avatar_default

Enlace Judío – El gobierno de Canadá manifestó su rechazo a la reciente decisión de la Corte Penal Internacional que habilita una potencial investigación sobre funcionarios y militares de Israel por la presunta comisión de crímenes de guerra.

En un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Canadá, encabezado por Marc Garneau, reafirmó el rechazo del país norteamericano a reconocer a Palestina como un Estado y a su adhesión a la Corte Penal Internacional.

“Canadá apoya firmemente a la Corte Penal Internacional y el importante trabajo que realiza como pilar clave del orden internacional basado en reglas. Canadá sigue respetando la independencia de sus jueces y de la fiscal de la Corte Penal Internacional“, señala la dependencia en un comunicado.

Canadá está firmemente comprometido con una solución de dos Estados al conflicto palestino-israelí. Continuamos apoyando el objetivo de una paz integral, justa y duradera en el Medio Oriente, incluida la creación de un Estado palestino que conviva en paz y seguridad con Israel. La creación de un Estado palestino solo puede lograrse mediante negociaciones directas entre las partes.

“Hasta que tales negociaciones tengan éxito, la posición de larga data de Canadá sigue siendo que no reconoce un Estado palestino y, por lo tanto, no reconoce su adhesión a los tratados internacionales, incluido el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional. Canadá ha comunicado esta posición a la Corte en varias ocasiones”.

Según constató la propia Sala de Cuestiones Preliminares I de la Corte Penal Internacional en su decisión, Canadá fue el único gobierno que se opuso, si bien no al punto de interpelarlo formalmente, al ingreso en 2015 de la Autoridad Palestina al Estatuto de Roma, que da base jurídica al tribunal.

“La Misión Permanente de Canadá señala que ‘Palestina‘ no cumple los criterios de un Estado según el derecho internacional y no reconocido por Canadá como estado”, sostuvo en ese momento el gobierno canadiense.

“Por tanto, para evitar confusiones, la Misión Permanente de Canadá desea tomar nota de su posición de que, en el contexto de la presunta adhesión palestina al Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, ‘Palestina‘ no puede adherirse a esta convención, y que el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional no entra en vigor ni tiene efecto sobre las relaciones convencionales de Canadá con respecto al ‘Estado de Palestina'”.

El gobierno de Justin Trudeau en Canadá se ha unido al de su vecino Joe Biden en EE. UU. en manifestar su rechazo a la decisión de la Corte Penal Internacional.

“Nos preocupan seriamente los intentos de la Corte Penal Internacional de ejercer su jurisdicción sobre personal israelí. EE. UU. siempre ha asumido la posición de que la jurisdicción del tribunal debe reservarse para los países que lo consientan o que sean remitidos por el Consejo de Seguridad de la ONU“, dijo el Departamento de Estado norteamericano.

Washington también sostiene el argumento de Canadá e indicó que  “no creemos que los palestinos califiquen como un Estado soberano y, por lo tanto, no están calificados para membresía como Estado o participar como Estado en organizaciones o entidades internacionales, o conferencias”.

Al respecto, la Sala de Cuestiones Preliminares I admitió en su resolución que no es competente para determinar asuntos de la condición de un Estado que puedan convertirse en normas obligatorias para la comunidad internacional.

No obstante, el órgano sostuvo que en esta decisión no se ha pronunciado para resolver una disputa fronteriza bajo el derecho internacional ni un asunto sobre fronteras futuras relacionado a Israel y Palestina, sino solamente para definir la competencia de jurisdicción territorial de la Corte Penal Internacional en los territorios de Judea y Samaria (Cisjordania), Gaza y Jerusalen Este.

En vista de ello, determinó que, independientemente del estatus bajo el derecho internacional de Palestina, su adhesión al Estatuto de Roma siguió el procedimiento correcto y ordinario de todos los demás Estados y que no tiene autoridad para impugnar y revisar el resultado del procedimiento de adhesión llevado a cabo en su momento hace seis años.

Palestina, de acuerdo con el órgano judicial bajo este argumento, ha acordado someterse a los términos del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional y tiene derecho a ser tratado como cualquier otro Estado que es parte del convenio en los asuntos relacionados a la investigación y eventual juzgamiento de crímenes de índole internacional.

Tras la decisión, se espera que la fiscal de la Corte Penal Internacional, Fatou Bensouda, quien solicitó a la Sala de Cuestiones Preliminares I dilucidar el tema de la jurisdicción territorial, decida si abrir o no su respectiva investigación sobre funcionarios y miliares de Israel, así como sobre miembros de grupos terroristas palestinos.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


1 COMENTARIO

  1. La Corte Penal Internacional es otro amaño desvergonzado en manos de la peste comunista que conforma la ONU. Ello se comprendió cuando Nicaragua ganó la demanda contra la soberanía que Colombia ejerce sobre las islas y áreas marinas del Caribe occidental y que venía ejerciendo desde antes de la independencia de España. La realidad es que la CPI se posicionó descaradamente parcializada a favor de los intereses de China comunista en su fallido plan de la construcción de un nuevo canal interoceánico en Nicaragua. Una de las jueces de la CPI era china y los intereses del fallo estaban a favor del partido comunista chino. Es decir, la CPI funciona igual que la OMS, como la UNASCO y como la Comisión de los Derechos Humanos de la ONU conformada por países que los violan todos los días…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí