avatar_default

Enlace Judío – Todos los israelíes mayores de 55 años comenzarán a recibir la primera dosis de la vacuna contra COVID-19 de Pfizer-BioNTech a partir de esta semana, anunció este lunes el Ministerio de Salud, lo que aumenta el sector de la población que será inoculada.

Según la dependencia gubernamental, esto se llevará a cabo gracias al reciente envío de vacunas adicionales de Pfizer-BioNTech. Hasta el momento, la campaña de vacunación se ha centrado en mayores de 60 años, personal médico y grupos de riesgo.

El domingo, al menos 49,897 israelíes recibieron la primera dosis de la vacuna, lo que elevó el total a 1,870.652, lo que mantiene a Israel como el primer país a nivel mundial en la administración per cápita de la vacuna, recogió The Times of Israel.

Netanyahu prometió el domingo que Israel intensificará aún más su campaña de vacunación, con el objetivo de administrar 170,000 dosis al día, luego de que unas 700 mil dosis de la vacuna llegaron el domingo al Aeropuerto Ben-Gurión.

Moderna informó a una empresa naviera israelí que puede esperar un envío de hasta 480,000 dosis de su propia vacuna COVID-19 el miércoles o jueves, informó el Canal 12 israelí. Un primer envío de Moderna de más de 100,000 dosis llegó a Israel la semana pasada.

El Ministerio de Salud dijo que estaba intentando frenar una campaña de los servicios de salud del país, encargados de administrar las vacunas, de ofrecer vacunas a cambio de que los ciudadanos se afiliaran a sus respectivos servicios.

El subdirector del departamento de supervisión de los servicios de salud en el Ministerio de Salud advirtió que se tomaba “muy en serio” la prevención del “uso cínico de un recurso nacional para reclutar clientes”, y agregó que podría constituir un delito, informó el sitio de noticias Ynet.

Mientras tanto, fuentes del Ministerio de Salud le dijeron a la emisora ​​pública Kan este lunes que la salida del actual confinamiento por COVID-19 en Israel, que se endureció el pasado viernes, será gradual y dependerá de la tasa de vacunación y la tendencia observada en los pacientes hospitalizados en estado grave.

Incluso una vez que termine el confinamiento actual, programado para el 21 de enero, la economía no reabrirá por completo de inmediato, agregaron fuentes del Ministerio de Salud.

Ran Balicer, jefe del panel de expertos que asesora al comisionado del gobierno para coronavirus, Nachman Ash, dijo a Kan que “se pueden ver los primeros signos de estabilización, pero es difícil predecir” lo que sucederá después.

“En una semana y media será más fácil tomar decisiones sobre la continuación [del confinamiento]”, agregó Balicer.

“Estamos comenzando a ver signos de una disminución en la tasa de infección”, dijo Tomer Lotan a Radio 103 FM, un alto funcionario del Ministerio de Salud.

Según las cifras publicadas el lunes por la mañana por el ministerio, el domingo se registraron 6,780 nuevos casos de coronavirus, lo que eleva el número total de infecciones confirmadas en Israel desde que comenzó la pandemia a 495,063, incluidos 69,762 casos activos, acercándose al récord de más de 72,000 casos activos que se confirmó en septiembre pasado.

De ellos, 1,070 están en estado grave, un máximo histórico, incluidos 242 en ventiladores y 304 en estado crítico. El número de muertos se elevó a 3.689.

El sábado, el Ministerio de Salud dijo haber identificado cuatro casos de la nueva variante de coronavirus sudafricano en Israel, la primera vez que se descubrió la mutación en el país. Se estima que una variante británica que también es particularmente contagiosa se está propagando en la población israelí.

El Ministerio de Salud ha enfatizado que, al igual que con la variante británica, no hay evidencia de que la variante sudafricana cause una enfermedad más grave, aunque es más contagiosa.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí