avatar_default

La jefa de servicios de salud pública del Ministerio de Salud de Israel, Sharon Alroy-Preis, advirtió este martes que Israel se encuentra “al inicio de la tercera ola” de COVID-19.

En una rueda de prensa, Alroy-Preis resaltó que el lunes, como no ocurría desde hace más de un mes, se superó la barrera de los 1,200 nuevos contagios diarios confirmados por las autoridades, recogió Ynet.

Alroy-Preis hizo suyas las palabras manifestadas horas antes por el comisionado del gobierno para coronavirus, Najman Ash, en vista de la tendencia de aumento en la epidemia.

“Estos datos nos preocupan mucho. Como apuntó en la mañana el profesor Ash, esta es una situación de emergencia en la que vemos un aumento de la epidemia, uno que es significativo. Podemos reconocer ya que este es el inicio de la tercera ola [de COVID-19]”, expresó la funcionaria.

Al aumento ya registrado en los contagios, queda sumar los que se generen en los próximos días con la reapertura de los centros comerciales el pasado viernes y con el regreso a clases de más grados escolares el domingo, precisó la funcionaria.

Destacó el problema de los israelíes que actualmente regresan contagiados provenientes de países con significativa transmisión comunitaria en estos momentos.

Lamentó que de este flujo de israelíes que regresan de países con altos niveles de contagios, solo alrededor del 25 por ciento decide aislarle luego de llegar al país, según datos de la dependencia.

“Tenemos una gran actividad epidémica que proviene de países [extranjeros] ‘rojos’. Queremos asegurarnos de que los viajeros que regresan de los países ‘rojos’ se aíslen”, declaró.

Ante esta problemática, indicó que los funcionarios de la dependencia están considerando la posibilidad de reabrir hoteles destinados específicamente para recibir a aquellos que regresan del exterior con el fin de que transiten una cuarentena en sus instalaciones.

Alroy-Preis dijo estar convencida de que Israel tendrá que transitar el próximo invierno aún sin las vacunas contra COVID-19, que se espera que pronto estén listas, debido a que, aún así puedan llegar algunas al país, serían muy pocas dosis para la población en general.

En vista de ello, la funcionaria instó a la población a seguir haciendo un uso adecuado de los cubrebocas y conducirse con responsabilidad.

Actualmente, precisó Alroy-Preis, los principales focos de contagios de coronavirus en Israel se encuentran en la población árabe israelí, con cerca del 40 por ciento, y en el sector ultraortodoxo, con cerca del 9 por ciento.

La funcionario informó que un total de 90 localidades a lo largo de Israel se encuentran en una tendencia de contagios que se está agravando, entre ellas las ciudades de Ramat Gan y Be’er Sheba.

Sobre las declaraciones previas del viceministro de Salud Yoav Kisch alrededor de un posible toque de queda en Janucá, Alroy-Preis aseguró que por el momento no hay nada afianzado sobre cualquier tipo de cierre durante dicha época festiva y que se sigue discutiendo.

Sin embargo, el director general del Ministerio de Salud, Jezy Levy, descartó que por el momento la situación pinte como lo manifestaron Alroy-Preis y Ash.

“No estamos en una situación de emergencia en este momento”, dijo Levy al Canal 12 de Israel. “Es probable que el aumento de la morbilidad nos lleve allí, tal vez incluso en grandes saltos, pero ciertamente todavía no hemos llegado ahí”.

Según el Ministerio de Salud de Israel, este martes se confirmaron al menos 789 nuevos casos, después de que se diagnosticaran 1,244 el día anterior, lo que eleva el número de casos acumulados a 337,961.

El número de muertos se situó en 2,877, con 12 muertos adicionales desde la mañana. Los casos activos aumentaron aún a 10,707, con 264 en estado grave, incluidos 84 intubados a ventilación mecánica.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí