitosas” fue rechazado inicialmente por quince revistas y suscitó una gran controversia antes de ser confirmado experimentalmente en 1978. Gran parte de sus investigaciones (y la oposición a ellas) se basaron en demostrar errores básicos en la teoría de la evolución de Darwin. Ella diría que “La selección natural elimina y quizás mantiene, pero no crea”. Margulis ofreció una hipótesis propia, la endosimbiosis, ahora una teoría ampliamente aceptada en la biología y un mecanismo clave de la evolución.

Margulis también fue coautora del primer artículo sobre la ahora famosa hipótesis de Gaia sobre las intrincadas interacciones entre los seres vivos y el planeta. Margulis trabajó incansablemente hasta los últimos días de su vida. Fue coautora de otro gran (y controvertido) artículo en 2009, a la edad de 71 años. Ha sido llamada una “científica rebelde” y ha ganado innumerables premios, incluyendo la Medalla Nacional de la Ciencia del Presidente Bill Clinton y el Premio al Servicio Público de la NASA en Astrobiología. También tiene 15 doctorados honoríficos y fue elegida para la Academia Nacional de Ciencias. En 2002, se clasificó entre las 50 mujeres más importantes en el ámbito de la ciencia.

Fuente: Jew of the Week

avatar_default

Séfora es una mujer adulta con corazón de niña, cree fuertemente en que el único sentido del hombre es ético y como tal tiene una misión en la vida. Quiere recuperar una tradición perdida y agradece a Dios todos los días haber nacido como mujer. Le gustaría llegar a ser excelente ama de casa un día. Recuerda que la raíz de su nombre es hebrea (Tzipora) y quiere decir pájaro, símbolo de la libertad; para ella, el bien más preciado. Ve en el judaísmo una fuente de vida muy valiosa y se acerca a rabinos, escritores y personajes judíos para interpretar su mundo. Busca traducir palabras bellas para que más personas puedan encontrase en este mar.

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí