avatar_default

Enlace Judío México e Israel – Los efectos económicos de la pandemia se seguirán sintiendo en Israel durante mucho tiempo, con un aumento de los niveles de pobreza, y lenta recuperación según un informe publicado por el Centro Taub de Política Social.

“La recesión económica que resultó de la pandemia y el desempleo masivo que la acompañó han tenido un efecto nocivo en los ingresos de cientos de miles de familias durante un período de muchos meses”, señaló el informe.

“Las principales víctimas son poblaciones con una situación laboral débil que cuentan con pocos sistemas de apoyo y escaso colchón económico. Esto es particularmente cierto en el caso de los trabajadores más jóvenes”, así como de los que se encuentran próximos o después de la edad de jubilación.

Si bien la tasa de desempleo de Israel era de un saludable 3.4% a fines de 2019, esa cifra se disparó durante la crisis, alcanzando un máximo del 22% en abril. Las proyecciones muestran que el promedio anual se ubicará entre el 15 y el 20%. Las medidas de desigualdad también aumentaron entre un 1.5% y un 4%, según el informe.

Volver al pleno empleo y recuperación probablemente llevará varios años. El Ministerio de Hacienda proyecta que la tasa de desempleo oscilará entre el 7.2% y el 10.2% dentro de un año, y seguirá cayendo gradualmente a partir de entonces.

Con base en estas cifras, el Instituto Nacional de Seguros estima que la pobreza aumentó entre un 8% y un 14%. Sin los pagos por desempleo y otros beneficios sociales, la pobreza podría haber crecido hasta en un 20%, según el informe.

Una encuesta realizada junto con el informe encontró que el 21% de los encuestados dijo que alguien en su hogar se vio obligado a reducir el consumo de alimentos o su número de comidas diarias como resultado de la crisis. Entre los árabes israelíes, ese número llegó al 33%.

Mientras tanto, el 42% de la población informó sentir presión y ansiedad y alrededor del 26% informó que su estado emocional se había deteriorado durante la crisis.

El costo del desempleo y otros planes de asistencia social directamente relacionados con la crisis fue de alrededor de 50 mil millones de nuevos shekels, estimó el Centro Taub.

Los gastos de Israel en bienestar probablemente aumentaron alrededor del 47% en 2020 a nuevos shekels 183b., Dijo el informe, aunque alrededor del 6% de eso fue atribuible a factores ajenos al coronavirus.

El número de personas que reciben prestaciones por desempleo se disparó más del 1000% como resultado de la crisis, de unas 70 mil personas a principios de año a unas 900 mil en abril. Los pagos por desempleo fueron mayores solo en mayo que durante todo el 2019.

Otros esfuerzos de bienestar también crecieron rápidamente, incluyendo “la expansión de la cobertura por parte del sistema de seguridad social, y en particular el programa de seguro de desempleo (después de años de reducción de este programa), un aumento de las pensiones por discapacidad, la provisión de asistencia financiera a los autónomos que no son elegibles para el seguro de desempleo, y una expansión del programa de subsidio salarial”.

Al mismo tiempo, las inversiones en programas de capacitación laboral con visión de futuro disminuyeron, según el informe.

Mientras tanto, el PIB de Israel cayó aproximadamente un 3% durante los primeros tres trimestres del año y probablemente entre un 4.5% y un 5% durante el año. Esto podría retardar aún más la recuperación de la economía de Israel en unos seis años, según el informe.

La disminución del PIB, junto con la disminución de los ingresos fiscales, significa que el déficit del gobierno probablemente superará el pronóstico del Banco de Israel del 13% del PIB para el año.

En comparación, el déficit del año pasado fue del 3.7% del PIB, que fue más alto de lo esperado en ese momento de acuerdo a información de The Jerusalem Post.

A pesar de los enormes gastos de emergencia de Israel, “la respuesta es claramente insuficiente y no incluye a todas las víctimas de la pandemia y la crisis económica”, concluyó el informe.

“Ya está claro que los efectos adversos de la crisis se sentirán durante mucho tiempo y que es probable que aumenten la incidencia de la pobreza y empeoren la desigualdad, dos facetas de la sociedad israelí que eran excepcionalmente altas antes de la crisis”, concluyó.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí