avatar_default

Enlace Judío – El servicio de salud Maccabi de Israel, uno de los cuatro organismos responsables de la vacunación en el país, reveló este lunes que solo un mínimo porcentaje de las personas que han recibido la vacuna contra COVID-19 contrajo la enfermedad.

Maccabi informó que de 128,600 de sus afiliados que recibieron el esquema completo de la vacuna contra COVID-19 de Pfizer-BioNTech, y que llevan más de una semana de tener la segunda inyección, solo 20 se contagiaron de coronavirus, de acuerdo con información de The Jerusalem Post.

Según el servicio de salud, de esta veintena de casos, el 50 por ciento padece de enfermedades crónicas y la mayoría de ellos presentaron una síntomas relativamente ligeros, que incluyeron dolor de cabeza, tos, debilidad o fatiga. Ninguno requirió hospitalización o sufrió de alguna fuerte fiebre.

Esto podría ser un indicador de que la vacuna previene enfermedades graves incluso cuando las personas se contagien, dijo Maccabi, pero agregó que es imposible saber qué trayectoria habrían tomado sus síntomas sin la vacuna.

Anat Ekka Zohar, directora de la División de Información y Salud Digital de Maccabi, dijo que “el hecho de que los pacientes infectados provengan de diferentes perfiles es consistente con los resultados del ensayo de Pfizer”.

“Vigilaremos de cerca a estos pacientes para examinar si continúan sufriendo síntomas leves solamente y no desarrollan complicaciones como resultado del virus”, dijo.

Maccabi calificó el hallazgo de estos datos como “muy alentadores”.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí