avatar_default

Samuel Eliezer ben Judah ha-Levi Edels también conocido como MaHaRShA fue uno de los principales comentaristas del Talmud.

Nacido en Cracovia en 1555, se trasladó a Posen en su juventud, donde se casó con la hija de Moses Ashkenazi Heilpern.

Su suegra, Edel, por cuyo nombre se le conoció más tarde, era una mujer rica y lo apoyó a él ya sus numerosos discípulos durante un período de 20 años, entre 1585 y 1605.

Después de su muerte, Edels asumió un cargo rabínico en Chelm. En 1614 fue nombrado rabino de Lublin, y en 1625 de Ostrog, donde fundó una gran ieshivá.

En el dintel de su casa, incendiada en 1889 estaba inscrito el verso: “El forastero no se alojó en la calle, pero yo abrí mis puertas al viajero” (Job 31:32). Su comentario sobre el Talmud es una de las obras clásicas de la literatura talmúdica incluida en casi todas las ediciones del Talmud.

El comentario se divide en dos partes. En su Ḥiddushei Halakhot explica el texto talmúdico con profundidad e ingenio. En su introducción a la obra, escribe que “por amor a la concisión” se abstendría de elaborar.

Termina la mayoría de sus comentarios con las frases: “Y pese con cuidado” o “Y el significado es simple”, aunque en realidad está lejos de ser claro y muchos estudiosos posteriores a menudo encontraron dificultades para entender su punto.

A menudo plantea una dificultad y dice: “Y esto puede resolverse”, dejando que los estudiantes encuentren la respuesta.

Le gustaba la casuística talmúdica, y solía decir: “Nadie puede llegar a la raíz y profundidad de un problema talmúdico sin un maestro que le enseñe pilpul”; pero se opuso con vehemencia al tipo de casuística que, en su época, llegó a conocerse como ḥillukim, en la que los estudiantes participaban en debates infructuosos para intentar demoler los argumentos de los demás.

En su Ḥiddushei Halakhot, las explicaciones de Edels de los problemas talmúdicos están generalmente de acuerdo con el punto de vista de Rashi y los tosafistas.

Su libro ganó tanta aceptación que la comprensión de los comentarios de Edels llegó a ser considerada durante muchas generaciones como una de las calificaciones del erudito talmúdico promedio.

La segunda parte de su comentario se llama Ḥiddushei Aggadot, en la que intenta explicar las difíciles aggadot talmúdicas de una manera racional, tomándolas a veces como parábolas con interpretaciones que difieren de su significado literal.

Sin embargo, criticó la tendencia predominante de los predicadores a distorsionar el sentido llano de los pasajes bíblicos y talmúdicos.

Aunque censura a “aquellas personas que en la generación actual dedican todo su tiempo al estudio de la Cabalá”, cita extensamente de la literatura cabalística.

También hizo uso de su conocimiento de la filosofía judía en su interpretación de las aggadot talmúdicas.

Adoptó una actitud positiva hacia las ciencias seculares, considerándolas importantes para una comprensión más completa de la Torá y su adquisición como algo vital para los judíos eruditos en sus disputas con los no judíos.

Sus declaraciones a veces están marcadas por un espíritu de investigación crítica. Decide, por ejemplo, que el Targum al Pentateuco atribuido a Jonathan b. Uzziel no está con él. Siente que los tosafot del tratado Yoma son diferentes en estilo de los de otros tratados.

Estableció que algunas declaraciones o pasajes en el comentario de Rashi y en el tosafot se habían originado como comentarios marginales de estudiantes que no habían entendido el pasaje, y con el transcurso del tiempo estos comentarios habían llegado a ser interpolados en el texto.

Edels reprendió a sus contemporáneos por tomar a la ligera ciertos preceptos, por ejemplo, aquellos que beben en exceso en la comida melavveh malkah el sábado por la noche y, por lo tanto, descuidan la recitación del Shemá al retirarse, y se levantan demasiado tarde a la mañana siguiente para el horario establecido por la ley. lectura del Shemá y recitación de las oraciones de la mañana.

Fue un crítico agudo de los males sociales en las comunidades, como la deshonestidad y el egoísmo de algunos parnasim ricos.

Reprochó a los rabinos de su tiempo por intimidar a sus comunidades por motivos que no eran puramente altruistas, y le irritaba el hecho de que “en estos tiempos, quien posee riquezas es designado para un cargo público por un precio y está en constante búsqueda del honor”.

En 1590 participó en una sesión del * Consejo de las Cuatro Tierras, que prohibió a los que adquirieran cargos rabínicos. Edels era muy estimado por los eruditos de su época. Joel * Sirkes, en su discurso a los líderes del Consejo de las Cuatro Tierras en Lublin, dijo: “Tienen entre ustedes al hombre más grande de la generación actual … con quien consultar y deliberar”.

En su lápida, Edels es descrito como “un hombre santo … ejemplar en su generación … cuya fama viajó por todas partes. Su gran obra fue una luz para los ojos de los Sabios de Israel”.

También fue muy apreciado por las generaciones posteriores. Jonás Landsofer exhortó a sus hijos a prestar mucha atención a las obras de Edels, “porque sus escritos son sorprendentemente concisos y sondean las profundidades de la verdad de la Torá … El espíritu de Dios habló a través de él, porque sin la inspiración divina habría sido imposible para un hombre para escribir un libro así”.

Las otras obras de Edels son Zikhron Devarim, novellae del grupo de eruditos en Posen (publicado por su suegra en 1598); una oración penitencial que comienza con las palabras: “El Elohai Dalfah Einai”; y una oración penitencial escrita en memoria de los mártires de Varsovia (1597).

El hijo de su hermano, cuyo nombre no se ha conservado, se dirigió a Marruecos y aparentemente se estableció allí.

Su obra Sha’arei Ḥokhmah, sobre agadá y homilética, se conserva en muchos manuscritos. En él cita a su tío y a muchos de los otros grandes eruditos de Polonia del siglo XVII, incluido Israel Spira, hijo de Nathan Spira, a quien llama “mi maestro”, y Abraham Abele Gombiner.

Murió un 30 de noviembre de 1631, en Ostrog, Ucrania.

Los maestros rabínicos modernos lamentan el abandono del comentario talmúdico de Edels.

Además de la profundidad de sus ideas, el trabajo de Edels es fundamental para enseñar el análisis correcto del texto talmúdico.

Con información de Encyclopedia.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí